Portada :: frica :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-11-2009

La mirada africana
Un anlisis del panorama meditico en el continente negro

Ana Eloisa Molina Goigoux
Revista Pueblos


La visin que los medios de comunicacin ofrecen sobre frica no es la ms adecuada. La razn fundamental de esta afirmacin es que se trata siempre de una perspectiva externa al continente. De ah la importancia de generar un cambio. Sobre todo, si tenemos en cuenta que los grandes medios de informacin estn controlados por las mismas multinacionales que extraen recursos en el continente de un modo ticamente dudoso. Se puede comprender as que estas corporaciones tengan inters en que no se hable de frica.

En las escasas ocasiones en las que se habla de algn suceso ocurrido en el continente, ste es ofrecido en la lnea del africano salvaje. De esta forma, se conforma un imaginario que asocia todo lo africano con la ignorancia, las guerras, el hambre o los conflictos tribales. Estos tpicos son aludidos reiteradamente llegndose a consolidar como verdades absolutas. Por tanto, el cambio debe centrarse en los medios de comunicacin del propio continente africano. En palabras de Gabriel Ayite Baglo, director de la Federacin de Periodistas Africanos (FAJ) [1]: nos incumbe a nosotros los africanos encontrar los medios necesarios para tener empresas de comunicacin.

Paula CabildoLa imagen que la opinin pblica occidental tiene de frica es una perspectiva cocinada en Occidente. Por ejemplo, la imagen de los dirigentes africanos es, bien la de unos autcratas que utilizan todos los medios para mantenerse en el poder corrupto, bien dictaduras enmascaradas en democracias para respaldar los intereses occidentales. Los medios de comunicacin africanos, el cuarto poder del continente, son los que deben hacer ver que esto es una verdad a medias. El primer ministro de Kenia, Raila Odinga, coment en breves palabras la idea clave de este cambio, diciendo que frica debe ordenar su casa para generar noticias positivas que el mundo pueda ver. De igual forma, los conflictos armados en frica se presentan en los medios como consecuencia de los odios ancestrales entre las etnias, como si la violencia fuera una caracterstica innata de los africanos. Sin embargo, no se mencionan los intereses econmicos y geopolticos que los pases occidentales tienen en el continente. Y, por supuesto, se omite la informacin de la procedencia de las armas que alimentan estos conflictos; desde los nuevos artefactos que las potencias de la Guerra Fra llevaron a frica hasta la financiacin directa de golpes de Estado por parte de Occidente.

Por no hablar del fenmeno migratorio, que, no obstante, s es cubierto en la prensa africana de forma correcta, segn palabras de Gabriel Baglo. Los medios de comunicacin espaoles ofrecen la visin humana acerca de cmo los pobres africanos malviven de forma que son obligados a abandonar su pas llegando a morir en el intento. Pero de nuevo olvidan informar sobre qu ocurre en nuestro pas, las deportaciones y las condiciones en los centros de internamiento de inmigrantes; pero sobre todo, olvidan informar sobre la actuacin, o ausencia de ella, del Estado.

Sin duda, es cierto que la mejor explicacin que tienen los medios de comunicacin occidentales, para proteger sus diversos intereses, es volver al clich del negro salvaje al que Occidente desde su perspectiva de superioridad debe ayudar.

Cambio de perspectiva

La atencin, por tanto, debe centrarse en el desarrollo de los medios de comunicacin africanos para convertirse en proveedores de informacin. Si frica logra difundir ms all de sus fronteras su propia informacin, ser el momento de destruir esos clichs. Segn Muheldin Titawi, presidente de la Asociacin de Periodistas de frica del Este (EAJA), en el Congreso de la Federacin Africana de Periodistas: tenemos derecho a trazar nuestro propio destino y centrar nuestros esfuerzos en la lucha contra posibles intervenciones neocoloniales en nuestros asuntos, y tomar en cuenta los intereses de generaciones futuras.

El camino para asegurar una prensa libre y plural ha comenzado. Del congreso celebrado en Nairobi por la FAJ [2] se puede concluir que el primer paso a tener en cuenta es mejorar las condiciones de los periodistas en frica, que la mayor parte de las veces trabajan como autnomos o periodistas independientes. Estas condiciones deben consolidarse para mejorar as la calidad de su trabajo y la propia imagen del periodismo. No debemos olvidar que entre 1990 y 2006 murieron 199 periodistas y personal de apoyo ejerciendo su trabajo. El presidente de la Federacin Internacional de periodistas (IFJ) declar en Nairobi que es imposible hablar maravillas sobre la libertad de prensa cuando hay periodistas que viven en condiciones de extrema miseria y abandono.

El principal motivo de esta precariedad en la informacin es la dificultad que tienen los propios periodistas para acceder a informaciones veraces sin tener que hacer referencia siempre a rumores. Segn Gabriel Baglo a excepcin de Sudfrica, Angola y Uganda, el continente africano est muy atrasado en el movimiento mundial que pretende promover sus leyes sobre la libertad de informacin, lo cual garantizara a los periodistas el acceso a la informacin retenida por las autoridades pblicas.

Sin embargo, ya vemos como muchos pases africanos han conseguido franquear la barrera de la poltica denunciando, en sus medios de comunicacin, las actuaciones de sus dirigentes. Sin duda, los africanos estn optando por la libertad pero tienen demasiado miedo pues se trata de una profesin empobrecida [3]. Como explic Odinga, estos periodistas con salarios bajos son una amenaza para la informacin objetiva pues se venden al mejor postor. El problema, sin duda, lo encontramos en su origen, pues la formacin ha fracasado derivando en una cultura del da a da, en la que no hay inters por parte de las empresas en que los trabajadores se formen. La mayora de los periodistas no ejercen siendo enseados para ello, de hecho slo es obligatorio registrarse como periodista en Ghana, Uganda y Zimbabwe. No obstante, se est avanzando en este aspecto pues ya en el 2000, Botsuana y Mozambique crearon universidades especficas. Si bien, no sera tico criticar a los trabajadores nuevamente, pues lo realmente necesario es el apoyo estatal y la financiacin externa complementada por recursos internos, como defiende Baglo.

Las agencias donantes de ayuda y la comunidad internacional en general deben percatarse de la gran importancia de este sector en el desarrollo local. En palabras de Jose Carlos Sendn [4] la clave est en generar iniciativas que integren financiacin pblica y privada (coordinando a los donantes y evitando duplicidad). Aunque hay que puntualizar que no se debe olvidar, nuevamente, a las instituciones africanas, pues los africanos deben ser los actores principales de estas iniciativas para generar desarrollo gracias a los medios de comunicacin.

El objetivo mencionado por Sendn sobre falta de coordinacin fue la clave en Nairobi. Se deben coordinar todos los esfuerzos empleados, africanos y externos, para enfrentarse a los desafos; y la mejor forma de hacerlo es construir y fortalecer las uniones, sindicatos o gremios existentes. En concreto, Baglo declar que el futuro del periodismo en frica debera pasar y ser estimulado por el sindicalismo.

Ejemplo de esta voluntad de coordinacin es la peticin de la Federacin Internacional de Periodistas (FIJ) a la Unin Africana y a la Unin Europea para comprometer a los Estados africanos a mejorar las leyes sobre la libertad de la prensa y las condiciones de los periodistas en el continente; despus de que las dos instituciones recientemente firmaran una hoja de ruta sobre los medios de comunicacin y el desarrollo [5].

Recogiendo las primeras propuestas de cambio que surgan se fund la Federacin de Periodistas Africanos (FAJ) en la conferencia regional en Abuja, Nigeria (12-14 de noviembre 2007), donde se acord que actuara como el cuerpo de la ley continental de sindicatos de periodistas en la industria de la comunicacin en frica.

La labor principal de esta Federacin es promover un movimiento sindical fuerte en el sector de los medios, fortalecer los grupos subregionales de sindicatos, as como generar convenios de trabajo colectivos para establecer la libertad de prensa; entre otros aspectos clave. Sin duda, uno de los puntos a destacar en la Federacin es la campaa para la liberacin de periodistas encarcelados y contra la impunidad, actualmente centrada en Eritrea. En el programa de trabajo propuesto desde el 2008 al 2010 se hace referencia a dos temas principales: la solidaridad entre asociaciones y el periodismo de calidad. El desempleo y el significativo continuo aumento del denominado trabajo freelance sin proteccin son tambin alguna de las cuestiones principales. Sin duda, los proyectos de la federacin tienen que hacer frente a un problema fundamental como es la falta de recursos financieros. Sin embargo, aunque existe un primer paso como es la constitucin del Fondo Solidario Africano para poder atraer recursos externos al programa, las opiniones de los expertos no son nada positivas a este respecto, por lo que es conveniente que la FAJ se esfuerce en metas realistas y en propuestas que puedan funcionar.

La situacin meditica

Como estamos viendo, los objetivos de la FAJ son cada vez ms necesarios debido a la explosin de medios de comunicacin que est viviendo frica desde hace 15 aos en radio, prensa y televisin. Estamos ante un crecimiento en cantidad y diversidad. Los africanos instan al movimiento de sus medios, y stos a su vez mueven a sus sociedades. Nos encontramos ante una cultura de trasmisin oral, pues la radio es la que domina el panorama meditico con el 90 por ciento de escucha semanal en algunos pases como Sudfrica o Tanzania. La televisin es menos vista por su elevado coste, adems de la falta de electricidad en la mayora de las casas. Por su parte los lectores de peridicos son escasos, pues existe un alto grado de analfabetismo, por lo que los pocos ejemplares existentes se dirigen a la poblacin urbana. Si bien, como estima Madieng Seck, director de la agencia Jade, primera agencia de prensa no gubernamental de Senegal: la prensa ha evolucionado mucho, aunque no todos los peridicos merecen este nombre. No debemos olvidar el papel de Internet que, aunque sin mucha presencia en el continente, es de gran utilidad para la dispora. Sin duda, es el medio que mejor puede esquivar la censura; la informacin y los medios prohibidos reaparecen en Internet.

En concreto podemos mencionar a Pambazuka News, (www.pambazu ka.org) un portal de Internet que va ms all de la informacin. Se trata de una herramienta de comunicacin fundada por panafricanistas del siglo XXI, que lucha por la justicia social en el continente. Pambazuka, que en kiswahili significa amanecer, ha tratado de generar un espacio de reflexin y denuncia. Un esfuerzo por ofrecer informacin, contrainformacin, anlisis y opiniones sobre numerosos temas de inters en el continente y fuera de sus fronteras y, sin duda, las redes regionales e internacionales de universidades, los movimientos sociales y en general la sociedad, colaboran en gran medida a ello.

Segn Sendn, el sector meditico en frica se puede dividir en tres grandes bloques. El primero de ellos, sin duda de gran relevancia, son los medios comunitarios principalmente audiovisuales de carcter no lucrativo que son desarrollados a pequea escala por empresas privadas. Destaca la radio como principal medio de comunicacin pues todo el mundo la escucha en las zonas rurales. Estos medios estn dirigidos a grupos o localidades concretas con la finalidad principal de empoderar de alguna forma a estas comunidades. El principal problema es, de nuevo, la dependencia econmica de donaciones externas, y por tanto su sostenibilidad.

En el segundo lugar, los medios estatales que, como ya he sealado, no gozan de las condiciones ptimas por diversos intereses. Los recursos destinados no son los suficientes tanto por su cantidad como por la variedad de los beneficiarios, es decir, se observa en stos una orientacin progubernamental. Adems el personal no est formado, por lo que la calidad de los contenidos baja considerablemente. Al contrario que el grupo anterior, se concentra en los ncleos urbanos. Por ltimo, tenemos los medios de carcter privado, y por tanto de crecimiento independiente. Sin embargo, esta independencia es relativa pues, al igual que los medios comunitarios, deben su existencia a la financiacin privada, por lo que sirven a intereses comerciales. La mayora de estos priorizan la publicidad frente a la informacin.

Estamos ante el despegue de los medios de comunicacin africanos. Las diversas empresas de comunicacin africanas son capaces de ofrecer su propia perspectiva y vender as al mundo una visin propia del continente. Si bien, la comunidad internacional y las entidades africanas deben considerar los medios de comunicacin como un motor clave para el desarrollo y como un asunto ineludible para ofrecer una imagen de frica ms cercana a su realidad.

Ana Eloisa Molina Goigoux es periodista, doctorando en Relaciones Internacionales y Estudios Africanos en la UAM (Universidad Autnoma de Madrid) y estudiante en prcticas en la revista Pueblos. Este artculo ha sido publicado originalmente en el n 39 de la revista Pueblos, septiembre de 2009.

Notas:

[1] Mesa redonda sobre frica en los medios de comunicacin: conflictos olvidados, en el marco del Foro de las Ciudades, organizado por el Ayuntamiento de Fuenlabrada (Madrid) bajo el lema La hora de frica.

[2] Congreso de la Federacin de Periodistas Africanos (FAJ) el 22 y 23 de noviembre de 2008 en Nairobi.

[3] Definida as por Edouard Adzotsa, secretario general de la federacin sindical de trabajadores de la comunicacin.

[4] Artculo en la revista Nova frica de enero de 2009 sobre el papel de los medios de comunicacin en la construccin democrtica de frica.

[5] Se llev a cabo el 13 de septiembre 2008 en Uagadug en Burkina Faso. En el encuentro, llamado Foro Medios de Comunicacin y Desarrollo, participaron numerosos periodistas y organizaciones.

http://www.revistapueblos.org/spip.php?article1766



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter