Portada :: Mentiras y medios :: Proyecto Censurado 2008/09
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2009

Proyecto Censurado 2008/09 (IV)
Europa rechaza productos txicos de Estados Unidos

David Biello/Mark Schapiro
Scientific American/Democracy Now/Environmental Defense Fund



La desregulacin de sustancias txicas en EEUU, tales como el mercurio en lpices labiales y los ftalatos (interruptores endocrinos) utilizados en electrnica y juguetes para bebs, no slo puede traer consecuencias desastrosas para la salud de los estadounidenses, sino tambin a su posicin econmica y poltica en el mundo. Los mercados internacionales hoy se mueven hacia un nuevo modelo europeo que privilegia la seguridad del consumidor y del medio ambiente. Europa promueve una revolucin en las exigencias de regulacin qumica para miles de sustancias que finalmente se estn evaluando segn sus efectos potencialmente txicos sobre los seres humanos y el medio ambiente, marcando as el fin de la capacidad de la industria estadounidense de ocultar al pblico informacin clave sobre sus productos.

Europa puso en marcha nuevas regulaciones rigurosas y obligatorias para las corporaciones que buscan acceder a sus lucrativos mercados, a fin de que eliminen sustancias txicas y ofrezcan seguridad en sus manufacturas electrnicas, automviles, juguetes y cosmticos.

Las sustancias qumicas peligrosas han sido identificadas en una ley europea que registra, evala, autoriza y restringe los productos qumicos (en ingls, European Unions 2007 Registration, Evaluation, Authorization and Restriction of Chemicals, REACH), legislacin que somete a control a todas las sustancias qumicas vendidas en la Unin Europea (UE) en cantidades superiores a una tonelada mtrica por ao.

Cientos de compaas localizadas en EEUU producen o importan centenares de sustancias qumicas sealadas como peligrosas por la Unin Europea. Enormes cantidades de estos productos qumicos se elaboran en 37 estados, y hasta en 87 sitios por estado, segn el bioqumico Richard Denison, del Fondo para la Defensa Ambiental, autor del informe A travs del charco: REACH asesta el primer gran impacto en las corporaciones y la industria qumica de EEUU.

De las 267 sustancias qumicas potencialmente incluidas en la lista REACH, compiladas por la Secretara Qumica Internacional en Suecia, slo la mitad nunca ha sido probada por la Agencia de Proteccin Ambiental (EPA, en ingls) de EEUU y solamente dos estn de alguna forma reguladas por las leyes estadounidenses.

Mark Schapiro, autor de Expuesto: La qumica txica de productos diarios y qu est en juego para el poder estadounidense, escribi que, segn la misma EPA, apenas el 5% de todas las sustancias qumicas de EEUU ha sido sometido a una prueba mnima de toxicidad o consecuencias para el medio ambiente. Investigadores de la Escuela de Salud Pblica de la Universidad de Berkeley-California estimaron que ms de 19 mil millones de kilos de sustancias qumicas ingresan cada da al mercado del comercio estadounidense. Menos de 500 de esas sustancias han sido sometidas a alguna experimentacin para evaluar sustantivamente sus riesgos, segn un informe elaborado por la escuela universitaria del estado de California.

Corrupcin mata mercados

Durante la ltima dcada, la industria qumica ha sido la segunda o tercera fuerza ms grande de lobby en el Congreso, segn el Centro para una Poltica Responsable. Entre 1996 y 2006, la industria contribuy con 35 millones de dlares a las campaas electorales federales y pag entre 2 y 5 millones cada ao a los cabilderos de Washington. Las corporaciones qumicas tambin entregaron una cantidad significativa de dinero al cabildeo a nivel de los 50 estados. Por lo tanto, los nuevos requisitos de la EPA incluyen los costos de la industria en la determinacin de si una sustancia presenta una amenaza irrazonable para la salud pblica y la imposicin de una regulacin menos dura a la industria.

La desnaturalizacin de la EPA, de la Agencia de Medicamentos y Alimentos (FDA, por su sigla en ingls) y la promiscuidad con las agencias reguladoras permiti que las corporaciones qumicas de EEUU conquistaran un estatus de no-responsabilidad. La consecuencia es que los productos estadounidenses se observan cada vez con ms desconfianza en el mercado global.

Cuando los europeos comenzaron a imponer estndares para proteger a su gente contra los productos peligrosos, la industria qumica de EEUU empez a inundar de lobbystas a Bruselas, donde est la sede de la UE. El Parlamento Europeo y la Comisin Europea (que son esencialmente el Congreso y la Casa Blanca de la UE) fueron entonces invadidos por cabilderos de las compaas de lobby Burson-Marsteller y Hill & Knowlton, as como por ejecutivos de la Cmara Americana de Comercio, quienes abogaron por menos rigor para los productos txicos.

Schapiro observ, sin embargo, que el cabildeo de estilo estadounidense en gran parte no funciona en Europa y en muchos casos no tuvo eficacia.

Estamos viendo un enorme cambio global del poder, donde las corporaciones transnacionales se estn adaptando a los estndares europeos, aceptando la nocin de que la regulacin es realmente buena para el negocio, haciendo irrelevantes los estndares de EEUU.

Como resultado del contraste entre la desregulacin estadounidense y el modelo europeo de expansin de la regulacin, EEUU se ha convertido en un vertedero para juguetes, electrnica y cosmticos txicos. Producimos y consumimos materiales txicos que estn prohibidos en otros pases de todo el mundo, dijo Schapiro.

*) Fuentes:
Scientific American. 30 de septiembre de 2008, European Chemical Clampdown Reaches Across Atlantic, por David Biello; Environmental Defense Fund, 30 de septiembre de 2008, How Europes New Chemical Rules Affect U.S.; y Democracy Now!, 4 de febrero de 2009, US Lags Behind Europe in Regulating Toxicity of Everyday Products, por Mark Schapiro.
Estudiantes investigadores: Caitlin Ruxton (SSU), Annie Sexton, Gwendolyn Brack, Hallie Fischer, Bernadette Gorman, Paige Henderson, Daryl Mowrey y Taylor Prodromos.
Evaluadores acadmicos: Robert Girling, Ph.D., y Jeanette Pope, Profesoar de Geologa, Sonoma State University y DePauw University.


Traduccin de Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
Fuente origianl: http://www.argenpress.info/2009/10/proyecto-censurado-europa-rechaza.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter