Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-11-2009

Atolladero perpetuo

Khaled Amayreh
Al Ahram Weekly

Traduccin para Rebelin de Loles Olivn


Est previsto que el presidente de la Autoridad Palestina (AP) Mahmud Abbas anuncie formalmente el retraso de las elecciones generales palestinas hasta nuevo aviso.

Esta semana un funcionario de la AP prximo a Abbas declaraba que ste no tena ms opcin que retrasar las elecciones. "El presidente ha llegado a la conclusin de que es imposible celebrar elecciones sin la Franja de Gaza. Tampoco estamos seguros de que Israel permita participar a los habitantes de Jerusaln en las elecciones".

Hace unas semanas Abbas emiti un decreto por el que se convocaban "elecciones presidenciales y legislativas" a celebrarse en Cisjordania, Jerusaln Oriental y la Franja de Gaza el 24 de enero de 2010. Sin embargo, el estancamiento en los intentos de reconciliacin entre Fatah y Hamas y, sobre todo, un proceso de paz con Israel aparentemente sin esperanza han motivado que el dirigente de la AP anuncie que no participar en las prximas elecciones. En una serie de entrevistas recientes en medios de comunicacin rabes y extranjeros, Abbas ha subrayado que su decisin no es un farol y que es probable que ponga fin a su carrera poltica. "Tal vez las elecciones se retrasen un ao ms o menos, no lo s. Lo que estoy diciendo ahora es que no voy a ser candidato", declaraba el dirigente de la AP en una entrevista con la BBC en rabe.

Abbas dijo que la direccin de la Organizacin para la Liberacin de Palestina (OLP) tomar medidas no especificadas para evitar un vaco constitucional cuando su mandato expire el 25 de enero de 2010. La direccin de la OLP, incluida Fatah, ha tratado en vano de convencer a Abbas para que reconsidere su decisin. Los dirigentes de Fatah declararon que no elegiran un sucesor de Abbas, lo que podra agravar an ms la crisis poltica y constitucional que afrontan tanto la AP como la OLP, poniendo en peligro la supervivencia de la primera.

El Comit Central de la OLP, en su intento de hacer frente a la creciente crisis celebrar previsiblemente una importante reunin a mitad de diciembre. Segn funcionarios de Fatah, el comit, que ocupa una posicin intermedia entre el Consejo Nacional Palestino (CNP) y el Comit Ejecutivo de la OLP, intentar cambiar la decisin de Abbas al respecto de su intencin de dimitir. Sin embargo, en caso de que Abbas insista en dejarlo, tal y como se espera, el Comit Central tomara "decisiones de largo alcance", incluida la disolucin del Consejo Legislativo Palestino (CLP) controlado por Hamas aunque de hecho paralizado, as como habilitara a la OLP para que asuma muchas de las principales funciones y competencias de la AP del gobierno de Salam Fayyad respaldado por Occidente.

La disolucin del CLP, que es el Parlamento palestino de facto, podra ser muy complicada. El consejo, un rgano elegido, es una parte integral de la autoridad de autogobierno y su disolucin, sin disolver toda la estructura de la AP, sera interpretada por Hamas como un acto hostil por parte de Fatah dirigido en primera instancia contra la organizacin islamista. "Un rgano no electo no puede disolver un rgano elegido", manifestaba Ahmed Bahr, vicepresidente del CLP. Aziz Duweik, presidente del CLP ha reiterado en diversas ocasiones la misma observacin.

No est claro an qu medidas de represalia tomara Hamas contra Fatah y contra la OLP en caso de que el Comit Central decidiese disolver el CLP. Lo que est claro es que la crisis que se generara si se tomase tal decisin agravara seriamente la crisis actual.

Azzam al Ahmed, antiguo dirigente de Fatah, expresaba el temor ante la salida de Abbas de la vida pblica diciendo que "hundira a la direccin y al pueblo palestino en una crisis real". "Si el presidente no da marcha atrs (a su decisin de no presentarse a las prximas elecciones), ello conducir a un colapso total de la AP y no slo a su desmantelamiento", declar Ahmed al diario rabe de Jerusaln, Al Quds.

En las ltimas semanas Hamas ha mostrado indicios contradictorios respecto al futuro de los esfuerzos de reconciliacin nacional bajo la mediacin de Egipto. Los dirigentes del movimiento islmico en Gaza han afirmado el deseo de Hamas de alcanzar un acuerdo con Fatah tan pronto como sea posible. Algunos portavoces anunciaron incluso que Hamas firmara el documento formulado por Egipto despus de la fiesta de Eid al-Adha. Sin embargo, otros dirigentes de Hamas fuera de Palestina ocupada han indicado que la reconciliacin con Fatah est todava muy lejos. Sealaban que la atmsfera actual en los territorios palestinos ocupados, especialmente en Cisjordania, no es propicia para la celebracin de elecciones.

En un acontecimiento relacionado, el gobierno egipcio ha invitado a El Cairo a "la Comisin de Reconciliacin Nacional", integrada por intelectuales independientes y dirigentes comunitarios palestinos, para discutir las reservas y observaciones de Hamas al documento de proyecto de la reconciliacin. Un miembro del comit, Iyad al Sarraj, neuropsiquiatra de Gaza, habl con optimismo sobre las perspectivas de la firma del documento de Hamas en el futuro prximo. El jefe de la comisin, Yaser Wadiya, seal que los esfuerzos de reconciliacin se reanudarn despus de Eid Al-Adha. Citado por la Agencia de Noticias Maan, declar que los delegados, en coordinacin con Egipto, ofreceran garantas y adoptaran medidas de fomento de la confianza para llegar a un acuerdo final.

Mientras tanto, la guerra de propaganda entre las dos partes no disminuye. Abbas, por su parte, ha venido reiterando las acusaciones de que Hamas ha estado manteniendo "conversaciones secretas" con Israel en Ginebra y ha dicho que el movimiento no estaba en condiciones de reclamar "una posicin moral". Las acusaciones, negadas con vehemencia por Hamas, parece que carecen de credibilidad, a menos que Abbas y sus asesores se refieran a las conversaciones indirectas con mediacin alemana acerca de un posible acuerdo de intercambio de prisioneros entre Israel y Hamas. Fatah est especialmente preocupado por el hecho de que la liberacin por parte de Israel de centenares de dirigentes palestinos de crceles israeles a cambio de la liberacin por parte de Hamas del soldado israel Gilad Shalit constituya un refuerzo de popularidad enorme para Hamas.

Eso explica el hecho de que funcionarios de la AP hayan tratado de restar importancia al posible acuerdo para que no fortalezca a Hamas y debilite a Fatah. Los portavoces de Fatah han atacado a Hamas por haber aceptado supuestamente la exigencia de Israel al respecto de que un nmero indeterminado de los presos palestinos excarcelables sean enviados al extranjero durante varios aos. Hamas no ha confirmado las informaciones a este respecto. Igualmente preocupa a Fatah que la liberacin por parte de Israel de dirigentes de la OLP como Marwan Barghuti, posible sucesor de Abbas, y Ahmed Saadat, jefe del Frente Popular para la Liberacin de Palestina (FPLP), situase a Fatah en deuda con Hamas y pudiera bloquear a Abbas si decidiese renegar de su amenaza de dejar la poltica.

Fuente: http://weekly.ahram.org.eg/2009/974/re2.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter