Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2009

Guinea Ecuatorial
La extraa impunidad del hijo del presidente

Jean-Christophe Servant
Le Monde diplomatique

Traducido para Rebelin por Caty R.


Despus del que elabor Human Rights Watch (Well Oliled, Oil and Human Rights in Equatorial Guinea, 9 de julio de 2009), es el turno de un informe de la ONG inglesa Global Witness de poner en la picota a los crculos dirigentes de Guinea Ecuatorial, la petrodictadura del golfo de Guinea productora de 400.000 barriles diarios de crudo, mayoritariamente para el mercado estadounidense. Dicho informe se ha publicado unos das antes de las elecciones presidenciales en las que el jefe del Estado saliente, Teodoro Obiang Nguema, en el poder desde hace treinta aos, se presentar, el 29 de noviembre, para un nuevo mandato de siete aos que deber ser el ltimo para l (Prsidentielle Guine quatoriale: polmique sur l'argent de la campagne, 23 de noviembre de 2007).

La investigacin de Global Witness(The Secret Life of a Shopaholic: How an African dictator's playboy son went on a multi-million dollar shopping spree in the U.S, 17 de noviembre de 2009), confirma sobre todo la presencia de un eslabn dbil entre las personalidades africanas denunciadas en el caso de los bienes mal adquiridos: Teodoro Nguema Obiang Mangue, alias Teodorn, alias TNO, hijo del presidente de un pas que es la caricatura de la cleptocracia petrolera, parafraseando al periodista estadounidense Peter Maas, autor del libro Crude World, the violent Twilight of oil (Randomhouse). Con la malversacin de los beneficios de la explotacin de maderas preciosas y despus, a partir de los aos 2000, de las rentas de la extraccin del petrleo, el crculo familiar de los Obiang habra amasado una fortuna estimada entre 500 y 700 millones de dlares. El 76% de la poblacin, a pesar de un PIB oficial por habitante de 29.882 dlares, sigue viviendo por debajo del umbral de la pobreza.

El caso de los bienes mal adquiridos lo lanzaron en Francia, en 2007, tres asociaciones especializadas en la defensa de los derechos humanos: Survie, Sherpa y la Federacin de de los Congoleos de la Dispora, con la denuncia de que las familias dirigentes de algunos Estados petroleros del frica ecuatorial de Gabn a Guinea Ecuatorial, pasando por Congo Brazzaville- haban adquirido bienes en territorio francs, por valor de varios millones de euros, gracias a transferencias ilegales de dinero pblico entre las cuentas del Estado y sus cuentas personales, todo sobre un fondo de sospechas de corrupcin y de concesin de retrocomisiones. En 2007, recuerda Global Witness, una investigacin de la polica francesa demostr que TNO posea mltiples cuentas en bancos franceses como Barclays, BNP, Paribas y HSBC, cuentas utilizadas para comprar un Ferrari 550 Maranello, as como un Ferrari 512M. Los otros coches comprados en Francia incluan dos Maseratis, un Rolls Royce y varios Bugattis que cuestan, cada uno, ms de 1,5 millones de dlares. Segn Tracfin, la clula francesa de lucha contra el blanqueo, esos flujos que han salido a la luz pueden indicar el blanqueo del producto de una malversacin de fondos pblicos. La denuncia de las ONG francesas fue cerrada en dos ocasiones por los tribunales de Pars, que juzg las infracciones insuficientemente especificadas.

Un ao despus, fue el turno de la ONG contra la corrupcin Transparency International, que se present como parte civil por encubrimiento de desvos de fondos pblicos. Finalmente fue desestimada a finales de octubre de 2009 por el tribunal de apelacin de Pars, que rechaz abrir una investigacin solicitada por Franoise Desset, decano de los jueces del polo financiero de Pars (La justice refuse douvrir une enqute dans laffaire des biens mal acquis, Le Monde, 29 de octubre de 2009).

El informe de Global Witness dedicado a los gastos en territorio estadounidense de TNO, ministro de Agricultura y Bosques remunerado oficialmente con 4.000 dlares mensuales, esta vez pone a la justicia de EE.UU. frente a sus obligaciones. El informe no slo revela una espectacular falta de tica de ciertos bancos, sino tambin y sobre todo una inquietante cadena de lagunas en el marco de aplicacin (por Estados Unidos) de las leyes contra el blanqueo. A pesar de los puados de seales sobre el origen delictivo de ms de 73 millones de dlares de transferencias efectuadas hacia las cuentas abiertas en los bancos estadounidenses, Teodorn Obiang sigui viajando regularmente a Estados Unidos. As, estuvo presente en la inauguracin, a finales de septiembre, del consulado de Guinea Ecuatorial en Houston, centro de las compaas petroleras, grandes e independientes, que trabajan con la dictadura del golfo de Guinea. Convertido en un personaje de la prensa popular estadounidense desde su tumultuosa relacin con la rapera Eve y sus extravagancias bling-bling en boutiques de Beberly Hills, TNO viajaba tambin asiduamente a su residencia de Malib, adquirida por 35 millones de dlares. Sin embargo, seala Global Witness, segn una ley federal y una ordenanza presidencial de enero de 2004, la 7750, Estados Unidos puede suspender caso por caso concediendo un visado a cualquier funcionario extranjero y a su crculo familiar cuando existen sospechas verosmiles de corrupcin.

Es el caso de TNO: un memorndum del Departamento de Justicia estadounidense de septiembre de 2007 obtenido por el New York Times (Taint of Corruption Is No Barrier to U.S. Visa, Ian Urbina, 16 de noviembre de 2009), demuestra que Washington pensaba entonces que las rentas de Obiang procedan de extorsiones, robos de fondos pblicos y otras prcticas corruptas. Otra investigacin iniciada por la oficina de Miami de Inmigracin y Control de Aduanas (ICE), dependiente del departamento de la Seguridad Nacional del ministerio de la Seguridad Interior, precisa que TNO habra viajado varias veces a territorio estadounidense con ms de un milln de dlares en efectivo, infraccin por la cual podra caerle una condena de cinco aos de prisin. En 2007, mientras arrancaba el caso de los bienes mal adquiridos, el ICE habra transmitido esas informaciones a la justicia francesa en el marco de una comisin rogatoria internacional destinada a investigar el origen de las transferencia internacionales hechas a las cuentas de TNO y de sus familiares.

Tras el informe de Global Witness se encuentra el periodista estadounidense de investigacin Ken Silverstein, ya en el origen de varias revelaciones espectaculares. Cuando todava escriba para Los Angeles Times, el periodista de Harpers sac a la luz, junto con su colega T. Christian Miller, las relaciones especiales entre la presidencia de la ex colonia espaola, el departamento de Estado estadounidense, las compaas petroleras de Estados Unidos y ciertos bancos estadounidenses. Esas informaciones, que condujeron al Senado a iniciar una comisin de investigacin para rastrear el origen de 35 millones de dlares de movimientos de capitales sospechosos transferidos a una cuenta del banco Riggs abierta a nombre del jefe del Estado de Guinea Ecuatorial, detallaban cmo el presidente Obiang haba desviado la riqueza petrolera del pas para financiar numerosas transacciones personales a Estados Unidos (Riggs Bank, blanchisseuse des dictateurs, Alain Astaud, Le Monde diplomatique, agosto de 2005). Entonces se cerr el banco Riggs, despus de que le condenaran a pagar una multa de 25 millones de dlares por haber violado la ley de forma deliberada y sistemtica.

A continuacin, sin embargo, el clan Obiang sigui con sus turbios negocios. As, segn el Fondo Monetario Internacional (FMI), Guinea Ecuatorial guardara 2.000 millones de dlares de las rentas del gobierno en bancos comerciales del extranjero. Parece que no se han aprendido las lecciones de Riggs sealaba un informe anterior de Global Witness (Guine-Equatoriale: des lites amassent les recettes de ptrole, selon un rapport, Marina Litvinsky, agencia IPS, 10 de julio de 2009). Teodorn, en particular, habra ordenado, entre abril de 2005 y 2006, a travs del Banco de Francia, la transferencia de unos 73 millones de dlares a sus cuentas estadounidenses (abiertas en sucursales de Wachovia, Bank of America y UBS). Una fortuna que los documentos judiciales estadounidenses estiman que se desvi a partir de tasas revolucionarias establecidas sobre la explotacin de madera de Guinea Ecuatorial por la Somagui Forestal, empresa perteneciente a TNO.

Una prctica corriente en Guinea Ecuatorial, si creemos el propio testimonio de TNO ante el Tribunal Superior de la Repblica sudafricana. En 2008, una empresa de construccin de Sudfrica, en efecto, intent quedarse con dos mansiones (pertenecientes a TNO) en El Cabo para conseguir el reembolso de 5 millones de libras esterlinas que le deba Guinea Ecuatorial, recuerda una investigacin del diario econmico La Tribune (Argent public usage priv, 4 de diciembre de 2008). La denuncia arga que las dos mansiones eran por fuerza propiedades del Estado de Guinea Ecuatorial, ya que los emolumentos oficiales del hijo del presidente no son suficientes para comprarse dos mansiones evaluadas en ms de 3 millones de dlares cada una. En una declaracin escrita, Teodoro Obiang Nguema ha explicado que, en su pas, los ministros crean sociedades conjuntas con las empresas a las que se conceden los contratos pblicos. En consecuencia, aadi, un ministro acaba con una parte importante del contrato en su cuenta bancaria.

Es casi seguro que el gobierno francs, igual que el gobierno estadounidense, no tiene ninguna gana de tratar el embarazoso caso de Teodorn, nos explica Ken Silverstein. Parece que ambos toleran sus bufonadas y sus prcticas corruptas a pesar de la acumulacin de pruebas que demuestran su falta de honradez. No hay que ser un genio en geopoltica para entender que todo eso huele a petrleo. Durante su discurso en Accra del 11 de julio de 2009, el presidente estadounidense Barack Obama seal que ningn pas puede crear riqueza si sus dirigentes explotan la economa para enriquecerse personalmente () Nadie quiere vivir en una sociedad donde el derecho se sustituye por la ley del ms fuerte y la corrupcin. Eso no es democrtico, es una tirana aunque de vez en cuando se organicen elecciones aqu o all. Ya es hora de que ese estilo de gobierno desaparezca

Porque aunque parece que la ordenanza 7750 se ha aplicado docenas de veces desde que se promulg en 2004, extraamente, el hijo del dictador de Guinea Ecuatorial parece que se ha librado por cuestiones que claramente se relacionan con el petrleo. En un artculo que sigui a la publicacin del informe de Global Witnes, el New York Times cita las palabras de John Bennet, ex embajador de Estados Unidos en Malabo de 1991 a 1994. Comparando la benevolencia de la administracin estadounidense con respecto a TNO con la prohibicin de viajar a Estados Unidos que pesa sobre varias figuras del gobierno de coalicin de Zimbabue, Bennett seala que si los funcionarios de este ltimo pas tuvieran tanto petrleo como Guinea Ecuatorial, no estaran bloqueados por Estados Unidos

Tendran que aparecer las vctimas directas para proseguir nuestra accin, pero se sienten amenazadas, explica Odile Tobner, presidenta de la asociacin Survie. A la espera de que las ONG denunciantes consigan las financiaciones que les permitan continuar su lucha, Veremos a Francia y Estados Unidos levantar la voz por el resultado de unas elecciones sometidas de antemano y que Teodoro Obiang ha prometido ganar con una puntuacin del 97%? El diluvio de informes acusadores contra el rgimen de Guinea Ecuatorial podra dar lugar a un tono menos conciliador que de costumbre pero lo dudamos. A la manera de Ali Bongo en Gabn, se presiente que TNO podra sustituir a su padre a la cabeza del pas. Porque si el mundo de los negocios en Estados Unidos tiene el control de dos tercios de las reservas petroleras de Guinea, Francia no se queda atrs. A pesar de un nivel de corrupcin que bate marcas, los inversores franceses se aferran. Las empresas que quedan, independientemente de su reputacin o su peso financiero, Bouvgues u otras, deben aceptar siempre condiciones leoninas. Plazos de pagos extraordinariamente largos y paso obligado cada mes ante una comisin de pagos para descongestionar exorbitantes gastos de asistencia, seala el semanal Les Afriques (Le chass-crois des compagnies, febrero de 2009). Pars tambin sirve de intermediario oficial entre Libreville y Malabo en lo que concierne a las diferencias territoriales que enfrentan a los dos pases a propsito de los islotes de Mbani y Corisco. Es a bordo de un Falcon 900 pilotado por un equipo francs como el presidente de Guinea Ecuatorial viajar al extranjero. Y, segn la Lettre du Continent: Aunque prefiere a los marroques e israeles para garantizar su seguridad, el presidente Teodoro Obiang Nguema escucha ms a los asesores franceses que a los espaoles para los asuntos econmicos y financieros.

Fuente: http://blog.mondediplo.net/2009-11-25-Guinee-equatoriale-l-etrange-impunite-d-un-fils



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter