Portada :: Europa :: De la Constitucin Europea al Tratado de Lisboa...
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-11-2009

Berln y Pars imponen a Van Rompuy y Londres a Ashton

Gara

Los Veintisiete cubrieron ayer el expediente de la paridad al elegir, por unanimidad, al primer ministro de Blgica, el flamenco Herman Van Rompuy, como presidente del Consejo Europeo y a la comisaria europea de Comercio Exterior, la inglesa Catherine Ashton, como Alta Representante de la UE para la Poltica exterior. Tras el baile de candidatos de las ltimas semanas, el acuerdo de los socialistas europeos en torno a Ashton allan el camino al consenso.


El ambiente de confusin que ha precedido a la cumbre extraordinaria del Consejo Europeo en la que deban ser elegidos los dos nuevos cargos establecidos por el Tratado de Lisboa, el presidente de este rgano y la jefa de la diplomacia de la Unin Europea (UE), no parece haber sido el que sugera el baile de candidatos de las ltimas semanas a la vista del resultado, ya que los Veintisiete llegaron a un consenso mucho antes de lo previsto.

El primer ministro de Blgica, el flamenco, Herman Van Rompuy, y la comisaria europea de Comercio Exterior, la inglesa Catherine Ashton, ocuparn, respectivamente, los cargos de presidente permanente del Consejo Europeo, durante los prximos dos aos y medios, y de Alta Responsable de la Unin para Asuntos Exteriores y Poltica de Seguridad, para los prximos cinco, ya que ser tambin vicepresidenta de la Comisin Europea.

Los Veintisiete cumplieron, de esta forma y al menos por esta vez, el expediente de la paridad, al elegir a un hombre y a una mujer, tal y como algunas voces comunitarias venan reclamando. El juego de equilibrios en el seno de la UE ha sido puesto de manifiesto como ya se esperaba al ser designados un representante de un Estado pequeo (Blgica) y otro de un Estado grande (Gran Bretaa), en ambos casos dos personas poco conocidas fuera de sus propios pases y discretas, y con un bajo perfil poltico.

Jugada de Londres

El rdago de los socialistas europeos tras el acuerdo alcanzado en torno a Ashton allan el camino del consenso, adems de descartar la candidatura del ex primer ministro britnico Tony Blair a la Presidencia del Consejo Europeo -propuesta de Londres que no suscit demasiados apoyos en el seno de los Veintisiete- y evitar que los britnicos bloquearan la apuesta franco-alemana por el belga Herman Van Rompuy.

Precisamente fue el actual primer ministro britnico. Gordon Brown, quien propuso a Ashton en la reunin de los socialistas europeos, destacando que es alguien que ya trabaja en Bruselas y que es una mujer, segn sealaron los medios britnicos. Al perecer, Brown se habra decantado por Ashton tras constatar la imposibilidad de que prosperara la eleccin de Tony Blair.

Los nuevos altos cargos de la UE elegidos ayer tuvieron el respaldo unnime de los Veintisiete, segn anunci el primer ministro de Suecia y presidente de turno comunitario, Fredrik Reinfeldt.

Este es el nuevo equipo de liderazgo de Europa, afirm Reinfeldt en la rueda de prensa en la que present a Herman Van Rompuy y a Catherine Ashton.

Reinfeldt, quien recibi en los ltimos das crticas por el largo perodo de conversaciones que precedi a la cumbre de ayer, recalc que ha sido un proceso basado en consultas con todos los pases de la UE.

Es importante demostrar que todos tienen una voz, asegur el primer ministro sueco.

Sin embargo, el presidente del Consejo Europeo y la jefa de la diplomacia comunitaria competirn entre s para ser la imagen de Europa en el mundo, al tener ambos competencias en la accin exterior.

El Tratado de Lisboa es poco especfico sobre las funciones del presidente del Consejo Europeo, por lo que el perfil del cargo depender del contenido que le d su primer ocupante. Al haber elegido a alguien como Van Rompuy, los lderes europeos han dejado claro que prefieren que el nuevo presidente acte como facilitador de consensos y que no asuma un excesivo protagonismo.

Seala que asumir, en su rango y condicin, la representacin exterior de la Unin en los asuntos de poltica exterior y de seguridad comn, sin perjuicio de las atribuciones del Alto Representante de la Unin para Asuntos Exteriores y Poltica de Seguridad. Pero no delimita con claridad las competencias de uno y otro cargo, lo que puede ser origen de frecuentes disputas.

La candidatura del democristiano Van Rompuy estaba patrocinada por el eje franco-alemn y era la que encontraba menos resistencias entre el resto de socios europeos.

Pero su eleccin obligar a Blgica a volver a buscar primer ministro menos de un ao despus de su ltima crisis de Gobierno, de la que ha salido precisamente de la mano de Van Rompuy.

Tras su eleccin para el cargo institucionalizado por el Tratado de Lisboa, los presidentes de los partidos de la mayora debern reunirse lo antes posible para asegurar la continuidad gubernamental y evitar una nueva crisis de confianza, advirti ayer en declaraciones a la radio RTL la viceprimera ministra belga, Laurette Onkelinx.

Recalc que la persona que le suceda debe comprometerse a garantizar la estabilidad del pas, as como a solucionar los problemas econmicos y la explosiva cuestin de la escisin del distrito electoral bilinge de Bruselas-Halle-Vilvoorde (BHV).

Intereses de todos

Van Rompuy no ha contado para su candidatura con un apoyo slido de los medios de comunicacin belgas, pero s ha sufrido una agresiva campaa por su perfil federalista desde los rotativos britnicos.

Ahora tendr que abandonar su cargo actual, lo que podra fracturar la coalicin gubernamental, formada de manera asimtrica por democristianos, liberales y socialistas.

El recin elegido Van Rompuy se comprometi ayer, en su primer discurso, a tener en cuenta los intereses y sensibilidades de todos y a tratar de asegurar el consenso en las decisiones de los Veintisiete. Todos y cada uno de los pases deben surgir victoriosos de las negociaciones. Una negociacin en la que una parte termina derrotada no es nunca una buena negociacin, asegur, antes de garantiz tambin el respeto a la soberana y tradicin de cada Estado miembro.

Van Rompuy dej claro que su intencin es buscar siempre el consenso en las decisiones, a pesar de que una de las novedades del Tratado de Lisboa que entrar en vigor en diciembre es que se elimina la necesidad de unanimidad en el Consejo para muchas materias.

http://www.gara.net/paperezkoa/20091120/167750/es/Berlin-Paris-imponen-Van-Rompuy-Londres-Ashton



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter