Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-11-2009

El Salvador: Confesarn Montaner y Posada Carriles su complicidad?
Los documentos confirman que la CIA saba que se iba a matar al jesuita Ellacura

Jean-Guy Allard
Rebelin


El Departamento de Estado norteamericano, la CIA y los servicios de inteligencia espaoles, el antiguo CESID, saban que el sacerdote jesuita Ignacio Ellacura, jesuita, rector de la Universidad Centroamericana (UCA), y cinco de su colegas iban a ser asesinados por un escuadrn de la muerte del ejrcito salvadoreo.

Lo confirm en su edicin dominical el diario espaol El Mundo citando una serie de documentos de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, desclasificados recientemente que sern entregados a la justicoa espaola.

La revelacin refuerza an ms las informaciones que indican como el agente CIA radicado en Madrid Carlos Alberto Montaner estaba enterado de la conspiracin cuando amenaz directamente a Ellacura unos das antes del horroroso crimen.

Tambin toma todo su sentido la teora segn la cual el terrorista internacional Luis Posada Carriles, agente de la CIA entonces alto oficial del aparato represivo salvadoreo y hoy refugiado en Estados Unidos con la complacencia de las autoridades, estuvo implicado en el complot.

El escuadrn de militares asesinos irrumpi en la UCA en la madrugada del 16 de noviembre de 1989, y sorprendi a los seis jesuitas durmiendo. Se les orden levantarse para luego llevarlos al patio donde se les ejecut boca abajo con proyectiles explosivos en la cabeza.

Los padres Ellacura, Armando Lpez, Juan Ramn Moreno, Ignacio Martn- Bar, Segundo Montes y Joaqun Lpez, todos profesores de la institucin y defensores de la Teologa de la Liberacin, eran vctimas de ataques constantes de la extrema derecha fascista del partido ARENA cuyos representantes siguen hoy activos en el escenario poltico salvadoreo.

Tambin fueron vctimas de la masacre Elba Julia Ramos, trabajadora de la residencia de los sacerdotes, y su hija Celina, de 15 aos,

Este lunes 16 de noviembre se cumplen 20 aos del asesinato mientras en el vecino Honduras, han agarrado el poder otros de ests mismos centroamericanos quienes dos dcadas atrs seguan sembrado el terror, respaldados por la CIA y el Departamento de Estado.

Inculpados, unos autores materiales de la masacre fueron condenados en enero de 1992 a 30 aos de crcel para luego ser escandalosamente amnistiados apenas 14 meses despus, en abril de 1993.

El diario espaol El Mundo seala que una serie de documentos de los servicios de inteligencia de Estados Unidos han sido desclasificados y sern aportados ante la Audiencia Nacional, en Madrid, donde fue admitida una querella contra "los responsables de aquella matanza".

Entre los papeles que sern aportados a la Audiencia Nacional hay informacin donde se documenta, de manera directa, que el jefe militar de la embajada de Estados Unidos en El Salvador, el coronel Milton Menjvar, y una alto cargo del Departamento de Estado de EEUU saban lo que estaba preparando el Estado Mayor salvadoreo contra el rector de la UCA, informa El Mundo.

Del estudio de esos documentos desclasificados se deduce, segn los analistas consultados por este peridico, que el CESID tambin tena conocimiento o barajaba la misma informacin que los norteamericanos, precisa el diario.

Casualidad: Montaner est en Honduras celebrando el Golpe de Estado

Casualmente, las revelaciones de El Mundo surgen cuando el pseudointelectual de origen cubano Carlos Alberto Montaner se encuentra en Tegucigalpa celebrando al rgimen fascista del empresario Micheletti, acompaado por hijo del peruano Mario Vargas Llosa.

En una intervencin furibunda ante una asamblea de negociantes golpistas, Montaner ha denunciado, con su habitual retorica derechista el castro-chavismo que, segn el, fracas en Honduras aunque pronto intentar nuevamente desestabilizar el pas.

Hace falta recordar como, apenas una semana antes del asesinato de los seis jesuitas salvadoreos, el mismo Montaner amenazaba al rector Ellacura al terminarse un programa cara a cara de la televisin espaola dirigido por la locutora falangista Mercedes Mil.

Aos ms tarde, el escritor madrileo prfugo de la justicia cubana por su actividad terrorista en la Habana en 1960, calific de laberinto de jesuitas y mariknolles despistados la presencia en Amrica Latina de religiosos partidarios de la Teologa de la Liberacin.

La orden Mariknol de Estados Unidos ha sido tambin vctima de los escuadrones de la muerte, en 1980, el ao del asesinato de Monseor Romero, cuando cuatro monjas estadounidenses fueron violadas y asesinadas por efectivos de la Guardia Nacional en el curso de la Operacin Centauro, manejada por agentes cubanoamericanos de la CIA y el embajador de Venezuela en El Salvador, Leopoldo Castillo.

El neofascista Leopoldo Castillo es hoy conductor de un programa en el canal venezolano de la derecha golpista Globovisin.

Posada estaba encargado de aniquilar a la izquierda

En la poca del crimen de los jesuitas, Luis Posada Carriles era el asesor personal en materia de represin del presidente Jos Napolen Duarte quin gobernaba el pas, bajo orientacin del Departamento de Estado, desde 1984.

Despus del final de la operacin de trafico de armas contra droga que dirigi en Ilopango con el escndalo Irn-Contra, la CIA coloc a Posada entre los ex torturadores de la polica secreta de Venezuela que dirigan entonces la Polica Nacional (PN) salvadorea, al lado de los esbirros Mauricio Sandoval y Vctor "Zacarias" Rivera.

Posada lleg a convertirse en consejero de Duarte que, dice, lo llamaba a su propia casa para resolver casos particulares. Se dedic entonces a orientar a los escuadrones de la muerte que sembraban el terror en el pas.

Despus de abandonar El Salvador con el cambio de presidente, regresa unos aos ms tarde al lado de sus socios de ARENA y establece una base de operacin por cuenta de la Fundacin Nacional Cubano Americana, fachada anticubana de la inteligencia yanqui.

Vale la pena subrayar que la UCA y el Instituto de Derechos Humanos de El Salvador presentaron en noviembre de 2003 una solicitud de investigacin contra el ex presidente de El Salvador Alfredo Cristiani (hoy partidario incondicional del rgimen de Micheletti) y militares salvadoreos ante la Comisin Interamericana de Derechos Humanos una sucursal de la OEA, que todava seis aos despus-, no se ha pronunciado sobre su admisin.

Rebelin ha publicado este artculo con la autorizacin del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter