Portada :: Ecologa social :: Ciencia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-01-2005

En algunas zonas de Fairbanks en Alaska, las casas y los edificios se inclinan en ngulos extraos.
Se derrite el hielo de la Tierra

BBCNews


Algunos se hunden como si se deslizaran cuesta abajo. Las puertas y ventanas se acercan cada vez ms al piso.

Es un paisaje arquitectnico que se hace cada vez ms familiar en la medida en que se derrite el helado permagel (suelo congelado) del mundo.

El agua reemplaza al hielo y el suelo cede, llevndose consigo a las estructuras construidas en la superficie.

Alaska no es la nica regin que se desploma. El derretimiento del permagel se acelera a travs de todas las regiones fras del planeta, segn advirtieron los cientficos durante el reciente encuentro de la Unin de Geofsica estadounidense (AGU) en San Francisco, Estados Unidos.

Adems del norte de Alaska, la zona permagel o de suelo congelado, incluye a la mayora de la tierra del rtico, como el norte de Canad y gran parte de Siberia, y tambin las partes ms altas de las regiones montaosas como los Alpes y el Tibet.

Problema de muchos

Se han recibido reportes de derretimiento en todas esas regiones.

"Es un problema que afecta a muchos", dijo Frederick Nelson, gegrafo de la Universidad de Delaware, EE.UU.

Los cientficos culpan al calentamiento global del derretimiento. As como se calienta la temperatura del aire, tambin lo hace el suelo congelado.

Estas observaciones reiteran las conclusiones de un informe reciente sobre el impacto del clima del rtico (Artic Climate Impact Asessment), que la prdida del hielo y permagel en la regin norte polar se debe al dramtico calentamiento registrado durante el pasado medio siglo.

El derretimiento del suelo congelado puede provocar que los edificios y las carreteras se derrumban y se agrieten las tuberas.

Tambin se afectan los recursos naturales. Los cientficos informaron sobre un aumento de desprendimientos de tierra en el permagel de Canad, cuya base es de tierra, y un aumento de la inestabilidad en regiones montaosas, como los Alpes, donde el hielo est atrapado en los lechos de rocas.

Con la excepcin de Rusia y su larga historia de monitoreo del permagel, los rcord globales son insuficientes, muchas veces demasiado breves o muy dispersos, para poder determinar la precisa extensin de la prdida del hielo, indica el doctor Nelson.

Sin embargo, los programas de monitoreo que ahora son mucho de una cobertura mucho mayor, como el Global Terrestrial Network for Permafrost (GTNP), revelan una tendencia de calentamiento a travs de toda la zona permagel.

"Lo que tom un siglo para que se lograra en el siglo 20 se obtendr en 25 aos en el siglo 21, si continua esta tendencia", agreg.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter