Portada :: Espaa :: Izquierda Unida en el rubicn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-12-2009

Crnica del acto celebrado el pasado sbado en el Auditorio de CC OO-Madrid
Refundaciones en IU

Miguel Romero
Viento Sur


I.

Hubo mucha gente en al Auditorio de CC OO-Madrid el sbado por la maana; unas mil personas -bastantes ms de las que asistieron a la manifestacin contra la guerra de Afganistn, unas horas despus- que en su gran mayora se mantuvieron atentas en la sala durante cerca de tres horas. La edad media de los asistentes me pareci bastante alta: la gran mayora en la cuarentena, muy pocos de menos de 30 aos, bastante ms en torno a los 60. Me comentaron que haba poca gente no militante de IU, y sobre todo del PCE. Antes de hacer una rpida valoracin del acto, creo interesante sealar algunos aspectos de las intervenciones, siguiendo ms o menos el orden en que se realizaron:

-Hubo algunos discursos tpicos, que adems slo se refirieron de pasada al objetivo del acto: el del secretario general de CC OO-Madrid, por ejemplo. Tambin el del coordinador de IU-Madrid, Gregorio Gordo; en este caso, hay que destacar que dedicara la mayor parte de su tiempo a hablar de un documento llamado Alternativa social a la crisis , sobre el cual van a iniciar un proceso de debates en la sociedad madrilea que debera culminar en un programa electoral para las municipales y autonmicas del 2011. La relacin entre este proceso y la refundacin qued, por lo menos, bastante confusa. A mi parecer, la intervencin de Gordo es una muestra, muy significativa por lo que es y por lo que representa, de la mezcla entre varias refundaciones que existe por el momento en la direccin de IU.

-Cayo Lara enfatiz mucho una recomendacin que el domingo ocup los titulares de la prensa: la fragilidad del proyecto (cristal delicado) y el temor a que se nos vaya de las manos (sic). Entend que el nos estaba dirigido hacia la propia direccin actual de IU, resultado de un pacto entre diversas familias, que puede desestabilizarse si la refundacin desbordara el control conjunto y pactado del proceso.

-Fueron numerosos los dirigentes de IU que tomaron la palabra; no recuerdo ni un matiz autocrtico relevante y concreto de ninguno de ellos (e incluso hubo algn exceso lrico del coordinador del acto, Enrique de Santiago, al presentar, por ejemplo, a Llamazares como la voz del pueblo en las instituciones). En cambio, la sala expres su apoyo con fuerza a las intervenciones crticas, directas (por ejemplo, sobre la actitud de IU en el caso Caja Madrid, que fue criticada muy duramente por Lourdes Luca) o indirectas (reclamando que el centro de gravedad de la poltica de IU tiene que estar en la base, no en las instituciones, tema sobre el que coincidieron numerosos oradores invitados y tambin Julio Anguita, entrevistado en un video de opiniones sobre el proyecto de refundacin, todas muy favorables, como no poda ser menos dado que fue grabado a las puertas del pasado congreso del PCE); por el contrario, Begoa Sanjos, que habl como feminista, defendi un planteamiento clsico, de divisin del trabajo entre partido y organizaciones sociales: la funcin de IU sera llevar a las instituciones las propuestas sociales). No hay que abusar de los juicios basados en el aplausmetro, pero creo que estas reacciones pueden expresar un deseo de cambio de sectores militantes de IU respecto a la poltica habitual de la organizacin. Habr que ver qu peso puede tener este sector y qu posibilidades de influencia alcanza, no ya en la direccin, sino en las organizaciones de base (Lourdes Luca se refiri a que haba gente que se haba ido de IU como rechazo a cmo haca las cosas su organizacin local; fue la nica alusin a este tipo de problemas).

-Dos intervenciones aludieron a Izquierda Anticapitalista. Expresamente, la de Pablo Iglesias: tras contar que haba formado parte de un comit de apoyo a IA en las europeas, dijo que volvera a votar IA si hubiera elecciones, pero que ahora se trata de crear un referente poltico y eso no puede hacerse desde fuera de IU. Pienso que hay que prestar atencin a este tipo de opiniones que son la consecuencia combinada del resultado electoral marginal de IA en las europeas y del deseo de construir un referente poltico anticapitalista, considerada como una tarea inmediata y urgente, para la que se busca antes un instrumento organizativo que un proyecto y un programa poltico. Hay aqu un debate que habr que proseguir en los prximos meses.

-Me pareci que Isaac Rosa aludi tambin a IA cuando llam la atencin sobre la gente que no estaba en la sala, aunque haba sido invitada, y propuso ir a buscarla para incorporarla al proyecto. Cuando se tienen expectativas e ilusiones en un proyecto que se presenta como unitario es difcil que se entienda por qu una organizacin no acepta participar en l. Pienso que es un objetivo importante para IA hacerse entender bien en lo que haga o diga respecto a este proceso, lo que exige mantener abiertas todas las vas de dilogo y debate. Dicho esto, creo que IA hizo bien en no aceptar la invitacin a tomar la palabra en el acto. Se podra haber interpretado equivocadamente como un cierto aval al proceso (hay buenas razones para estar escarmentados de este tipo de asuntos, cuando responsables de IU han dicho en rueda de prensa, y en privado a alguno de los firmantes del llamamiento de apoyo, que IA estaba interesada en la refundacin, sabiendo que no es verdad; las convergencias se basan tambin en el juego limpio). Y no tena sentido, ni habra sido bien entendido por la gente, que IA utilizara su tiempo para explicar por qu no participa en esta refundacin. Hay otros medios y lugares ms apropiados para ese debate.

-Finalmente, creo que el acto ha sido un xito para IU, al menos a nivel interno. Posiblemente habr un impulso militante que tendr un cierto recorrido. No tiene sentido especular sobre su intensidad y su duracin, que adems ser desigual local y sectorialmente, y creo que tendr muchas dificultades para conectar con la izquierda social. En todo caso, ser un factor poltico insoslayable a corto y medio plazo, al cual habr que calibrar bien la atencin que se le dedica, en funcin no de la agenda meditica, ni de la imagen que IU quiere establecer de su proyecto como la refundacin de la izquierda, sino de su impacto real en la izquierda social, el inters de sus propuestas y la credibilidad que pueda llegar a alcanzar, y hoy en mi opinin no tiene su discurso unitario sin exclusiones, sin miedo, sin recelos, sin reproches.

II.

Unas consideraciones finales. Creo que el problema de fondo de la propuesta de IU es que no contiene una refundacin, sino dos (al menos, no tomando en consideracin por el momento el enfoque tipo campaa pre-electoral de algunas intervenciones). Estas dos refundaciones: la refundacin de IU y la refundacin de la izquierda se presentan como sinnimos, pero tienen un sentido poltico muy diferente. Escribe Armando Fernndez Steinko en Diagonal n 114 que el acuerdo no es refundar Izquierda Unida, sino utilizar sus recursos organizativos, polticos y econmicos, su rica experiencia acumulada para lanzar un proceso de convergencia de todas las personas, grupos, organizaciones y sensibilidades que hoy se reclaman de la izquierda . Es una interpretacin que hay que tomar en cuenta, pero el objetivo de refundar IU fue claramente el dominante en el acto del da 28, interpretado (en algunos casos particularmente, en la intervencin de Gregorio Gordo- ms como una restauracin que como una refundacin) en general como una reanimacin militante, una renovacin del discurso, una mayor presencia en la calle y en los medios, una mejora de sus expectativas electorales, es decir, la continuidad del proceso iniciado con el pacto interno que condujo a la eleccin de Cayo Lara como coordinador general, del cual conocemos ya sus posibilidades y sus miserias (la ms clara, el pacto de silencio establecido en torno al caso Caja Madrid). A este objetivo responde tambin el calendario del proceso: elaborar en seis meses por medios participativos y de abajo a arriba el programa de la refundacin de la izquierda no es razonable. Todo se entiende mejor si se considera que, un mes despus, una Asamblea de IU asumir ese programa. Para refundar IU puede servir. Para refundar la izquierda, no.

La equivalencia refundar IU/refundar la izquierda parece basarse en una idea que afirm Enrique de Santiago en una tribuna de Pblico el mismo da 28: Las elecciones europeas evidenciaron que en Espaa la nica propuesta organizada de izquierda anticapitalista con suficiente implantacin y entidad para vertebrar ese proceso es IU. Esta interpretacin no me parece nada evidente. Las elecciones europeas mostraron que IA qued muy lejos de su aspiracin a constituirse como un referencia poltica anticapitalista con expectativas de modificar el mapa poltico a medio plazo; mostr tambin que Iniciativa Internacionalista era una operacin coyuntural; y mostr finalmente que IU obtuvo un diputado (mejor no hablamos del asunto Romeva). El peso institucional no es, en absoluto, despreciable aunque sea reducido, pero de ah a las conclusiones de Santiago hay un mundo, mxime si la entidad para vertebrar ese proceso se refiere a la izquierda anticapitalista, una expresin que por cierto apenas se escuch en el acto del da 28. Parece que los dirigentes de IU no reconocen que la organizacin tiene un serio problema de credibilidad poltica o piensan que lo han superado. Creo que estn equivocados. La experiencia dar y quitar razones.

El panorama poltico de la izquierda poltica espaola y europea de los prximos aos estar dominado, por procesos de convergencias y reagrupamientos, por sus logros y sus crisis, que muy probablemente darn lugar a un mapa poltico muy diferente al que ahora conocemos. Aqu y ahora, en lo que se refiere a la izquierda poltica anticapitalista, no me parece que haya suficiente claridad poltica, ni fuerzas militantes, ni siquiera un reconocimiento suficiente del problema en quien tiene la clave para empezar a resolverlo: la izquierda social. Por eso, pienso que hay que precaverse de las urgencias. En su intervencin como militante ecologista, Antonio Hernndez advirti contra las prisas en el desarrollo de la refundacin y recomend los ritmos lentos con los que trabaja la naturaleza; una buena recomendacin en estos tiempos, no slo para IU, sino para toda la izquierda alternativa.

Fuente: http://www.vientosur.info/articulosweb/noticia/?x=2655


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter