Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-11-2009

La piedra en el zapato
Hurgando en el sector agrcola

Manuel Alberto Ramy
Progreso Semanal


(Desde La Habana) La seguridad alimentaria --definida como estratgica-- y la produccin agropecuaria estn ntimamente conectadas. A ms de un ao de haberse puesto en vigor la ley 259, que distribuye tierras en calidad de usufructo a los que estn dispuestos a ponerla a producir, cmo ha discurrido el sector?

Con esta pregunta en mente tome el auto, viaj por algunos de los municipios habaneros claves en la produccin. Habl con campesinos y especialistas, visit agromercados y visit en Internet el sitio de la Oficina Nacional de Estadsticas (ONE). De todo fui tomando nota que ahora simplemente ordeno y doy la forma presentable de los datos crudos.

Hasta agosto de 2009, la produccin agrcola y pecuaria prosigue su tendencia decreciente, una cada que nos persigue como mala sombra. El decrecimiento total registrado es del 7,7%, con relacin a igual periodo del ao anterior, donde la agricultura no caera decrece en 4,7 % y la ganadera en 11 %.

La produccin de viandas (tubrculos, races y pltano) decreci 10,7%, cada determinada por el pltano, que con una produccin de 255 mil 800 toneladas registra una disminucin del 38,4%, cifra que equivale a 159 mil 200 toneladas menos. Segn los campesinos y especialistas, este descenso es consecuencia de los huracanes que sufrimos el pasado ao. El pltano demora en recuperarse, me afirm un campesino de los alrededores de Artemisa, provincia Habana.

Pero no todo es desgracia. Los tubrculos crecen en 5,1%, particularmente el boniato con 42,2%, y la deliciosa papa en 50,7%, alza que ha permitido liberar su venta al precio de 1 peso moneda nacional la libra --el precio al que se venda en el mercado negro. Sin embargo, a la vez que unas producciones suben otras bajan, como es el caso de la malanga, que disminuy un 25,6%, la yuca el 43,6% y los otros tubrculos un 10,5%.

En esta suerte de columpio de las producciones, las hortalizas, con una produccin de un milln 253 mil 600 toneladas, creci 5,4%, dato que representa 64 mil 600 toneladas ms que en igual perodo del ao anterior. Los expertos anotan este salto favorable a la intensiva plantacin de hortalizas de ciclo reproductivo corto para aminorar el dficit de otros productos agrcolas.

Los crecimientos en este rubro se localizan en el tomate 42,8%, ajo 8,1%, meln 2,6%; y disminuyeron la calabaza, la cebolla, el pimiento, el pepino, la col y otras hortalizas.

Un dato interesante lo representa el despegue del sector arrocero, especialmente el llamado de cscara hmedo, que al arrojar unas casi 151 mil toneladas aument en un 47,2%. Lo mismo ocurre en el frijol, que hasta el momento acumula 48 mil toneladas y crece el 30,8%. Pero el codiciado maz, rico para saborear un tamal en cazuela o envuelto en hoja, cay un 22,2%. Solamente se produjeron 123 mil 400 toneladas.

Qu pasa con la toronja?, es la pregunta repetida en los mercados de venta. Solo la toronja? En general los ctricos han decrecido en 45,3%, debido, segn algunos especialistas, a las afectaciones del greening en las plantaciones. El greening es un virus que ataca los ctricos para el que no hay antdoto y en Cuba existe el vector. La nica solucin consiste en quemar la planta, por lo que se aleja un abastecimiento adecuado y se aproxima el aumento en el precio de la que aparezca.

Pero a qu y a quin anotar lo que ocurre con los frutales, que con solo 258 700 toneladas han disminuido en 6%? Se trata de los precios a los agricultores? O al derribo de rboles generados por los huracanes del pasado ao? Como en todo no hay causas nicas; se trata de confluencias causales, aunque algunas influyen ms que otras.

Cules sectores se revelan como los ms productivos?

El sector no estatal, que la ONE identifica como privado, compuesto por las Cooperativas de Crditos y Servicios y los Pequeos Agricultores, produjeron hasta finales de agosto: 47% de las viandas, 44,4% de los tubrculos y races, 53,5% del pltano, casi 60% de las hortalizas, 48% del arroz, 68% del tomate, 88% del ajo, 62% del pimiento, 71,5% del maz, 72% del frijol y 67% de las frutas. Para ello solamente utilizan el 24% de la tierra cultivada del pas y han respondido eficaz y rpidamente a los reclamos oficiales con el incremento de producciones tales como el arroz, cereal del que nos urge reducir importaciones, y los frijoles.

Los nmeros son ms elocuentes que las palabras, y si la prctica es el criterio de la verdad, no hay que revertir el socialismo para encontrar soluciones que no son esencialmente contradictorias con el sistema. Ms an, el propio Lenin en uno de sus ltimos artculos publicado en el diario Pravda, apreci a las cooperativas como la forma ms cercana al socialismo pretendido en la convulsa tierra sovitica de los aos 20 del pasado siglo.

La cita leninista viene bien no solo para resaltar la eficacia de determinadas formas de produccin, sino para extenderla a otras reas de la economa y en el caso concreto de la produccin agrcola a otra rueda dentada de la misma.

La comercializacin de los productos agrcolas

Todo ciclo productivo consiste en producir-recolectar-comercializar, que es el ltimo eslabn con el consumidor. Y este ltimo eslabn de la cadena padece de un palo en la rueda. Me refiero al monopolio estatal de la Empresa de Acopio. El primero de agosto del presente ao la actividad comercializadora Estatal de Acopio pas una vez ms bajo la dependencia del Ministerio de Comercio Interior (en 1976 se tom igual decisin y diez aos despus, en 1986, retorn al Ministerio de Agricultura, ya que los problemas no encontraron solucin). Ha estado de aqu para all y viceversa y a menudo da la impresin de estar cambiando de posicin a un pelotero que al final no da la talla en ninguna base.

Resulta que en mi recorrido por campos de Alquzar, Guira de Melena, San Antonio de los Baos y Quivicn, apreci que buena parte de la exitosa produccin de boniato confrontaba serios problemas para comercializarla debido a diferentes motivos.

No hay sacos y el transporte de Acopio no llega, me dijo un campesino con su mirada puesta en la tierra. La situacin ha llegado al punto de que los propios productores han comenzado a utilizar sus tractores y carretas para trasladar el boniato a los puntos de embarque.

Una buena parte va por tren para oriente, coment un alquicereo. Pero el tren demora.

Mire, mire, me dijo otro sealando que el boniato an permanece en el surco, donde no debe estar ms de 5 meses en algunas tierras lleva 7, lo cual trae varias consecuencias: encarecimiento de los costos, afectaciones en la calidad por la presencia de plagas como el tetun y demora en la rotacin de los nuevos cultivos, especialmente la nueva cosecha de papa, que se siembra en la tierra donde hay boniato pudrindose.

Un administrador de granja estatal, que prefiri no identificarse, me dijo que a veces pasan 48 horas de recogido el producto y ste no encuentra su destino definitivo, as que tambin influye en la calidad con que llega a la poblacin.

Esta piedra en el zapato no es una novedad. Segn fuentes no oficiales durante la campaa de tomate del pasado ao se perdi el 30% de la produccin por dificultades a lo largo del ciclo produccin-distribucin-cambio-consumo con los envases, transporte, combustible y la obsolescencia de varias de las industrias alimentarias.

Algunos especialistas en el tema consideran que, no obstante las medidas adoptadas, las fuerzas productivas an se encuentra detenidas en el sector agropecuario, y se requiere liberarlas a lo largo del ciclo produccin-distribucin-cambio-consumo. Aaden que necesariamente hay que analizar el tema de la realizacin de la propiedad, de su efectivo ejercicio, y la importancia de tener presente la existencia real y objetiva del mercado, utilizarlo como herramienta en beneficio de los intereses sociales. Y dems decir que son partidarios de diversificar las formas de comercializacin y eliminar el actual monopolio ejercido por la Empresa Estatal de Acopio.

Por qu no permitir la existencia de cooperativas de comercializacin? Puede que por ah se quite la piedra en los zapatos o quebremos el palo en la rueda.

Manuel Alberto Ramy es jefe de la corresponsala de Radio Progreso Alternativa en La Habana y editor de la versin en espaol de Progreso Weekly/Semanal.

Fuente: http://progreso-semanal.com/4/index.php?option=com_content&view=article&id=1630:hurgando-en-el-sector-agricola&catid=2:ultima-edicion&Itemid=7



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter