Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-10-2009

Acerca del documental FARC-EP: La insurgencia del siglo XXI, de Diego Rivera
La cmara en la selva

Florencia Torres Freeman
Rebelin

Mientras Estados Unidos lanza su Cuarta Flota e instala siete nuevas bases militares en Colombia, en distintos pases de Amrica Latina se acaba de estrenar simultneamente FARC-EP La insurgencia del siglo XXI, largometraje documental que narra el conflicto armado desde el punto de vista de la guerrilla bolivariana.


En el siglo XXI la insurgencia es un souvenir del pasado? Se acabaron las ideologas? Los revolucionarios se han convertido en delincuentes, narcotraficantes, bandoleros, terroristas?

Los grandes monopolios de la (in)comunicacin insisten con un mensaje viejo, gastado y nico: la insurgencia colombiana no tiene ideologa, formacin cultural ni proyecto poltico. Su corazn mercenario palpita al ritmo frentico y alocado de la coca. El antiguo y tenebroso oro de Mosc ha sido reemplazado por los maletines repletos de dlares y euros, provenientes del narcotrfico. Los indgenas masacrados, las mujeres violadas, los jvenes maltratados. En las pantallas de TV el movimiento guerrillero se ha convertido en un monstruo mucho ms temible que Satn, Lucifer, Luzbel y los peores demonios medievales.

El viejo y barbudo Karl Marx comenzaba su clebre Manifiesto Comunista afirmando que Un fantasma recorre Europa: el espectro del comunismo. Contra este espectro se han conjurado en santa jaura todas las potencias de la vieja Europa ... No hay un solo partido de oposicin a quien los adversarios gobernantes no motejen de comunista. Si se reemplaza comunismo por FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejrcito del Pueblo), hoy el fantasma contina deambulando por all. Qu movimiento social radicalizado de Amrica Latina no ha sido estigmatizado y acusado de simpatizar con las FARC?

Hoy en da, la CIA, el FBI, la DEA y otros organismos democrticos viven repartiendo la acusacin de colaborador de las FARC a cualquiera que intente, parezca o aspire a ser un disidente radical.

La obra Las brujas de Salem de Arthur Miller parece haber sido escrita ayer. El macartismo se pasea altanero y desafiante. Toda disidencia, en cualquier parte del mundo, huele a guerrilla bolivariana. Vivimos un control del pensamiento que hara empalidecer los vaticinios ms sombros de ls novelas 1984, Un mundo feliz  y Fahrenheit 451  o las pelculas Brazil, Matrix y hasta la ms reciente Sector 9.

Desde los grandes noticieros de TV hasta la ficcin de Hollywood, pasando por las toneladas de papel manchado de tinta de los grandes emporios periodsticos, hoy todos atacan sobre un mismo blanco. Incluso los principales presidentes de Amrica Latina deben discutir con Uribe, servil ventrlocuo local del gran amo imperial, tomando como eje el apoyo, el rechazo o la indiferencia frente a las FARC-EP. Ni UNASUR ni la OEA han escapado a estos debates.

En ese contexto global, donde la culminacin de la guerra fra no ha permitido que baje un grado la temperatura de la guerra psicolgica contra las rebeliones armadas contemporneas, qu piensan realmente las FARC-EP? Poseen un plan? Tienen ideologa? Mantienen a sus decenas de miles de jvenes combatientes obligados y amenazados? Cmo ven el futuro de Amrica Latina?

El largometraje FARC-EP: La insurgencia del siglo XXI intenta responder aquellas preguntas, sometiendo a discusin la propaganda barroca y macartista promovida desde EEUU. Para ello el equipo de cine Glauber Rocha, formado por camargrafos de diversos pases de Amrica Latina y Europa, se interna en la selva, recorre las cordilleras y las montaas, mostrando desde adentro, como nunca antes se vio, la vida cotidiana en los campamentos de las FARC-EP. El documental, que dura casi dos horas, incorpora entrevistas a los principales comandantes guerrilleros del secretariado de las FARC-EP y numerosos testimonios de combatientes de base, campesinos y jvenes urbanos del Partido Comunista Clandestino de Colombia (PCCC), incluyendo secuencias sobre el papel fundamental de las mujeres en la lucha guerrillera, los indgenas y pueblos originarios, el problema del narcotrfico, el paramilitarismo, los prisioneros de guerra, las nuevas bases militares norteamericanas y la violacin sistemtica de los derechos humanos por parte del terrorismo de Estado en la patria del lder independientista Simn Bolvar.

La estructura formal del documental constituye un inmenso collage, donde aparecen reconstruidos desde las matanzas de la empresa bananera UNITED FRUIT en 1928, el asesinato del dirigente popular Elicer Gaytan en abril de 1948 y la fundacin de las FARC-EP hasta la captura de militares norteamericanos en la selva colombiana, el caso reciente de Ingrid Betancourt y las declaraciones de los principales referentes paramilitares (aliados de Uribe) que confiesan haber recibido dinero de las bananeras para asesinar guerrilleros y masacrar poblacin civil.

En ese mosaico que no deja nada o casi nada afuera, son retratadas por primera vez en la historia (hasta donde tenemos noticias) los cursos de formacin, polticos, ideolgicos y militares, de los combatientes comunes de las FARC-EP y tambin de sus fuerzas especiales. En medio de la selva, los ros, los rboles inmensos y los animales aparecen bibliotecas, grupos de lectura, pizarrones y mucha, pero mucha gente joven estudiando. Quien asista a alguna proyeccin de este film (hasta ahora proyectado en circuitos underground, se proyectar en las grandes salas?) no podr dejar de recordar las escenas de aquellos Pasajes de la guerra revolucionaria  pulidos y retratados en otra poca por la pluma exquisita de Ernesto Che Guevara, uno de los inspiradores de la ideologa de las FARC-EP junto a su legendario comandante y fundador Manuel Marulanda Vlez, recientemente fallecido. Pero las escenas y entrevistas que retrata esta pelcula no pertenecen a los aorados y nostlgicos aos sesenta, tan alabados y tan bastardeados, sino... al siglo XXI.

Como en Cuba, Nicaragua y El Salvador, como en Argelia y sobre todo en Vietnam, hoy Colombia vive una guerra civil de dimensin continental. Esta pelcula muestra lo que jams aparece en la CNN y otras usinas del poder: el conflicto armado desde el punto de vista de la rebelda bolivariana. No pasar desapercibida.

FICHA TCNICA:
Guin y direccin / Script and Direction: Diego Rivera
Montaje / Editing: Alejo Carpentier
Cmaras / Cameras: Diego Rivera, Tina Modotti y Csar Vallejo
Fotografa / Cinematography: Frida Kahlo
Produccin / Production: Grupo de cine Glauber Rocha
Postproduccin / Post-production: Julius Fucik y Andr Gunder Frank
Msica / Music: Banda de sonido de las FARC-EP / Songs of FARC-EP
Investigacin Periodstica / Journalistic Research: Roque Dalton
Asesoramiento historiogrfico / Historical Consultant: Ruy Mauro Marini
Agradecimientos / Thanks: Frida Kahlo, Ulrike Meinhof y Vladimir Maiacovsky
112 minutos / minutes
Mini DV Cam, 2009



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter