Portada :: Chile :: Pueblo Mapuche: Cinco siglos de Resistencia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2009

Entrevista a Marcelo Catrillanca, dirigente mapuche clandestino
"Cada da en libertad es una victoria"

Pedro Cayuqueo
Punto Final


Es uno de los lderes mapuches ms buscado del pas. Y el ms escurridizo. Marcelo Osvaldo Catrillanca Queipul (39 aos), padre de Camilo (14 aos), Paulina (12 aos) y Newen (6 aos), acaba de cumplir siete aos prfugo de la justicia. El ao 2002, este dirigente de la Comunidad Temucuicui fue condenado en Collipulli a 5 aos de crcel, acusado de incendiar, en diciembre de 1999, un bosque del fundo Alaska, entonces propiedad de la Forestal Mininco. El fundo era demandado por los comuneros desde la dcada de los 70. Agotadas las vas institucionales y aburridos de la inoperancia de Conadi, el ao 1999 decidieron pasar de los dichos a los hechos. Tres aos de ardua lucha cost recuperar las tierras, entregadas a la comunidad por el Estado finalmente en 2002.

Pero la lucha tuvo sus costos. A los cientos de heridos en los desalojos policiales, se sum una persecucin judicial y poltica contra quienes encabezaron las movilizaciones. Marcelo, uno de ellos. Acusado de incendio, fue condenado junto a otro dirigente: presunciones fundadas del juez determinaron el encarcelamiento de ambos. Ello fue suficiente para que tras acceder a beneficios previos a su sentencia, Catrillanca optara finalmente por la clandestinidad. O la rebelda, como prefiere llamarla.

Marcelo no es cualquier dirigente. Hijo del izol lonko Juan Catrillanca Antn, emblemtico lder de Temucuicui y de la Alianza Territorial Mapuche, Marcelo asume con dignidad y orgullo su linaje. Ser de Temucuicui implica respeto por la historia, nos dice. All batallaron defendiendo el territorio mapuche grandes lonkos del siglo XIX. Todos ellos heredaron a las nuevas generaciones un legado de lucha. Pero tambin una vara muy alta que superar, advierte el dirigente.

Cauteloso como pocos, esta es la segunda entrevista que ofrece a un medio de comunicacin en siete aos de vida clandestina. La anterior fue en febrero de 2005, tambin para Punto Final. Tras sortear frreas medidas de seguridad, dimos con el paradero del dirigente mapuche. Estas son sus palabras

Cmo han sido estos aos como clandestino?

La situacin ha sido compleja, pero uno, como mapuche, no puede humillarse ante el sistema. Es difcil, pero la consecuencia, el compromiso que uno tiene con su pueblo lo hace ser ms fuerte. Frente a ms represin, uno se capacita ms para hacerle frente. Estos aos me han permitido fortalecer mi compromiso como dirigente mapuche. A veces los que ms sufren son la familia, mis hijos principalmente, que lamentan que no podamos andar juntos como familia. Es terrible que ellos tengan que madurar de esta forma. Uno guarda resentimiento contra el sistema judicial por eso, pero soy optimista y s que pronto estaremos juntos. Esta es la vida que nos toc y poco podemos hacer. 

En qu punto est su caso judicial?

De acuerdo a las leyes, para que prescriba una causa judicial dicen que son diez aos. Estoy dispuesto a esperar el tiempo que sea necesario y despus, seguir asumiendo pblicamente las responsabilidades que uno tiene como mapuche. Yo asum como secretario dentro de mi comunidad, ese cargo tena cuando luchamos por recuperar el fundo Alaska de Mininco, y luego cuando ca preso. Tengo claro que debo regresar a cumplir con mi rol de dirigente. Para m ha sido complicado, triste, no estar en la lucha con los hermanos, no ser partcipe de la lucha que han reactivado en Temucuicui y en otros territorios. Como mapuche de lucha, como mapuche que quiere ser un aporte para su gente, es triste no poder estar junto a ellos. Pero saben que siempre estoy con ellos y que comparto sus luchas. Hoy estn los pei hablando de territorio y me parece muy bien que se hable de territorio, porque vamos apuntando al fondo del problema: que aqu hubo una invasin por parte del Estado a un pueblo originario. 

Hoy las reivindicaciones no estn restringidas a los ttulos de merced. Es un avance?

Absolutamente. Para el pueblo mapuche es un avance que se hable de territorio ancestral, porque el problema no es de una comunidad tal o cual, es un problema del pueblo mapuche con un Estado que nos despoj. En 2001 reclambamos tierras, un fundo a lo ms, as lo veamos. Mirbamos un ttulo de merced y decamos, este winka nos tiene quitadas 210 220 hectreas. Mirbamos los planos y llegbamos a esa conclusin. Eso hoy no basta, no digo que no haya que hacerlo, pero no es suficiente.

Por ello se habla de recuperar espacios territoriales. Esta bien recordarle al Estado que el conflicto parte por el incumplimiento de compromisos histricos entre los mapuches y los winkas, cuando la frontera era el ro Bo Bo. Alguien viol tratados y por eso estamos como estamos. De ah parte la injusticia. Hoy podemos ver una comunidad grande pero muy pobre. Vemos a un particular con 600 hectreas, a una forestal con mil hectreas y a una familia mapuche con miserables metros cuadrados. Eso no puede ser. Por ello hay que decir y reafirmar que nuestra lucha no se trata de mendigar tierras, de mendigar apoyos. Se trata de recuperar lo perdido, de reconstruir nuestro territorio y un pas que tuvimos en el pasado. 

Gran parte de los dirigentes clandestinos tarde o temprano han sido detenidos; el ltimo caso fue el de Mireya Figueroa. Cmo ha sido sobrellevar la persecucin policial?

La persecucin ha estado siempre presente, el hostigamiento a mi familia, a mi comunidad, a mis familiares. Pero yo creo que las detenciones muchas veces son por datos, es decir, encuentran a alguien que finalmente es convencido de delatar a un hermano. En mi caso esto no ha sucedido. Eso me ha ayudado, la lealtad y la proteccin de mucha gente que valora lo que uno es como mapuche.

Gobierno se ha equivocado

Qu le parecen las medidas del go-bierno para afrontar lo que llaman el con-flicto mapuche?

Este gobierno se ha equivocado, como antes tambin lo hicieron otros. Se prometen cosas, muchas cosas: nuevas instituciones, subsidios, tierras, pero al final todo se resume en ms represin a las comunidades que luchan. Ms policas no ayudan en nada, slo alteran el orden all donde se podra avanzar en acuerdos. En Temucuicui existen decenas de acuerdos, compromisos del gobierno que no se han cumplido desde que se entreg el fundo Alaska, hace ya ms de 5 aos. Se han firmado acuerdos con Conadi, con la Gobernacin, con la intendenta. Lo que puede resolver el conflicto es que las autoridades cumplan lo que firmaron, es tan simple como eso! Pero no hay cambio entre un presidente y otro, entre un gobierno y otro. A lo ms se dejan de usar ciertas leyes ms represivas para aparentar que hay cambios, pero al final es lo mismo. 

Qu proyeccin le ve al actual proceso de movilizaciones que impulsa la Alianza Territorial Mapuche, que en-ca-beza su padre y donde participa su comunidad?

Me parece bien, se ve que no es el movimiento de una comunidad aislada sino de un pueblo, de diversos territorios de nuestro pueblo. Hoy las comunidades no estn diciendo somos una comunidad, estn hablando de ser territorios, de ser diversos lof que se han levantado. As lo estn planteando los lonkos y yo comparto esa visin. El gobierno debe entender que esto no tiene marcha atrs, las comunidades van a seguir movilizadas y por lo que se ve, se irn sumando otras.

Las autoridades han equivocado el camino. Cuando el subsecretario Rosende visit la zona enviado por el gobierno hace unos meses, vino en helicptero y desde el aire dio una vuelta y se fue. Viera-Gallo ha sido ms de lo mismo, no se ha reunido con las comunidades movilizadas. As nunca se lograr avanzar en soluciones. Recuerdo que el ao 2000, cuando estaba fuerte la lucha por el fundo Alaska, Jos Miguel Insulza envi directamente a Robinson Prez, quien vino a entablar una mesa de trabajo y de negociacin con nosotros, que estbamos movilizados. Y pudimos avanzar y resolver el conflicto. Pero ahora las autoridades vienen a puro pasear en helicptero.

Elecciones de diciembre

En diciembre viene una eleccin presidencial y parlamentaria. Qu rol debieran jugar los mapuches en esa coyuntura?

Creo que debiramos abstenernos. No hay diferencias, para m, entre derecha y Concertacin. Creo que como mapuches no podemos seguir cayendo en ese juego. Distinto sera si tuviramos nuestra propia gente peleando una candidatura al Congreso. Nosotros debiramos trabajar para tener nuestra propia gente preparada para competir en las elecciones, gente que obedezca a una lnea de pensamiento poltico mapuche. Que sea un representante nuestro y no de los empresarios o de los partidos polticos wincas, que ni siquiera conocen nuestra realidad ni les interesa conocerla. 

La clandestinidad es una trinchera de resistencia?

Es una trinchera de lucha, claramente. No se trata de estar escondido sin hacer nada. Hay pei (hermanos) y lamngen (hermanas) que lamentablemente estn presos, pero es una situacin que yo no quise aceptar para m. Es un camino vlido. Estar prfugo es una lucha constante, da a da, un camino que han seguido personas emblemticas: Pablo Neruda, quien luch por la dignidad de los trabajadores, Gladys Marn, que luch por el bien de toda la sociedad, son personas que dieron ejemplo en esto. Yo, tarde o temprano, voy a ser libre y seguir luchando pblicamente por la causa de mi pueblo, como dirigente.

Qu mensaje enviara a dos mapuches que han optado por el refugio poltico en Argentina? Me refiero a Pascual Pichn Collonao y Pedro Vivanco.

Todo mi apoyo, toda mi fuerza para ellos. Donde sea que estn mantengan la fuerza, porque no es fcil estar lejos de tu comunidad, de la familia; sufren los nios, sufren las esposas y sufre uno. Les dira que aprovechen el tiempo, que se capaciten, que se eduquen ms y as puedan ser tiles a esta lucha que seguir a futuro y que no termina con uno. Estar clandestino o prfugo no es estar muerto, es simplemente una posibilidad de seguir luchando, de seguir preparndose. No se trata de cobarda. La justicia y el Estado nos condenaron, pero cada da en libertad es una victoria nuestra.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter