Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2009

Drones en Pakistn: bombardeos sin salir de casa
Los amos de la guerra

Michelangelo Cocco
Il Manifesto

Traducido para Rebelin por Juan Alba Martnez


Durante 5000 aos combatir ha implicado la posibilidad de morir. Hoy, con los aviones sin piloto los EE.UU pueden afrontar los conflictos como si fueran videojuegos. Pero el uso de los drones est bajo acusacin en Pakistn y Washington.

Un cuarto de hora despus de haber lanzado misiles en la zona tribal de Paquistn, el capitn Dan entra en su casa a pocos kilmetros de la base aeronutica de Creech en Nevada, abraza a su mujer y a sus hijos y se sienta en la mesa para cenar. Esto es posible gracias a uno de los 200 unmanned aerial vehicle(UAV) que posee el ejrcito estadounidense. Aviones sin piloto o simplemente drones guiados con joystick, teclado y pantalla, a miles de kilmetros del objetivo y con las instrucciones dadas paso a paso por la CIA en Langley, Virginia. El modelo ms avanzado se llama MQ-9 reaper, literalmente segador, y tiene una capacidad de destruccin mayor que su predecesor, el predator, del cual estn en servicio 195 ejemplares. De once metros de longitud y dotado de alas de 20 metros, los 28 reaper estadounidenses son verdaderas mquinas de guerra que con el depsito lleno pueden volar noche y da durante 14 horas seguidas trasportando bombas GBU-12 guiadas por lser y misiles aire-tierra AGM-114 Hellfire. Transmitidas por un sistema de satlites y antenas, las rdenes impartidas desde la base de Creech llegan a los drones en 1,2 segundos.

Cuando los que experimentaban eran los italianos

Fue un italiano el que inaugur la era de los bombardeos areos el 1 de noviembre 1911: el subteniente marqus Giulio Gavotti. Los pilotos corran ms riesgos que ahora, pero, como en el caso de los UAV, Gavotti poda estar seguro de que no lo derribaran. Sven Lindqvist, en su Historia de los bombardeos (Editorial Turner), nos recuerda ese acontecimiento: Se asom fuera del habitculo de su monoplano, ligero como una liblula, y lanz la bomba -una granada de mano de fabricacin danesa- sobre el oasis norteafricano de Tagiura, cerca de Trpoli. Unos instantes ms tarde, atac el oasis de Ain Zahra. En el primer ataque areo se lanz un total de cuatro bombas, cada una de ellas de dos kilos de peso. Un ao despus Gustav Janson, en un libro llamado Lgnern (Las mentiras) cont las sensaciones del aviador italiano: La tierra vaca bajo sus pies, el cielo abierto sobre su cabeza y l, el hombre solitario, navegando entre ellos! Lo embarg una fuerte sensacin de poder. Estaba atravesando el espacio areo, haciendo valer la indiscutible superioridad de la raza blanca. Tena la prueba de ello al alcance de la mano: siete bombas altamente explosivas. Ser capaz de lanzarlas desde el mismo cielo, eso era definitivo e irrefutable.

Han pasado casi cien aos y ahora el pas ms masacrado es Pakistn, donde la administracin de Barack Obama ha ordenado ms de 40 ataques con drones, que han matado entre 326 y 538 personas, la mayor parte civiles. Aunque es difcil tener una cifra precisa, escribe Jane Mayer en el New Yorker el 26 de octubre, la cosa est clara: la CIA se ha unido a los servicios secretos pakistanes en una campaa agresiva para arrancar de raz a los milicianos locales y extranjeros que han encontrado refugio en las zonas ms inaccesibles del pas.

El coronel William Brandt explicaba en un reciente documental de Frontline que estamos a punto de vivir un completo cambio en la cultura de la aviacin: dentro de poco tendremos ms aviones sin piloto que aviones conducidos por pilotos. En efecto la californiana General Atomics Aeronautical Systems no consigue satisfacer todos los encargos de predator y reaper.

El pasado 1 de agosto el Pentgono dijo en el Congreso que el gobierno italiano quera comprar cuatro MQ-9, tres estaciones mviles de tierra y cinco aos de mantenimiento con un gasto total de 330 millones de dlares.

Hacer la guerra ha tenido el mismo significado durante 5000 aos, explica Peter Warren Singer, investigador para la Brooking Institution y autor de Wired for war: Ir a un sitio donde hay tantos riesgos que podras no regresar nunca a casa, no volver a ver a tu familia nunca ms. Ahora un piloto de predator se sienta delante de un ordenador, lanza misiles contra un objetivo, mata enemigos y al finalizar el da coge el coche y 20 minutos ms tarde est sentado a la mesa hablando de los deberes de sus hijos.

Basndose en autorizados medios de informacin, la New America Foundation ha trazado un balance de la actividad de los drones en Pakistn. Desde el ao 2006 a la mitad del mes pasado, 82 ataques de drones han matado en el pas entre 750 y 1000 personas, de las cuales entre 500 y 700 (entre el 66% al 68%) eran combatientes. Segn estas mismas fuentes el nmero de civiles muertos oscila entre 250 y 300 (33%-35%), se nos dice en el artculo La revancha de los drones. Desde que Obama est en el gobierno, aparte de la media docena de dirigentes combatientes, se ha matado a 530 personas: entre 250 y 400 eran combatientes (75%) y el resto, civiles (25%).

Con Obama aumentan los raid

En vez de rectificar el proyecto heredado de George W. Bush, Obama intensifica dramticamente el nmero de ataques con drones predator. Este ao ha habido 43 ataques en Pakistn (dos con Bush en el poder contra 34 durante el ao en curso).

El documento del New American Times acaba subrayando seis problemas, tcticos y estratgicos, que tendran que tenerse en cuenta en la discusin sobre su eficacia:

  1. Los raid tienen una dbil justificacin jurdica, porque violaran el principio de proporcionalidad, segn la cual un objetivo militar no puede ser atacado si se corre el riesgo de que haya vctimas civiles o daos excesivos respecto de la ventaja derivada del ataque.

  2. Son muy impopulares entre la opinin publica pakistan, los milicianos de al Qaeda y los talibanes, quienes lo utilizan como excusa para atacar objetivos gubernamentales en el interior de Pakistn

  3. Los drones ya no tienen efecto sorpresa: para huir, muchos dirigentes se han refugiado en otras zonas de Pakistn, contribuyendo a desestabilizar el pas.

  4. Han matado a dirigentes de rango medio, pero al mismo tiempo las bombas destruyen tambin ordenadores, telfonos mviles y pruebas que podran ser utilizadas por los servicios de inteligencia.

  5. Representan una tctica y no tienen ningn efecto estratgico.

  6. Han daado a al-Qaeda pero, hasta qu punto no han reforzado la propaganda de los combatientes y desestabilizado Pakistn?

Segun Mayer, "no hay ya dudas de que el asesinato selectivo se ha convertido en poltica oficial de los EE.UU". Pero sobre todo no se puede ignorar que el programa predator ha empezado tras una escassima discusin pblica, tanto ms si se piensa que estamos ante un uso radicalmente nuevo y sin fronteras de la fuerza letal del Estado.

Acusaciones a las cuales el jefe de la CIA, Leon Panetta, responde desde hace meses con la misma cantinela: Nos aseguramos de atacar slo objetivos reales.

 http://www.ilmanifesto.it/il-manifesto/in-edicola/numero/20091106/pagina/16/pezzo/264124/







Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter