Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-12-2004

Presente en Faluya
Informe de un testigo presencial sobre el horror en Faluya

Dahr Jamail
The Ester Republic

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


Historias de horror incluyendo el uso de napalm y de armas qumicas por los militares de EE.UU. durante el sitio de Faluya continan a salir poco a poco de los escombros de la ciudad demolida, portadas por refugiados agotados que han tenido la suerte de escapar de su ciudad.

Un camargrafo de la Corporacin Libanesa de Difusin (LBC, por sus siglas en ingls) que fue testigo de los primeros ocho das de combate relat lo que consideraba como atrocidades. Burhan Fasaa ha trabajado para LBC durante toda la ocupacin de Irak.

Entr a Faluya cerca del barrio Julan, que queda cerca del Hospital General, dijo durante una entrevista en Bagdad. Haba francotiradores estadounidenses sobre el hospital disparndole a todo lo que se mova.

Fuma, nervioso, durante toda la entrevista, estremecido todava por lo que presenci.

El 8 de noviembre, los militares permitieron que mujeres y nios abandonaran la ciudad, pero a ningn hombre. No se le permiti que entrara a la ciudad a travs de uno de los numerosos puntos de control, as que naveg alrededor de la ciudad y logr entrar, peligrosamente, caminando por un rea rural cerca del hospital principal, tomando luego un pequeo bote a travs del ro para filmar desde el interior de la ciudad.

Antes de encontrar el bote, me encontraba a 50 metros del hospital desde el que francotiradores estadounidenses disparaban a todo lo que vean, dijo, pero logr entrar.

Cont que los bombardeos de aviones estadounidenses eran tan intensos y constantes que raramente transcurra un minuto sin que el suelo temblara por los estallidos.

Los estadounidenses utilizaron bombas muy pesadas para quebrar el espritu de los combatientes en Faluya, explic, luego, alzando los brazos, agreg: Bombardeaban todo! Quiero decir todo!

Lo mismo continu durante los dos primeros das, dijo, luego en el tercer da, columnas de tanques y otros vehculos blindados entraron en accin. Inmensas cantidades de tanques y vehculos blindados y soldados trataron de entrar al lado norte de Faluya, dijo. Pero film por lo menos doce vehculos de EE.UU. que haban sido destruidos.

Sin embargo los militares no haban logrado penetrar en Faluya, y recomenzaron los bombardeos.

Vi a por lo menos 200 familias cuyas casas haban cado sobre sus cabezas por causa de las bombas estadounidenses, dijo Burhan mientras baja la vista y un trozo largo de ceniza cuelga de su cigarrillo. Los faluyanos ya necesitaban de todo. Quiero decir que no tenan ni alimento ni medicinas. Vi una inmensa cantidad de gente muerta en la parte nortea de la ciudad, y casi todos eran civiles.

Ahora comienza a contar una historia tras otra de lo que vio durante la primera semana del sitio.

Los muertos fueron enterrados en jardines porque la gente no poda abandonar sus casas. Haba tanta gente herida, y sin suministros mdicos, la gente mora debido a sus heridas. Toda persona en la calle era un objetivo para los estadounidenses; incluso vi a tantos civiles que haban muerto a tiros.

Mira por la ventana y respira profundamente varias veces. Luego dice que a la mayora de las familias ya se les haba acabado la comida. Las familias iban furtivamente por las casas cercanas buscando alimentos por doquier. Hace tiempo que haban cortado el agua y la electricidad.

Los militares exhortaban por altavoces a las familias a que se rindieran y salieran de sus casas, pero Burhan dijo que todos tenan demasiado miedo para abandonar sus hogares, as que los soldados comenzaron a volar las puertas de las cosas y realizaron allanamientos.

Los estadounidenses no llevaban intrpretes, as que entraban a las casas y mataban a la gente porque no saba ingls! Entraron a la casa en la que estaba yo con 26 personas, y mataron a algunos slo porque no podan comprender una palabra de ingls. Noventa y cinco por ciento de las personas muertas en las casas que vi fueron matadas porque no podan hablar ingls.

Sus ojos se entrecerraban, as que encendi otro cigarrillo y continu hablando.

Los soldados pensaban que la gente rechazaba sus rdenes, as que le disparaba. Pero la gente no los comprenda!

Se las arregl para seguir filmando batallas y escenas del interior de la ciudad, algunas de las cuales logr vender ms tarde a Reuters, unas pocas secuencias de su material. LBC, explic, no quiso mostrar ninguna de las cintas que les present. Haba logrado pasar clandestinamente la mayora de sus grabaciones fuera de la ciudad antes de que le quitaran su equipo.

Los estadounidenses me quitaron todo mi equipo de filmacin cuando lo encontraron. Vi a un soldado que le quitaba dinero a un nio delante de todos en nuestra casa.

Burhan dijo que cuando los soldados se dieron cuenta de que era periodista, lo trataron peor que a los dems que estaban en la casa en la que se haban refugiado. Lo detuvieron, junto con varios hombres, mujeres y nios.

Me golpearon y me maldijeron porque trabajo para LBC, y luego me interrogaron. Estaban tan furiosos por las emisoras al-Yazira y al-Arabia.

Lo retuvieron tres das, durmiendo en el suelo, sin frazadas, como a todos los prisioneros en un campo de detencin dentro de un campo militar en las afueras de Faluya.

Arrestaron a ms de 100 en mi rea, incluyendo a mujeres y nios. Tenamos un solo servicio higinico que estaba frente a donde estbamos todos, y todos se avergonzaban por tener que usarlo en pblico. No haba privacidad y los estadounidenses nos obligaban a usarlo con las esposas puestas.

Dijo que quera hablar ms sobre lo que vio dentro de Faluya durante los nueve das que estuvo all.

Vi bombas de racimo por todas partes, y tantos cuerpos que haban sido quemados, muertos sin que hubiesen balas en sus cuerpos. As que definitivamente usaron armas incendiarias, especialmente en el distrito Julan. Vi tantas veces a francotiradores estadounidenses disparando contra civiles. Vi a un francotirador estadounidense en el minarete de una mezquita disparando a todo lo que se mova.

Tambin presenci algo de lo que han hablado numerosos refugiados de Faluya:

Vi a civiles tratando de nadar al otro lado del ufrates para escapar, y a todos los mataron los francotiradores estadounidenses desde el otro lado del ro.

La casa en la que estuvo antes de que lo detuvieran se encontraba cerca de la mezquita en la que el camargrafo de NBC film la ejecucin de un anciano iraqu herido.

La mezquita en la que le tiraron al hombre herido que film el camargrafo de NBC est en el barrio Jubail yo estuve en ese barrio. Gente herida, desarmada, utilizaba esa mezquita para salvarse. Puedo asegurarle que no haba armas de ningn tipo porque yo estuve en esa mezquita. La gente slo se esconda all para protegerse. Es todo.

Presenci personalmente otro evento horrible sobre el que informaron muchos de los refugiados que llegaron a Bagdad.

El martes 16 de noviembre, vi a tanques que pasaban por sobre los heridos en las calles del barrio Jumariyah. Hay all una clnica pblica, as que la llamamos la calle de la clnica. Haba habido una dura batalla en esa calle, as que haba unos veinte cuerpos de combatientes muertos y algunos civiles heridos frente a esa clnica. Yo estaba ah en la clnica, y a las 11 de la maana del da 16 vi a tanques que pasaban por sobre los heridos y los muertos que estaban all.

Despus de otra larga pausa, mira afuera por la ventana durante un momento. Mirando todava por la ventana, dijo: Durante los nueve das que estuve en Faluya, todos los hombres, mujeres, nios y ancianos heridos... ninguno de ellos fue evacuado. Todos sufrieron hasta morir, o sobrevivieron de alguna manera.

Segn la Media Luna Roja Iraqu, que logr llevar tres ambulancias a la ciudad el 14 de noviembre, por lo menos 150 familias quedaron atrapadas en la ciudad. Una familia sobreviva colocando arroz en agua contaminada, dejndolo ah durante dos horas, y comindolo despus. No ha habido electricidad o agua potable durante un mes en Faluya.

La gente que est all est enterrando trozos de cuerpo de personas que han sido destrozadas por las bombas, as como esqueletos de muertos porque los perros se han comido su carne.

Los militares calculan que 2.000 personas fueron muertas en Faluya, pero afirman que la mayora eran combatientes. El personal de ayuda y la gente local, sin embargo, creen que la vasta mayora de los muertos fueron civiles.

_______________________________________________

Ms escritos (en ingls), fotos y comentarios en http://dahrjamailiraq.com

(c)2004 Dahr Jamail.

http://lists.dahrjamailiraq.com/mailman/listinfo/iraq_dispatches

http://esterrepublic.com/Archives/djamail9.html




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter