Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-12-2004

Despus del peor ataque a EEUU empieza la fuga de contratistas

Rupert Cornwell
The Independent/Pgina/12


Un importante contratista de Estados Unidos se retir de un gran proyecto de reconstruccin iraqu, la ltima seal del modo en que la creciente violencia en Irak amenaza ahora con desbaratar los planes de Estados Unidos para democratizar y reconstruir el pas. La noticia se conoci menos de 24 horas despus de la devastadora explosin en una base militar de Estados Unidos cerca de Mosul, y mientras fuerzas estadounidenses e iraques comenzaban ayer una operacin de rastrillaje en esa ciudad del norte del pas, que la mayor parte del tiempo desde la ocupacin se haba mantenido tranquila, en busca de insurgentes despus del atentado que ocasion la muerte de 22 personas, incluyendo a 14 soldados estadounidenses. Simultneamente, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, adverta que los comicios del prximo enero no marcarn el fin de la insurreccin, aadiendo que esperar un Irak pacificado luego de las elecciones sera un error.

Mientras los investigadores se disponan a examinar los restos de la carpa en la Base de Operaciones de Vanguardia Marez, creca la evidencia que el ataque fue un trabajo interno, a cargo de un terrorista suicida y empleado civil iraqu, ms que un ataque de misil o mortero lanzado por insurgentes desde afuera, como se sospech al principio. Esta explicacin no slo encajara con la declaracin de un grupo islmico radicalizado, el Ejrcito de Ansar al Sunna, vinculado con la red Al Qaida de Osama bin Laden, en el sentido de que el ataque fue un acto de martirio, sino con un informe divulgado por la televisin ABC en el sentido de que los investigadores haban descubierto restos de un torso y una mochila que pudieron haber pertenecido a la persona que deton la bomba, as como esquirlas del tipo encontrado en otros atentados suicidas. Ayer, el impacto pleno del ataque comenz a absorberse cuando la TV mostr las primeras, sombras imgenes de algunos de las decenas de heridos de Mosul que fueron trasladados por un avin de transporte militar a la base de la Fuerza Area de Estados Unidos en Ramstein, Alemania. Se dice que ocho de los heridos estn en condiciones crticas, lo que hace temer que el nmero de bajas fatales aumente an ms. La respuesta oficial aqu es que Estados Unidos no ser forzado a posponer las elecciones previstas para el mes que viene, ni menos aun a una salida prematura de Irak. Pero el incidente, el ataque ms mortfero a instalaciones de Estados Unidos durante los 20 meses de ocupacin, est destinado a aumentar las dudas en Washington sobre la totalidad de la operacin.

Aun antes del ataque, un 56 por ciento de los estadounidenses senta que la invasin haba sido un error, de acuerdo con una encuesta esta semana. Ahora las dudas que se presentan son an mayores. Ayer el New York Times se preguntaba: Puede Estados Unidos, con la ayuda de fuerzas de seguridad iraques, cuya actuacin ha sido despareja en el mejor de los casos, garantizar la seguridad de los iraques que van a las elecciones el 30 de enero cuando no puede mantener a resguardo a sus propias tropas en su propia base?.

Mientras tanto, un gran contratista de Estados Unidos se retir del plan de reconstruccin iraqu de 20.000 millones de dlares, subrayando el impacto que la continuacin de la violencia tiene sobre los intentos de reconstruir la destruida infraestructura del pas. Segn el Los Angeles Times, Contrack International, que encabeza una sociedad que gan una licitacin por 325 millones de dlares para 12 grandes contratos de reconstruccin acordados este ao, dej de trabajar en el proyecto por los prohibitivos costos de seguridad. Es el negocio ms grande en caer, vctima de la insurgencia en Irak hasta ahora. El temor es que otras empresas puedan seguir el ejemplo de Contrack, o no licitar para trabajaren el pas, poniendo an ms en peligro las perspectivas para la reconstruccin.

Para Bush, que un visitante a la Oficina Oval describi como perturbado por la matanza, la rapidez de los hechos no poda suceder en peor momento. En su conferencia de prensa, el da antes del ataque, admiti que la insurgencia estaba teniendo un efecto, pero prometi que las elecciones seguiran adelante tal como estaban previstas. Ahora, el ataque podra debilitar an ms el apoyo para el secretario de Estado Donald Rumsfeld, ampliamente culpado por no enviar suficientes tropas a Irak, y por no asegurar la proteccin adecuada a aquellos que estn ah. Aun peor, la ambiciosa agenda interior del presidente podra estar en riesgo si la crisis de Irak se sale de control.

El Pentgono dice que siempre esper mayores ataques tanto sobre las tropas estadounidenses como sobre los funcionarios iraques trabajando con los estadounidenses en los momentos anteriores a las elecciones. Pero el ataque de Mosul lleg sin embargo como un golpe terrorfico, empeorado por el hecho de ocurrir en medio de las festividades navideas. Algunos de los medios de Estados Unidos han sugerido que podra ser un hito en la triste historia del Irak post Saddam.

Traduccin de Celita Doyhambhre




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter