Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2009

Fue el propio agente quien se caus las heridas para simular que haba sido atacado
Presentan como atentado de ETA el montaje de un guardia civil

Gara


Un guardia civil destinado en Leitza result ayer por la madrugada herido de bala. En un primer momento atribuyeron a ETA la autora del disparo, pero a medida que avanzaba la maana, y ante las evidencias, esta hiptesis fue desechada. Las primeras investigaciones indican que, al parecer, fue el propio agente quien se caus las heridas para simular que haba sido atacado por la organizacin armada. La confusin rein ayer en las primeras horas de la maana en torno a la sucedido durante madrugada en las inmediaciones del cuartel de la Guardia Civil de Leitza. Si bien en un primer momento las agencias de informacin y representantes polticos daban por hecho que se trataba de una accin de ETA, posteriormente las evidencias hicieron que se desinflase esta hiptesis. Aunque la investigacin sigue abierta, todo apunta a que fue el mismo agente, Salvador Menndez, de 34 aos de edad, el que se caus las heridas para simular que haba sido tiroteado por la organizacin armada.

A primera hora de la maana los informativos se hacan eco de un tiroteo en el que, al parecer, se haban visto involucrados un agente de la Guardia Civil y varias personas armadas. No se concret el nmero exacto de personas.

Citando fuentes de la "lucha antiterrorista", la agencia Efe informaba de que el tiroteo se haban registrado hacia las 3.45 horas, despus de que el agente, que realizaba labores de vigilancia, supuestamente tratara de identificar a personas que, al parecer, intentaban colocar un artefacto explosivo en las inmediaciones. El guardia civil presentaba una herida de bala en el brazo y se detect tambin un tiro en el chaleco antibalas.

"Agradecimiento al agente"

El ataque fue atribuido de inmediato a ETA, tanto por los medios de comunicacin que hacan referencia a fuentes de la lucha contra la organizacin armada como por los representantes polticos que salieron a valorar lo sucedido y rechazar el supuesto atentado. Se expresaron sin ningn tipo de dudas, dando por sentado la autora de ETA. se fue, entre otros, el caso de los representantes del Gobierno de Nafarroa, que sacaron un comunicado condenando la accin que atribuyeron a ETA y solidarizndose con el agente herido.

En la misma lnea el PP de Nafarroa expres su "ms absoluta y enrgica condena del terrorismo" y mostr su "agradecimiento al agente herido, que, en un acto de valenta sin igual, ha evitado una tragedia que podra haber ocasionado infinidad de daos".

El presidente de CDN, Jos Andrs Burguete, tambin expres su "apoyo y solidaridad a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, especialmente a la Guardia Civil y al agente herido".

Controles en los accesos

Posteriormente, para reforzar esta hiptesis se inform de que en los alrededores del cuartel haba sido hallado "un dispositivo de tubos lanzadera" para impulsar granadas. Incluso se lleg a afirmar que el agente herido tambin haba disparado y que un miembro de ETA poda haber resultado herido. Por este motivo y al parecer, para interceptar a "los atacantes", tanto los accesos a la localidad como las inmediaciones fueron tomadas por la Guardia Civil y un helicptero sobrevol la zona. Los alrededores del cuartel fueron acordonados y los agentes rastrearon con perros el monte cercano en busca de pruebas. El instituto militar tambin acudi a las viviendas cercanas a preguntar a los vecinos si haban visto o escuchado algo.

Sin embargo, el Ministerio de Interior del Gobierno de Madrid segua sin hacer declaraciones. No confirmaba las informaciones que se estaban difundiendo, ni tampoco las desmenta.

Pero, pasadas las 11.30 de la maana la hiptesis de la autora de ETA empez a quebrarse. Los periodistas agolpados desde primera hora de la maana ante el cuartel de Leitza no daban crdito a las informaciones contradictorias que reciban desde las redacciones por medio del telfono.

A preguntas de una periodistas incluso un agente de la guardia civil inform de que las armas de los agentes del cuartel haban sido requisadas para ser analizadas. Este extremo puso sobre la pista de lo realmente ocurrido a los periodistas desplazados hasta la localidad navarra.

"Muchas evidencias"

En un primer momento, se baraj la posibilidad de que que podra haberse tratado de un caso de "fuego amigo". Sin embargo, esta hiptesis tampoco se sostuvo.

No fue hasta ms tarde cuando la posibilidad de que se trataba de "un montaje" creado por el mismo agente cobr fuerza.

Esta ltima hiptesis es por el momento la principal. La agencia Efe, citando fuentes de la lucha contra ETA, inform ya a primera hora de la tarde de que las primeras investigaciones se dirigen en esa direccin y que las evidencias apuntan a ello. Por un lado, la municin hallada en los alrededores de la casa cuartel de Leitza corresponde, al parecer, a la marca "Santa Brbara", que habitualmente se suministra a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Tambin se constat que el artefacto localizado con la luz del da a 100 metros de la casa cuartel y que en un primer momento se afirm que ese trataba de un dispositivo de tubos lanzadera para impulsar granadas result ser en realidad un tubo de PVC, que no contaba con ninguno de los dispositivos que suelen contener estas armas.

Tambin se confirm, segn las mismas fuentes, que el disparo recibido por el agente fue efectuado a tan slo un metro de distancia y que el tiro detectado en su chaleco antibalas no le dej en el trax el inevitable hematoma que produce este tipo de impactos.

Al parecer, el guardia civil herido, natural de Mlaga y de 34 aos de edad, se encuentra estable despus de ser intervenido en el Hospital de Navarra. Segn el parte mdico, el agente presentaba una "herida con dos orificios, uno de entrada en la cara ventral y otro de salida por la dorsal del antebrazo izquierdo, sin apreciarse ningn otro tipo de herida".

Segn las informaciones que se difundieron, el agente haba sido destinado a la Leitza hace poco tiempo procedente de Galicia, aunque ya haba trabajado anteriormente en la citada localidad.

Si por la maana las declaraciones y valoraciones de los diferentes representantes polticos fueron una constante, por la tarde literalmente se hizo el silencio. Ningn representante se manifest en torno a las nuevas hiptesis que se estaban planteando ni comparecieron siquiera para reconocer el error de las declaraciones matinales. balas

La municin hallada en los alrededores del cuartel corresponde, segn fuentes de la investigacin, a la marca "Santa Brbara", que habitualmente se suministra a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Utilizan la falsa noticia para desacreditar la propuesta de Altsasu

Pese a que posteriormente se confirm que ETA nada tuvo que ver con el disparo recibido por el agente de la guardia civil, representantes polticos y medios de comunicacin no dudaron en atribuir la autora a la organizacin armada. Uno de los ms contundentes fue el consejero de Interior de Nafarroa, Javier Caballero, que se expres en estos trminos al ser preguntado por lo sucedido en Leitza: "No hace falta ningn tipo de investigacin para saber que cuando se produce un atentado de estas caractersticas, un tiroteo de estas caractersticas, todo apunta a que es fruto de la banda terrorista ETA, sin ninguna duda".

Tras atribuir los hechos a la organizacin armada, los representantes polticos dirigieron sus miradas a la izquierda abertzale, a quien instaron reiteradamente a que mostrarse su rechazo "al atentado".

Los representantes polticos intentaron adems desacreditar la propuesta presentada por la izquierda abertzale. As, la presidenta de la Juntas Generales de Gipuzkoa, Rafaela Romero, por ejemplo, afirm que "todos los documentos y todas las palabras que hablan de nuevas y pacficas vas sern cantos de sirenas envenenados", si la izquierda abertzale no rechazaba los hechos. En la misma lnea, se expres el portavoz del PP Leopoldo Barreda: "Creo que es un acto que, a quienes no quisieran verlo, les pone ante la realidad, ms all de las ficciones, de las aagazas de Batasuna, de los montajes de ETA o de las apariencias que quieran construir, sta es la realidad".

Ezker Batua por medio de Mikel Arana tambin emple la confusin sobre los hechos para arremeter contra la propuesta de la izquierda abertzale. Conden "firmemente" el supuesto intento de atentado de ETA y se dirigi a la izquierda abertzale a quien inst a rechazar "de manera contundente, este atentado si quiere tener credibilidad". "Si ante la flagrante injerencia de ETA no es capaz de exigirle su desaparicin estara dando por muerta la propuesta de Altsasu antes de nacer", advirti.

EA tambin se refiri al "intento de atentado" dando credibilidad a lo que se estaba difundiendo desde primera hora de la maana. En una nota, este partido expres su solidaridad con los afectados, "especialmente con el agente herido".

No slo los representantes polticos, tambin los medios de comunicacin quisieron ligar la noticia con la propuesta de Altsasu. As, por ejemplo, en varios noticiarios arrancaron la narracin de los hechos haciendo alusin a que el suceso se produca tan slo dos semanas despus de que la izquierda abertzale presentara su apuesta por un proceso democrtico y pacfico.

Fuente: http://www.gara.net/azkenak/11/169666/es/Presentan-atentado-ETA-montaje-guardia-civil


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter