Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-10-2009

La accin conjunta de Rusia y Turqua en relacin al Cucaso parece estar detrs del deshielo con Armenia
El gran crculo caucasiano

Francisco Veiga
El Peridico de Catalunya

La Unin Europea no ha sido la fuerza catalizadora del proceso


La normalizacin de relaciones entre las repblicas de Armenia y Turqua ha sido saludada desde diversos medios enfatizando las dificultades de ltima hora, que eran las de esperar. La dispora armenia ve cmo se le dobla esa palanca de poder que poda utilizar en los pases de acogida: el recuerdo del genocidio de 1915. Pero el Gobierno de Erevan tambin sabe que no puede desairar as como as a una dispora que cuenta con ms miembros que ciudadanos tiene la Repblica, y una fuerza econmica y poltica nada desdeable.

En cuanto a Turqua, la derecha y ultraderecha nacionalistas se echan las manos a la cabeza ante la traicin del Gobierno islamista. Haran cualquier cosa para hundir a Erdogan, y es de esperar que intenten sabotear la solucin al nudo gordiano chipriota, el ltimo gran problema internacional que le queda a Ankara para cumplir con las condiciones de Bruselas. Sin embargo, el Gobierno islamista moderado no ha parado de afianzarse, batiendo a la oposicin en su propio terreno. Y cumpliendo de paso con las condiciones impuestas por la UE en poltica exterior: una de ellas, la regularizacin de las relaciones con Armenia y la apertura de la frontera.

Pero lo importante aqu es la visin de conjunto. Hace solo dos aos, por estas mismas fechas, en Europa se consideraba utpica la reanudacin de las relaciones turco-armenias. Hoy no solo se han restablecido, sino que parece que de paso se est cerca de resolver el contencioso del Alto Karabaj entre Armenia y Azerbaiyn, un asunto an ms espinoso, que parte de una guerra entre ambos pases entre 1991 y 1994.

Ah ha sucedido algo: demasiados cambios en muy poco tiempo. Por el camino, un rosario de contactos secretos entre turcos, armenios y azers y una extraa guerra, la de Georgia contra Rusia, cuyas causas no estn ni mucho menos claras.

Dnde ha estado el hilo conductor de esta historia? A pesar de la solemne presencia de Solana en el acto de apretn de manos final entre los ministros de Exteriores Davutoglu y Nalbandian, la Unin Europea no ha sido la fuerza catalizadora del proceso. Ni siquiera a travs de la Asociacin Oriental, puesta en marcha el pasado mes de mayo en Praga e impulsada por Angela Merkel. Eso est en sus comienzos, y en el Cucaso todo va mucho ms rpido.

La respuesta parece estar en la accin conjunta de Turqua y Rusia, que de una manera u otra se han puesto de acuerdo en relacin al Cucaso, rea de influencia comn. Punto central ha sido la ruptura del aislamiento de Armenia, hasta ahora satlite ruso. A su vez, y gracias a las presiones de Mosc, Erevan ceder en Nagorno-Karabaj, con lo cual Azerbaiyn mantendr un trato ms relajado con Rusia. Todo ello ha sido posible a partir de que Georgia, vencida en la guerra del 2008, ha quedado estratgicamente fuera de juego. Deberemos esperar novedades en toda la zona. Armenia entrar en el recorrido de los gasoductos y oleoductos, y tambin de ejes de comunicacin. Con ello se evitar un camino ms largo y complicado por Georgia. As, el negocio de los hidrocarburos y su transporte quedar ms concentrado en manos de rusos, azers y turcos, con la posible incorporacin de irans.

Reordenamiento general

En todo ese juego, Turqua se est erigiendo como rbitro frente a las pretensiones europeas en la zona. Y as gana bazas en su camino hacia la UE. Pero hay algo que queda por ajustar en el puzle: la cuestin kurda. La solucin, a gusto de Ankara, est en camino: la normalizacin de relaciones con Armenia posiblemente llevar a las pertinentes reclamaciones de propiedades de los expulsados en 1915 de Anatolia oriental. Hoy, todo eso pertenece a la poblacin local, mayoritariamente kurda. De ah que la solucin del problema que busca Erdogan pase por la defensa del status quo a cambio de una renovada fidelidad poltica kurda. A no dudar, en el Cucaso sur se est operando un verdadero reordenamiento general, y todos buscan matar sus respectivos pjaros de un solo tiro.

Francisco Veiga. Profesor de Historia Contempornea (UAB) y autor de El desequilibrio como orden (2009).

Fuente: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=652540&idseccio_PK=1007 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter