Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-10-2009

El General Sabino Fernndez Campo: s y no a la memoria histrica

Miguel ngel Llana
Rebelin


Hemos de olvidar la historia del "Alzamiento Nacional", la historia de lo que fue un sangriento golpe militar contra un Gobierno legalmente constituido, contra las instituciones del Estado, contra una buena parte del Ejrcito y, sobre todo, contra la democracia republicana y contra su gente. Y los que en l participaron fueron unos golpistas que acarrearon cientos de miles de muertos y de miseria para acabar sumndose al fascismo de Europa. Fueron la causa directa de casi medio siglo de miseria moral, poltica y econmica de la que an quedan muchas secuelas. Tambin beneficiados, algn superviviente y, lo que es ms grave, muchos valedores.

Ahora dicen: no a la memoria histrica, no a los que defendieron la legalidad y murieron por ella. No a los asesinados y tambin no a su memoria, pero, s a los que participaron en el golpe de 1936 y continuaron durante dcadas con represin y violencia, no slo hasta el advenimiento de la democracia continuista, sino hasta la transicin con la que los mismos de entonces impusieron ahora la ley no escrita del punto final.

Fernndez Campo se sum y combati al lado de los golpistas, llegando a Alfrez Provisional y a Teniente, es decir, militar adicto al rgimen franquista por definicin, y ms tarde a General, para estar durante muchos aos al lado del dictador en cargos de confianza y de responsabilidad. No s si particip, como abogado que era, en alguno de los juicios sumarsimos -linchamientos y asesinatos legales- que comenzaron al finalizar el golpe militar de Franco en 1939, pero en todo caso s estaba al lado de todos los que formaban el jurado y de sus promotores, tanto por su cargo como por su rango, y esto sin la menor duda. Tampoco s si particip en al algn pelotn de fusilamiento, como militar que era, pero s es seguro que era compaero de armas y de promocin de compaeros que s participaron. Que se sepa, nunca repudi nada de lo sucedido durante el golpe o de lo que sucedi durante las dcadas que dur la dictadura.

Fue jefe de estudios y profesor de la Academia de Intervencin Militar durante la dictadura y tambin fue interventor de la Casa Militar del General Franco. Al mes de morir ste fue nombrado subsecretario de la Presidencia y, poco ms de medio ao despus, en 1976, subsecretario del Ministerio de Informacin y Turismo. Una buena carrera y, obviamente, comprometida, sin duda alguna, con la dictadura, con el dictador y con sus mtodos.

Olvidando todo esto, que es mucho olvidar, resulta que ahora los medios de comunicacin, los polticos de izquierda y de derecha lo pintan y lo recuerdan como el salvador del intento de golpe de Tejero de 1981. Pero tambin olvidan, sin entrar en ms detalles, que la Casa Real sali en antena cuando el fracaso del golpe ya era cosa de horas, segn la escasa informacin que la ciudadana posea. Porque nada se supo hasta pasadas bastantes horas de qu lado estaba el Palacio de la Zarzuela. Y, eso s, condenaron el golpe cuando ste slo se limitaba al Parlamento, cuando el golpe estaba fracasado. Dicho coloquialmente, pero con toda seriedad, esperaron a la ltima vuelta para apostar.

Elogian el que Fernndez Campo tuviera como lema y, como principio de lealtad, a Dios, al Rey y a la Patria. En el nombre de Dios la Iglesia Catlica apost por el golpe, por los golpistas y por la dictadura. El Rey no se fue, lo echaron, y slo vino de la mano del dictador y jur, ese era el precio, los Principios Fundamentales del Movimiento. Y, por Patria, queda por saber si es la Patria de la dictadura, a la que tambin jur defender y defendi, o qu otra abstraccin de algo sin ms contenido que el que convenga al poder que siempre defendi.

S y no a la memoria histrica pero, como siempre, con las matizaciones en favor de los de siempre.

www.asturbulla.org

Rebelin ha publicado este artculo a peticin expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter