Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-01-2005

Entrevista realizada al lder de la rebelin indgena peruana en marzo de 2004
Quin es Antauro Humala?

Carlos Aznrez
Resumen Latinoamericano

"Resumen Latinoamericano" estuvo con Humala en marzo del 2004 y logr reunir datos sobre este hombre que hoy se ha convertido en noticia en Per. De firmes convicciones nacionalistas, solidario con los indgenas de su pas, polmico en sus comentarios y acrrimo enemigo de la oligarquia, el fujimorismo y el actual presidente Toledo, Humala impresiona como un militar cansado de que las armas de la institucin apunten siempre al pueblo. Estas son sus opiniones


Algo nuevo se mueve en Per. Por un lado, el resurgir de la rebelda campesina protagonizada por la gigantesca marcha hacia Lima de miles de cocaleros, exigiendo al gobierno de Alejandro Toledo que d marcha atrs en su idea de erradicar los cultivos de coca, y por el otro, se hace cada vez ms visible el crecimiento del Movimiento Nacionalista Peruano (MNP) y del carisma del lder de esa organizacin, el Mayor (r) Antauro Humala. Quin es este hombre que recoge adhesiones en los sectores ms pobres de las zonas urbanas y tambin cuenta con el apoyo de las franjas mayoritarias del indigenismo peruano? Nada menos que aquel militar que en octubre del 2000 se levant en armas, junto a su hermano, el teniente coronel Ollanta Humala, contra Alberto Fujimori, cuya gestin agonizaba en medio de un escndalo de corrupcin.

En ese momento, los hermanos Humala recorrieron buena parte de las sierras de la zona sur del pas, rebelando pueblos para terminar reuniendo a su alrededor a casi 600 reservistas. Despus de varios das de resistencia fueron apresados, pero despus de la cada de Fujimori, el presidente interino Valentn Paniagua los rehabilit. Ollanta volvi al ejrcito y hoy es agregado militar en la embajada peruana en Pars, y Antauro se volc de pleno a la carrera poltica, demostrando que su discurso, tan llano y agresivo "como habla nuestro pueblo", ha ido consiguiendo muchos adeptos. Amigo de los indgenas ecuatorianos de la CONAIE, pero tambin de Evo Morales y Felipe Quispe, en Bolivia, "me considero hermano de ideas de Hugo Chvez", dice y admirador de "la lucha nacionalista de la Revolucin Cubana", Humala ha ido construyendo una organizacin que se define como antiimperialista, etnocacerista (ver recuadro) y enemiga acrrima de la oligarqua peruana y del actual presidente Alejandro Toledo.

Los militantes del MNP recorren las barriadas obreras y ms golpeadas por el hambre y suelen trabajar en tareas de alfabetizacin y "concientizacin poltica sobre los males que aquejan a Amrica Latina". Son los reservistas de Humala, vestidos con ropa militar de fajina (como cuando siguieron a su jefe en el "levantamiento heroico"), y muy al contrario de lo que ocurre con los generales de Toledo, la gente los recibe con abrazos y ovaciones. All precisamente, entre esa gente "golpeada por el liberalismo", al decir de Humala, es que "est creciendo la nueva Revolucin que dar vuelta las viejas y caducas estructuras del Per".

Sus enemigos sobre todo las campaas mediticas que stos vehiculizan- acusan al ex Mayor de "no respetar las reglas de juego mnimas para una convivencia pacfica". Sin embargo, Humala le dijo que "no es la gente la que me ve as, sino los politiqueros y periodistas a sueldo de stos. Son una minora extraterrestre que existe en el Congreso y en muchos ministerios, hacen bien en estar preocupados. Yo los desprecio como lo hace el 90% de la poblacin".

A Humala no le gusta que le hablen de "democracia" ya que sostiene que lo que se conoce con ese nombre en Per, es una verdadera "timocracia", un "gobierno de los timadores o en todo caso democracia prostituida". Para el lder nacionalista, "en mi pas hay que dar un giro total en su poltica econmica y obviamente eso no lo va a hacer Toledo porque se trata de un gobierno hipotecado a los intereses extranjeros, vale decir a la Carta de Intencin del FMI, o sea al neoliberalismo".

En cuanto a qu puede ocurrir con las elecciones planteadas para el 2006 (ya hay algunos rumores de que Toledo estara dispuesto a adelantarlas), el jefe nacionalista no cree que sea una solucin mover el calendario. "Si se adelantan competiran los mismos de siempre que ahora estn sentados en el Congreso. Eso sera cambiar mocos por babas", seal. Para su Movimiento, la salida se vislumbra a travs de una Asamblea Constituyente, donde estn representadas todas las fuerzas vivas: Reservistas, cocaleros, SUTEP, jubilados, Construccin Civil, asociaciones de despedidos, gremios agrarios, sindicatos obreros. Algo as como una suerte de Estados Generales de la Francia Revolucionaria, con rodamientos de cabezas inclusive.

El tema de resolver "la crisis de corrupcin y entrega del patrimonio nacional" por va expeditiva "si hay que fusilar a unos cuantos generales no nos debe temblar el pulso"-, es otro aspecto con el que Humala pone nerviosos a sus oponentes. "Parece que muchos no han ledo la Constitucin vigente ni las pasadas. En todas ellas dice pena de muerte para quienes cometen delitos graves contra el pas. Tambin lo estipulan los cdigos militares de todos los ejrcitos del mundo. Ac simplemente prostituyen los trminos: democracia es equivalente a elecciones, alfabetizar a castellanizar, religin a catolicismo y pena de muerte a asesinato".

LAS FRONTERAS SON VERTICALES

El Movimiento Nacionalista Peruano encara con mirada polmica aspectos claves que hacen a la soberana y a ciertas debilidades que los pases del continente tienen frente a los patrones coloniales. As es que Humala viene afirmando en sus charlas pblicas y ahora lo repite en este entrevista un particular concepto sobre las fronteras, "eso afirma- de lo que tanto le gusta hablar a los militares"

Sobre el particular, el ex Mayor nacionalista dice: "Segn el criterio importado de la doctrina de la Escuela de las Amricas, las fronteras son simplemente horizontales. Y eso es un error, ya que las fronteras, a nuestro entender, son verticales, puesto que el espacio areo es tambin territorio peruano, por donde van las lneas areas extranjeras o las ondas que permiten que veamos televisin. Todo eso circula por territorio patrio y se da la paradoja de que los grandes empresarios privados que tergiversan la informacin, utilizan ese territorio nacional en forma injusta y violatoria de nuestros derechos. El suelo es tambin parte importante de la Nacin, el agro no puede estar en manos extranjeras, el oro, la plata, el zinc, son nuestros. El mar es tambin parte de la Patria y no podemos privatizarlo permitiendo a barcos extranjeros que se lleven todas nuestras riquezas.

Por all hay que arrancar la visin para definir el nuevo rol de las Fuerzas Armadas del continente. Tenemos que tener presente y yo siempre se los digo a mis compatriotas en el Per, de que arranquemos de la premisa y en esto obviamente excluyo hoy a Cuba y a Venezuela- de que seguimos siendo colonia.

Voy a ser ms polmico an: en el caso peruano, boliviano y ecuatoriano, que son pueblos tnicamente hermanos, la gesta de emancipacin de 1821, que proclam la independencia de esos pases, fue un acto de liberacin s, pero para los sectores criollos y minoritarios. Los cholos de los tres pases siguieron siendo tributarios de las castas blancas y los de origen africano continuaron siendo esclavos. Era una independencia virtual, un separatismo criollo de los espaoles, pero para nosotros, los que estamos al lado de los pueblos originarios, la colonia ha cambiado de amo. La relacin de sumisin que ayer tenamos con Madrid hoy se da con Washington"

"Contra toda esta hipocresa nos hemos levantado en el Per", dice y enseguida aade a manera de conclusin: "Una persona agoniza en horas o das; un gobierno lo hace en semanas o meses (Fujimori demor casi un ao); y una Repblica en aos o dcadas. As son los procesos histricos. Toledo ya es cadver, el Gobierno agoniza, pero la Republiqueta Criolla an da coletazos, por ms herida que est. Por algo no lleva a cuestas, a manera de "banderillas", 14 constituciones con olor a gas lacrimgeno".

EL ETNO-CACERISMO DE HUMALA

Como el mismo Antauro Humala lo explic en ocasin del histrico levantamiento que protagoniz contra Fujimori y Wladimir Montesinos, su movimiento nacionalista reivindica la doctrina etno-cacerista. Etno porque viene de etnia, teniendo en cuenta que en Per pero lo mismo se da en Bolivia y Ecuador- la poblacin mayoritaria es indgena. De all la estrecha relacin de Humala con movimientos como el que llevan adelante Felipe Quispe con la poblacin aymara en el territorio boliviano al que desconocen como propio.

En el caso de Per, para los etno-caceristas pesa mucho la tradicin cultural incaica y anteponen la lucha indgena por sus reivindicaciones por encima incluso de la lucha de clases.

Andrs Avelino Cceres fue un Mariscal que como tantos otros caudillos del continente se puso al frente de un ejrcito de indgenas y guerrilleros para luchar contra los oligarcas de adentro y los conspiradores que venan del exterior. En 1879 llev adelante la conduccin de su ejrcito con Chile, que intentaba instalar un protectorado en suelo peruano. Lo particular de este jefe militar que luego fue proclamado Presidente- era que todas las instrucciones de formacin y disciplina se inspiraban en la cultura de los jefes Incas, as como las voces de mando se formulaban en quechua, rechazando de plano toda "infiltracin del lenguaje centro-europeo", como predominaba en los ejrcitos de esa poca.

Humala recoge estos principios y se planta con sus seguidores contra toda intromisin occidental y reivindica una especie de socialismo indgena que si bien coincide con el movimiento de rebelda bolivariana que atraviesa el continente, se distancia de ciertos conceptos que esgrime un sector de la izquierda continental que ignora el peso de los pueblos originarios en el quehacer nacional.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter