Portada :: Espaa :: Laboral y sindical (luchas locales, frentes globales)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-10-2009

Entrevista a Javier Garca, responsable de comunicacin y publicacin del SAT y miembro de la direccin de la CUT
"Desarrollamos un sindicalismo sociopoltico, como corresponde a un sindicato anticapitalista"

Manel Ros / Dani Bravo
La hiedra / L'heura


Cortan el Ave, ocupan el Aeropuerto de Mlaga y el prximo y harn una manifestacin unitaria contra la crisis Quines son? Son las trabajadoras y trabajadores del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). La Hiedra ha hablado con Javier Garca, responsable de comunicacin y publicacin del SAT y miembro de la direccin de la CUT (Colectivo de Unidad de los Trabajadores).

Para la gente que no sepa qu es el SAT, puedes explicar un poco cmo se forma este sindicato y su historia?

El SAT nace hace dos aos de la confluencia del SOC (Sindicato Obrero del Campo) y otros colectivos sindicales, con la intencin de crear una central sindical andaluza de clase y anticapitalista. Actualmente, se ha convertido en un referente sindical dentro de la izquierda transformadora. Cuenta con unos 20.000-25.000 afiliados, y estamos en vsperas de iniciar el proceso hacia el congreso constituyente.

El sindicato ha crecido significativamente en las ciudades desde su creacin. Cmo se ha dado este proceso y en qu situacin se encuentra actualmente?

Antes de lanzar el SAT, se empez a acercar al SOC gente que no tena nada que ver con el mundo rural. Por ejemplo, en Sevilla capital haba una unin local del SOC, y ninguno de sus miembros era jornalero. Mucha gente, debido a la combatividad y a la trayectoria del SOC, se fue acercando al sindicato, buscando una fuerza sindical alternativa al entreguismo que han practicado las direcciones de UGT y CCOO.

Todo este proceso, con la afiliacin de personas que no estn relacionadas con el campo y que pertenecen a otros sectores productivos como la construccin, la hostelera, la salud, la administracin pblica, etc., se materializa en la construccin del SAT. Ahora mismo somos el sindicato mayoritario en el Ayuntamiento de Cdiz, y tambin en el mayor hospital de Andaluca, el Puerta del Mar. Estamos creciendo tambin en Sevilla capital, con varias secciones sindicales organizadas. Es un proceso lento, no es un boom, pero estamos despegando en las ciudades.

Cmo funciona internamente el SAT? La filosofa es bastante asamblearia, segn tengo entendido.

A nivel nacional [Andaluca], existe un comit abierto a las asambleas locales. stas tienen un alto grado de autonoma, pero tambin articulamos la unidad de accin en torno a las decisiones del comit nacional. Por ejemplo, en la accin en que pretendamos cortar la vuelta ciclista a Espaa particip el conjunto del sindicato. Pero la asamblea local del sindicato decide prcticamente todo.

El SAT desarrolla asimismo un sindicalismo sociopoltico, que no se queda slo en reivindicaciones laborales, sino que tambin tenemos demandas polticas, como corresponde a un sindicato anticapitalista.

Cmo se relaciona el SAT con asambleas de trabajadores y luchas concretas?

Nosotros, cuando nos llama alguien que tiene un conflicto, la mayora de las veces trabajadores sin afiliacin sindical o gente desilusionada con sus propios sindicatos, lo primero que hacemos es ponernos al servicio de la lucha, no preguntamos a qu sindicato pertenecen. Eso hace que mucha gente piense que le es ms til pertenecer al SAT que a los sindicatos tradicionales. Ocurre que a veces algunas secciones sindicales nos llaman a nosotros antes que a su propio sindicato (!).

Estamos, pues, convirtindonos sin que suene pedante en el referente del sindicalismo alternativo en Andaluca y el nico sindicato capaz de arrebatar a medio plazo la hegemona a CCOO y UGT.

Qu campaas estis llevando a cabo? Cmo est el tema de la represin?

Empezamos hace un ao, ocupando el Banco Santander, sealando a los culpables de la crisis y tambin la complicidad poltica de los gobiernos, que han robado el dinero de los ciudadanos para regalrselo a los grandes bancos. A partir de ah, exigimos que los gobiernos rescaten tambin a la clase trabajadora. La situacin es muy grave, con pueblos con el 50% de la gente en paro, sin poder pagar hipotecas, facturas, y en algunos casos pasando hambre. Hicimos este verano la marcha por la dignidad y el empleo hasta Sevilla, recorriendo unos 50 km. hasta llegar a la sede de la presidencia del gobierno de la Junta de Andaluca, donde fuimos agredidos por la polica.

Finalmente, hubo dos reuniones con la Junta, en la que ellos aceptaron tres de nuestras propuestas. Dimos una tregua, hasta que el primer Consejo de Ministros despus de las vacaciones no contempl estos compromisos que acord el gobierno andaluz con el SAT. A partir de ah, retomamos las movilizaciones, y ah es cuando hubo una mayor represin, tuvimos 60 heridos, la mayora mujeres. Detuvieron a compaeros, les insultaron y maltrataron y les negaron incluso el agua.

Hemos regresado a una especie de franquismo, donde la polica apalea personas en protestas pacficas.

En Andaluca, cmo est gestionando la Junta la crisis? Cmo veis el papel de IU?

La Junta de Andaluca no hace nada por defender los intereses de los trabajadores. Han tenido el mismo papel que el gobierno central y todos los gobiernos del mundo: han cogido el dinero pblico y se lo han regalado a los bancos y a las empresas.

Ah tienes el ejemplo de Delphi, que se llev muchsimo dinero pblico, la empresa se fue y dej a los trabajadores tirados.

La Junta est autorizando EREs automticamente, permitiendo que las empresas cierren, dejando a los trabajadores en la calle.

Nosotros no estamos para nada de acuerdo con eso y por eso nos estamos movilizando. Incluso a nivel poltico, IU tambin ha denunciado esa situacin muchas veces. Qu es lo que ocurre? Pues que a veces el posibilismo institucional de la direccin actual de IU les hace equivocarse: en el ltimo debate que hubo en el Parlamento andaluz sobre la crisis, IU lleg a un acuerdo con el PSOE en determinadas medidas, y entendemos que eso es darle un baln de oxgeno al gobierno de la Junta. No estamos de acuerdo, no porque algunas medidas no fueran correctas, sino porque esas medidas no atacan al modelo neoliberal imperante. Esta crisis tiene una relacin directa con las propias entraas del sistema econmico en el que estamos.

Algunas veces IU acierta y otras se equivoca. Algunos de nosotros pertenecemos a IU, pero no estamos de acuerdo con su direccin y as lo manifestamos.

En el mbito de los trabajadores, tanto en la ciudad como en el campo, cmo est la situacin en Andaluca?

Hay un milln de parados. Si en el Estado hay cuatro millones y pico, imagnate! Estamos en el 29%, y a eso tienes que sumarle la situacin de precariedad de la gente que est trabajando; tenemos unos ndices de precariedad de 10 o 15 puntos por encima de la media estatal. Tambin la situacin especial del medio rural; en Andaluca hay un medio rural muy activo, muy dinmico. Eso es bueno para la calidad de vida, que no estemos todos concentrados en las grandes ciudades.

El problema es que, en Andaluca, la estructura de la tierra es latifundista. Tenemos una concentracin de la tierra mayor que en los aos 30, con un 3,5% de propietarios que concentran el 54% de las explotaciones agrarias. Esto es feudal, no tiene nada que ver con el capitalismo una de las primeras medidas de la revolucin francesa fue acabar con el latifundio. Puede ser uno de los pocos o el nico sitio de Europa donde existe una estructura latifundista de la tierra.

Esto significa que existe un enorme desempleo agrcola. Por ejemplo, en agosto de 2008 en Fuentes de Andaluca ocupamos la finca Castillo de la Monclova, propiedad de los Duques del Infantado. La finca tiene unas 7.000 hectreas y est dando trabajo a unas 20 personas. Sin embargo, el Humoso, una finca de 1.200 hectreas, colectivamente explotada por los trabajadores de Marinaleda, da 500 jornales diarios. Se demuestra con este ejemplo el obstculo que significa para el progreso la existencia de los terratenientes y cmo los trabajadores organizados pueden explotar la tierra mucho mejor, de una forma ecolgica, con calidad, dando trabajo y bienestar a la gente.

A nivel ms poltico, t eres miembro de la CUT, cmo valoras la situacin de la izquierda anticapitalista en el Estado espaol?

La situacin de la izquierda, siendo franco, es deprimente. Estamos asistiendo a una crisis global del capitalismo, la mayor desde el crack del 29, y la izquierda sigue sin ser capaz de articular una respuesta. Hay sectores dentro de IU que son perfectamente capaces de juntarse con otros de fuera para articular una izquierda combativa anticapitalista. No hablo de romper; digo que hay sectores dentro de IU capaces de estar en una dinmica de izquierda anticapitalista. Otros no, pero hay muchsima gente honrada dentro de IU, a quienes tampoco se les ha planteado una alternativa.

Tenemos el proceso del Bloco dEsquerda (en Portugal) y otros que se estn dando. Podemos avanzar hacia procesos parecidos. IU tiene que ser superada, y tiene que dar luz a una nueva fuerza poltica anticapitalista y revolucionaria, y lo tiene que hacer conjuntamente con gente que estaba antes en IU y con otra que nunca lo ha estado. La izquierda tiene que ser capaz de alumbrar este proceso, pero tenemos que superar muchos dficits, muchos protagonismos que venimos arrastrando de hace mucho tiempo. IU necesita una refundacin y abrirse a todo el mundo, y si tienen que desaparecer las siglas IU, tendrn que desaparecer.

Qu crees que tiene que pasar para que esto ocurra? A veces, hay movilizaciones sociales concretas que facilitan esto, como ocurri por ejemplo en Alemania con Die Linke.

Por el hecho de que una fuerza poltica se constituya y llame a las dems, no se va a crear ese proyecto. En Andaluca, las movilizaciones estn originando un cierto cambio de tendencia. No hablamos de la misma situacin de hace dos aos. Si el SAT, con todas sus debilidades organizativas y carencias, es capaz de ir articulando poco a poco esa alternativa que al final tendr que tener un traslado en lo poltico, cmo es posible que otra gente no pueda hacer lo mismo, teniendo mucha ms afiliacin, ms fuerza y ms recursos? Es una cuestin de voluntad poltica. Las condiciones se pueden cambiar a travs de la lucha y la movilizacin. En el caso de IU la refundacin no puede darse en clave endogmica, de puertas para adentro. Necesitamos a la gente ms sana que vive y lucha fuera de IU y que son anticapitalistas.

A da de hoy, IU no goza de la credibilidad necesaria para atraer a esos activistas. Pero tambin tenemos una oportunidad: la crisis. La tarea, pues, es vincular ambos elementos y ser capaces de entusiasmar de nuevo a miles de activistas que en otras circunstancias estaran naturalmente nutriendo las filas de la izquierda poltica.

http://www.enlucha.org/?q=node/1631


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter