Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-10-2009

Mircoles, 28 de octubre, de Sol a Cibeles, manifestacin contra la tasa de basura y contra el despilfarro municipal
Gallardn pretende pagar sus corazonadas con subidas impositivas a las rentas ms bajas

Antonio Abueitah / Luis Miguel Busto Maulen
Rebelin



La llegada de los recibos de la conocida como tasa de basuras al domicilio de los madrileos est provocando una oposicin generalizada ante lo que se considera un abuso por parte del Ayuntamiento de Madrid, que sigue exprimiendo el bolsillo de los vecinos para llevar a cabo su poltica al servicio de las obras especulativas y los intereses de las grandes empresas privadas, dejando de lado las necesidades sociales.

Qu es la tasa de basuras?

Segn el Ayuntamiento de Madrid, la tasa por la prestacin del servicio de gestin de residuos urbanos tiene como fundamento servir como contraprestacin del servicio a domicilio de recogida y tratamiento de residuos. Adems, aseguran que la recaudacin de la tasa se destinar "exclusivamente" a ese servicio, sin que parte alguna de los fondos vaya a otros cometidos.

Pero la realidad es que el Ayuntamiento est endeudado hasta las cejas y necesita dinero de manera imperiosa. El nuevo impuesto no se corresponde con la puesta en funcionamiento de un nuevo servicio, sino que se utiliza como excusa para exprimir ms la recaudacin sin mejorar un servicio que claramente es deficiente en la ciudad, y sin eximir a los vecinos de obligaciones como la separacin de residuos que no slo seguir realizndose en los domicilios, sino que adems se multar a las comunidades que no lo hagan de una manera correcta.

Adems, los vecinos sentimos que estamos pagando la tasa dos veces de manera encubierta, una con el recibo del IBI (antigua contribucin) y otra a travs del nuevo impuesto. El Ayuntamiento alega que la recogida de basuras no est incluida en el Impuesto de Bienes Inmuebles porque aunque en 1986 se promulg una ley que permita a las corporaciones locales subir sin lmite esta tasa y refundir el IBI y la recogida de basuras (as lo hizo Madrid que aument el IBI una media del 25%), el Tribunal Constitucional neg esta posibilidad un ao despus, por lo que formalmente la tasa desaparece aunque la subida del IBI se mantuvo. De hecho, la subida del IBI ha sido tan brutal en los ltimos 10 aos, que era difcil estirar ms el aumento sin provocar un rechazo abierto en los contribuyentes y por ese motivo se han visto obligados a recuperar la antigua tasa.

Segn los clculos municipales, el Ayuntamiento recaudar 168,3 millones de euros en 2009 que saldrn fundamentalmente del bolsillo de los vecinos de Madrid y, como casi siempre, los vecinos con menos recursos sern los que ms paguen. Porque la tasa es progresiva segn el valor catastral de las viviendas pero slo hasta las valoradas en 150.000 euros. A partir de esa cantidad se acaba la progresividad de forma que paga igual una vivienda de ese valor que otra de un milln de euros. La conclusin es que sern las viviendas baratas, las de la mayora de la poblacin trabajadora, las que soporten el grueso de este gravamen.

Ms impuestos,

Pero la tasa de basuras no es la nica subida impositiva que afecta a los vecinos de Madrid. Impuestos como el IBI han crecido un 170% de media desde 2003, y tasas como la de los vados han aumentado hasta un 300%. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid acaba de anular el decreto por el que Gallardn increment en ms de un 50% el importe de las multas de trfico y ha desestimado el recurso del Ayuntamiento contra la sentencia que anul la implantacin de los parqumetros en las zonas perifricas cuya finalidad es meramente recaudatoria.

Este afn recaudatorio, incluso en contra de resoluciones judiciales, solo es comprensible si se tiene en cuenta que Gallardn ha dejado vacas las arcas municipales. Mientras las inversiones en dotaciones sociales caen en picado en los distritos y en los barrios, se recortan las prestaciones sociales, los servicios pblicos se masifican y se deteriora su calidad, y los madrileos soportamos una carga impositiva cada vez mayor, la poltica del Alcalde contina estando al servicio de las grandes empresas y las construcciones megalmanas, dejando de lado las necesidades de los vecinos.

No es que estemos contra los impuestos, de hecho solo unos impuestos progresivos garantizan la equidad. Pero es que, mientras cada vecino pagar al Ayuntamiento en 2009 una media de 130 euros ms que en 2008, las empresas se han visto gratificadas este ao con una reduccin de 116 millones de euros en la tributacin municipal y una bonificacin del 25% del IAE a las empresas con prdidas.

y mayor deuda al servicio de la especulacin

Gallardn lleg al Ayuntamiento con una deuda de 1.700 millones de euros que ha incrementado hasta los 7.200 millones actuales, colocando a Madrid a la cabeza del endeudamiento.

Adems se ha dilapidado el patrimonio municipal vendiendo edificios y suelo pblico, desmantelando todo lo pblico y ponindolo al servicio de las manos privadas de los de siempre.

La crisis general ha destapado con mayor antelacin la verdadera dimensin del disparate econmico que ha supuesto la obra de la M-30 y las gravsimas consecuencias de la hipoteca a la que nos tendremos que enfrentar durante los prximos 35 aos. En 2009 los madrileos pagaremos 307 millones de euros, 841.000 euros al da, para amortizar los 5.630 millones de euros de las obras de la M-30.

Entre 2002 y 2008 se ha triplicado el nmero de altos cargos y personal de libre designacin, pasando de 483 a 1.336, formando un autntico ejrcito de colaboradores de Ruiz-Gallardn infiltrados en la estructura municipal para ejercer su control poltico hasta la ms pequea decisin. El salario bruto de un alto cargo municipal es de 72.000 euros anuales (un milln de pesetas al mes), por lo que estos comisarios polticos nos cuestan 100 millones de euros al ao que es casi lo mismo que se ha gastado en los ltimos cuatro aos para construir equipamientos bsicos (escuelas infantiles, escuelas de msica, centros de formacin, de mayores y asistenciales).

Otros ejemplos de la poltica del Alcalde son los 450 millones que va a costar el traslado de la sede municipal al Palacio de Comunicaciones en Cibeles o los 38 millones destinados a promover la candidatura de Madrid 2016, de los cuales 21 millones han sido aportados por los patrocinadores privados entre los que se encuentran todas las grandes empresas constructoras que seguramente no habrn realizado la aportacin a cambio de nada. O los 3 millones de euros que va a costar cambiar el color rojo de los autobuses urbanos al azul con el que quieren presentar la nueva imagen de la ciudad.

Ruiz-Gallardn recauda todo lo que puede de los vecinos, incluso en contra de resoluciones judiciales, y se lo da a las constructoras y grandes empresas a travs de proyectos de carcter claramente especulativo. Privatiza servicios municipales, como bibliotecas, centros culturales, polideportivos, atencin al ciudadano, etc., pese a que nos sale ms caro y no se da mejor servicio. Mientras los mayores se quedan sin las ayudas a domicilio, la mayora de los nios en edad de acceder a una escuela infantil pblica no encuentran plaza, los jvenes no tienen un centro juvenil, una cancha deportiva o una biblioteca prxima, no ha mejorado el transporte pblico, o el acceso a la vivienda es an ms difcil.

La movilizacin contra la poltica antisocial del Alcalde

Por todos estos motivos es necesario que los vecinos de Madrid nos movilicemos contra la tasa de basuras y sobre todo contra la poltica de Alberto Ruiz Gallardn. La asistencia a la manifestacin para protestar ante la poltica de despilfarro del equipo de gobierno de este alcalde y que se plasma en la subida indiscriminada de impuestos a las rentas ms bajas es fundamental. As como la campaa que desde varias asociaciones vecinales hemos impulsado como medida de protesta. La solicitud de aplazamiento del pago del nuevo impuesto, a travs del modelo oficial del propio Ayuntamiento y que se puede descargar de su pgina web, dar una medida exacta del rechazo de los madrileos a la poltica antisocial del alcalde.

No se puede aceptar que los barrios languidezcan mientras se saca brillo, con nuestro dinero, a las zonas ricas y a unas instituciones cada vez ms alejadas de las necesidades reales de la mayora de la poblacin. Es necesario prepararse y organizar la lucha contra la poltica del alcalde en torno a un programa que d absoluta prioridad al gasto social para conseguir una calidad de vida digna en nuestros barrios, con equipamientos suficientes para todos, con viviendas dignas, con una cultura, una educacin, una sanidad y unos servicios sociales amplios e igualitarios.

Es hora de acabar con el subdesarrollo social y el centralismo destructivo. Solo a travs de nuestra organizacin y la movilizacin podremos cambiar el rumbo de una institucin cuyo principal objetivo es despejar el camino a las grandes empresas para que campen a sus anchas. El futuro de los barrios madrileos depende de que los vecinos, los trabajadores y trabajadoras, seamos capaces de defenderlos para hacer de nuestra ciudad un lugar habitable, verdaderamente democrtico y en el que sean respetados escrupulosamente todos los derechos.

------------

Antonio Abueitah es presidente de la Asociacin de Vecinos de Aluche y Luis Miguel Busto Maulen es vicepresidente de la Asociacin de Vecinos de Viclvaro.

Ms informacin: http://vecinoscontralatasa.blogspot.com/

Rebelin ha publicado este artculo a peticin expresa de los autores, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter