Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-11-2009

IU y la refundacin de la izquierda

Enrique Santiago Romero
Pblico


La hegemona poltica, econmica e ideolgica del capitalismo como sistema regulador de las sociedades en el siglo XXI es una de las mayores paradojas de la historia. Se trata de un sistema econmico que condena a los pases del Sur, pese a ser los mayores poseedores de riquezas naturales, a depender de los pases ricos. Un sistema que necesita para sobrevivir que ms de mil millones de personas subsistan con menos de dos dlares al da y que en los pases ms ricos no slo se renuncie al pleno empleo, sino que se fundamente la inmensa acumulacin de riqueza por unos pocos en elevadas tasas de desempleo (hoy casi un 20% y al alza en Espaa) y en la generalizacin del trabajo precario e infrapagado para jvenes, mujeres, trabajadores no especializados y profesionales de clases medias.

La capacidad de hegemona ideolgica del sistema gracias a su poderoso oligopolio de ideas y medios de comunicacin es tal que hoy da la opinin pblica lo asume de forma mayoritaria como el nico posible, sin que los ciudadanos seamos capaces de creer en la viabilidad de un sistema social alternativo.

Muchos creemos que la dificultad para que se abran paso nuevas propuestas alternativas que se asuman como viables y deseables por la mayora social obedece a la falta de consistencia de una alternativa poltica de izquierdas en Espaa. Probablemente se debe a la ausencia de un amplio y plural movimiento poltico que aglutine a todas aquellas voces que desde lo ms cotidiano (el mundo del trabajo, los movimientos sociales, el mundo acadmico y cultural, la defensa del medio ambiente y de la solidaridad internacional, la defensa de los derechos de la mujer y de la identidad sexual) apuesten por hacer realidad un nuevo programa poltico que aspire a garantizar la totalidad de los derechos humanos civiles y polticos, pero tambin sociales y econmicos recogidos en la Declaracin Universal de 1948.

Ni la socialdemocracia europea ni, en especial, la espaola apoyando la financiacin a las grandes corporaciones financieras y con su renuncia a un sistema fiscal progresivo apuestan hoy por otra opcin que no sea gestionar el sistema capitalista en crisis para reflotarlo con rostro humano, para alborozo del gran capital financiero y especulativo.

En el olvido qued tambin la apuesta de la socialdemocracia espaola por las libertades civiles, con la renuncia del Estado a exhumar los cuerpos de los miles de republicanos sepultados en fosas comunes, la supresin de la jurisdiccin universal para la persecucin de crmenes contra la humanidad, el retroceso del compromiso de Espaa con los refugiados (con la nueva Ley de Asilo, aprobada por PP y PSOE), el endurecimiento de la Ley de Extranjera o su defensa de regmenes polticos como los de Colombia, Marruecos o Guinea Ecuatorial por los beneficios de las multinacionales espaolas, cuyos intereses privados confunde el PSOE con los de todos los espaoles.

Hace un ao, la IX Asamblea Federal de IU lanz como principal propuesta a la sociedad un llamamiento para la refundacin de la izquierda anticapitalista, alternativa y transformadora de nuestro pas, convencidos de que existe un espacio poltico en ese mbito que, tal y como ocurre en Alemania, Francia, Portugal, Grecia y otros pases de nuestro entorno, puede ser activamente ocupado por los ciudadanos.

Ese proceso de refundacin ya ha empezado, pero no con el objetivo de que alcance slo a lo que hoy est organizado en Izquierda Unida o lo que estuvo en el pasado. Las elecciones europeas evidenciaron que en Espaa la nica propuesta organizada de izquierda anticapitalista con suficiente implantacin y entidad para vertebrar ese proceso es IU. Pero tambin pusieron de manifiesto que los resultados de la actual Izquierda Unida, sus actuales componentes y sus actuales propuestas no son suficientes para dar el salto cualitativo que requiere lanzar ese nuevo programa si queremos que tenga posibilidades reales de convertirse en alternativa de sistema social y de poder.

De forma unnime, los hombres y mujeres de IU lanzamos a toda la sociedad civil y, especialmente, a los activistas por los derechos humanos en el sentido ms amplio (sindicalistas, feministas, ecologistas, defensores de lo pblico, trabajadores de la cultura) una propuesta de construccin simultnea de ese nuevo programa poltico y de la organizacin que aspire a llevarlo a la prctica: sin exclusiones, sin limitaciones al elaborar nuevas propuestas polticas, sin miedo a debatir ideas para alcanzar grandes acuerdos, sin recelos y sin reproches por enfrentamientos pasados.

Un proceso en el que todas las mujeres y hombres de izquierdas participen de igual a igual al margen de su militancia poltica o social, articulado en torno a foros de elaboracin de propuestas que debern surgir en cualquier lugar de encuentro, de trabajo o de estudio. Un proceso de construccin del nuevo movimiento poltico y social que, conforme a los criterios participativos de elaboracin de propuestas y toma de decisiones adoptados por el movimiento altermundista, ofrecer soluciones reales a los problemas de la sociedad y llevar a la prctica esas soluciones, si la ciudadana nos da el suficiente respaldo para hacerlo.

Es un proceso para poner en marcha una nueva izquierda anticapitalista que construya sobre el triste recuerdo de este sistema injusto uno nuevo republicano, federal, socialista y en equilibrio sostenible con nuestro planeta, en el que prime la justicia social y la igualdad de derechos de todos los ciudadanos del Estado. Es el momento de dejar de lamentarnos y sumarnos a la construccin de esta alternativa.

Enrique Santiago Romero es Secretario federal de Refundacin y de Relaciones Polticas y Sociales de IU.

Fuente: http://blogs.publico.es/dominiopublico/1689/iu-y-la-refundacion-de-la-izquierda/ 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter