Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2009

La sociedad constructora, smbolo de Dubai, al borde de la bancarrota
El fin del Mundo

Christian Elia
Peacereporter

Traducido para Rebelin por Gorka Larrabeiti


Se iba a ver desde la Luna. El Mundo, en medio de tres palmeras artificiales. Este era el proyecto que hara de Dubai el faro de las inmobiliarias de lujo del futuro. Tras estos proyectos estaba Dubai World, sociedad con capital pblico que controla las principales inversiones inmobiliarias de los Emiratos rabes Unidos.

Anoche Dubai hizo como si nada hubiera ocurrido. El primer da de vacaciones por el Eid al Adha, la fiesta del sacrificio en referencia a la prueba de Abraham y la cercana de la fiesta nacional de los emiratos, que conmemora el 2 de diciembre de 1971 cumpleaos d elas federaciones de los siete jeques, mantuvieron a la gente lejos de la crnica financiera. Sin embargo, puede producirse un doloroso despertar. Todo comenz con un comunicado de la Dubai World, que hizo pblico el estado financiero del coloso de la construccin: la sociedad pidi a los bancos que congelaron durantes al menos seis meses el pago de las deudas que vencan y que alcanzaban en conjunto la cifra de 59.000 millones de dlares. La Nakheel, sociedad constructora considerada hasta hace pocas semanas la joya del emir de Dubai, Mohamed al Majtum, habr de hacer frente antes de mediados de diciembre a un pago de obligaciones que vencen por valor de 3.500 millones de dlares.

Los medios de prensa locales, que jams se muestran malvados con el jeque, difunden serenidad. Pero la situacin, en realidad, se saba desde hace tiempo. De las palmeras que se tenan que hacer, se ha terminado, por as decirlo, slo una de las tres. Del archipilago con forma de mundo en el que la familia Beckham se iba a comparar la reproduccin de Inglaterra, ni sombra. Se ha retrasado asimismo la inauguracin del propio Burg Dubai, el rascacielos ms alto del mundo. Lo que respaldan muchos observadores aqu es la confianza en las cuentas bancarias infinitas de los jeques, en concreto las del de Abu Dabi. El emirato que representa tambin la capital del Estado, cuenta con los ingresos que garantiza el crudo y la familia que lo gobierna, los Al Nahayan ya intervino antes para sanear las alegres cuentas de Dubai.

El ltimo ejemplo es el metro de superficie de Dubai, inaugurado el 9 de septiembre de 2009 por el jeque Mohamed a las nueve de la maana honorando su nmero de la suerte. Sin la intervencin financiera de Abu Dabi el primer metro rabe no habra visto la luz. Hay quienes afirman que el precio del progresivo aumento de la influencia de la capital en los negocios de Dubai es una acentuacin del conservadurismo religioso, al que Dubai es alrgico. Tambin a mediados de los noventa y afinales de los setenta -dicen hombres de negocios del lugar- los Emiratos consiguieron salir de crisis econmicas que parecan acabar con el sueo de hacer florecer el desierto.

Queda por ver si no hay dos sin tres.

http://it.peacereporter.net/articolo/19138/La+fine+del+mondo


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter