Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-10-2009

Sin economa productiva, la recaudacin fiscal hundida y burlada; ladrillos, pelotazos, chiringuitos un Plan Bolonia similar a la LOGSE, un desastre
Vamos al tercer mundo de cabeza

Carlos X. Blanco
Rebelin


El Estado espaol va cuesta abajo hacia el tercer mundo. Sin frenos, en picado, es un derrumbe y no hay quien lo pare. No podemos olvidar que la cifra de los 5 millones de parados est cada vez ms cercana. No debe despreciarse el hecho de que la economa sumergida, que esconde las cloacas de la prostitucin, la droga, el fraude fiscal y corruptelas varias, ese tipo de economa es la que ha caracterizado aquel milagro espaol del que apenas hace dos aos se hablaba con nfulas y boca grande: la octava potencia mundial decan

Me he cansado de escribir acerca del neoesclavismo que caracterizaba la economa mediterrnea hispana. En aquellos tiempos de vacas gordas, tiempos que terminaron apenas hace un ao, hablar de la mano de obra barata, cuasi esclava, que desembarcaba en el sur, y desde el sur, irradiaba desde ah hacia todo el Levante y hacia Madrid, era un asunto tab. Slo poda escribirse sobre ello en medios de contrainformacin y alternativos.

Cuando se puso en la TVE un reportaje denuncia sobre El Ejido, ese campo de esclavos bajo plstico en la provincia de Almera, hubo ceses fulminantes, hubo censura oficial, se corri el velo periodstico a que se nos tiene tan acostumbrados en esta democracia de baja calidad que reina (nunca mejor dicho) en Espaa.

Slo los pesados y testarudos hemos insistido en hablar y escribir sobre las cloacas en que se construy este desarrollismo: esclavitud, trata de blancas, pelotazos urbansticos, economa sumergida. Ahora el paisaje podra completarse de manera perfecta con las enormes tramas de corrupcin que, como es notorio, son descomunales precisamente en aquellas regiones del Estado que ms se apoyaron en un modelo desarrollista propio del neoesclavismo. El complemento perfecto para tanto fraude de ley en la explotacin del trabajo neoesclavo, en el pelotazo urbanstico, en la prostitucin masiva de extranjeras, etc., no estriba en otra cosa que en la untuosa compra y venta de favores, en la putrefaccin de una clase poltica grrula, hortera, arribista, criminal.

La trama Grtel toca de cerca hoy a los regmenes de los conservadores de Valencia, Madrid. Pero algn da se acabarn desbloqueando tambin las aguas estancadas del rgimen chavista andaluz, donde los socialistas contaron con dcadas enteras para mantener Andaluca en su destino trgico de sumidero para las ayudas al desarrollo. Andaluca, Castilla-La Mancha, Extremadura y Asturies son ejemplos de cotos cerrados a la alternancia poltica, antros donde un porcentaje significativo de los puestos de la administracin son puestos a dedo, y en donde la posesin de un carnet es garanta para salir del paro y figurar con una nmina en la Universidad, aprobar unas oposiciones ad hominem, ocupar cargos y disfrutar de contratos ad hoc, o, en fin, donde poder solucionarle la vida a un cuado, a una sobrina o a cualquier parsito con adhesin inquebrantable al puo y la rosa que le dan de comer.

Y mientras tanto, de forma obcecada, esa estrategia espaola y tercermundista que se basa en las economas sumergidas, en la corruptela y en el amiguismo, se viene a completar con un panorama oscurantista en grado sumo: baja la cantidad presupuestada para el I+D+i (que inventen ellos!), y no se toca ni un solo pice de la legislacin educativa que hunde al estado en la peor de las indigencias: la ignorancia.

He ah esos institutos donde se encierra a ni@s de 16 aos como si fueran monstruos peligrosos dispuestos a arrasar las calles pero que, curiosamente s pueden abortar sin consentimiento paterno. Ah estn esas fbricas de fracaso escolar que, en esas regiones corruptas y caciquiles precisamente llega al 30% de los jvenes. Ah esta ese almacenamiento de cuerpos jvenes que no aprenden o no quieren aprender nada y que, lgicamente, son proclives a dar por el saco a cuanto profesor o autoridad se les ponga por delante. Profesores que, progresivamente, han perdido la autoridad de forma indignante y que a la ms mnima reprimenda que lanzan al alumno vago o irrespetuoso, se exponen a las denuncias correspondientes en el juzgado y a un expediente administrativo por faltarle al respeto al menor que a su vez le ha faltado al respeto Evidentemente hay culpables de este surrelaismo. Es obvio que si los inspectores, orientadores, pedagogos, liberados sindicales, asesores de formacin etc., se reincorporaran a la enseanza, entonces la proporcin entre alumnos y profesores (la llamada ratio ) disminuira drsticamente y la calidad de la enseanza en Espaa lo notara de forma muy notable. Pero quin decide sobre los que deciden? Este Estado anda muy sobrado de elementos parsitos, y eso tiene que ver con nuestra recada inminente en el tercer mundo.

No hay economa productiva. El fisco se hunde y todos lo burlan. Ladrillos, pelotazo, chiringuito de playa Un Plan Bolonia que va ser una especie de LOGSE, vale decir, una suerte de desastre, para la Universidad pblica. Y finalmente una cantera donde, salvando minoras y excepciones valiosas, abundan los muchachos chulos, faltones, ignorantes y que no conocen lmites, pues la pedagoga progre ha producido este sueo de la razn, que es la Educacin en el Estado Espaol.

De cabeza vamos al tercer mundo.

www.asturbulla.org

Rebelin ha publicado este artculo a peticin expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter