Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-12-2009

Apueste y pierda
Hasta cundo podr manejar la crisis el sistema?

Manuel Freytas
IAR Noticias

Socialmente en decadencia, polticamente vaciado de pensamiento estratgico, econmicamente agotado y en crisis, el sistema capitalista (lase el "mundo nico") contina pateando sus conflictos para adelante en total control de los procesos mundiales y sin un enemigo estratgico que le ponga piedras en el camino.


Ese es el punto inicial para comprender porqu la profunda crisis que hoy afecta a la economa global capitalista (que ya toc el estadio social con la desocupacin) viene siendo "manejada" desde los bancos centrales y los grandes centros de decisin de EEUU y las metrpolis imperiales de Europa.

La receta: Inyectar enormes masas de dinero pblico (billonarios fondos estatales) para rescatar de la quiebra al sistema capitalista privado (dueo del Estado) y recrear nuevas "burbujas" (negocios en la crisis) mediante emisiones de endeudamiento pblico que ponen a funcionar a full la maquinaria de especulacin financiera en los mercados internacionales (la tajada mayor de rentabilidad del capitalismo transnacionalizado).

La contradiccin: Si bien los "rescates estatales" reactivaron la capitalizacin y las ganancias de los grandes bancos y empresas (los pulpos del capitalismo trasnacional) cotizantes en Wall Street y en los centros financieros mundiales, se mostraron impotentes para recuperar las dos piedras fundamentales de la economa real capitalista: El consumo y el empleo.

El resumen: El sistema (los centros de decisin imperial) recuper la dinmica rentable de la "economa de papel" (el modelo financiero que estall con la crisis subprime), pero los subsidios y rescates estatales (as lo demuestran claramente EEUU y la UE, las dos economas centrales) no pudieron restablecer el funcionamiento pleno de la "economa real" que ha transitado (desde el ao pasado) de la crisis financiera, la crisis recesiva a la crisis social, cuyo primer estadio se verifica con el desempleo y la suba de las estadsticas de la pobreza y el hambre (que hoy ya se registran claramente en EEUU y las potencias europeas).

El dictamen (de los expertos y organismos del sistema como Krugman, Stiglitz, FMI, BCE, G-7, etc): Si los bancos centrales y la Reserva Federal levantan los subsidios estatales no solamente se puede desplomar el crecimiento rcord de los mercados burstiles (bolsas), sino que tambin se puede revertir el "crecimiento dbil" que los gobiernos esgrimen para fundamentar que la economa global est "saliendo de la recesin".

El dilema: A) Si los bancos terminan con los "rescates estatales" (la piedra basal de la nueva "burbuja") se corre el riesgo (casi seguro) de una recada de la crisis financiera con un impacto negativo en el proceso de recuperacin de la economa real. B) Si, por el contrario, continan con el drenaje de fondos pblicos para salvar al capitalismo privado, se corre el riesgo (casi seguro) del estallido de una crisis de endeudamiento de los gobiernos (tanto centrales como emergentes y subdesarrollados) que puede convertir a los bonos pblicos en sucedneos de las hipotecas subprime y de los bonos "txicos" (que encendieron la mecha de la crisis).

Dicho de otra manera: La crisis financiera-recesiva (con epicentro USA-UE) hundi a las empresas y bancos capitalistas privados, pero un potencial colapso con el endeudamiento pblico (insolvencia de pago) puede hundir a los Estados capitalistas en una quiebra generalizada a nivel planetario.

Ambas alternativas (sostener o levantar los "estmulos" estatales): Potencian la posibilidad de un rebrote de la crisis financiera (por endeudamiento estatal sin respaldo), una recada de la crisis recesiva, (por impacto desacelerador en el consumo y en la produccin) y una profundizacin de la crisis social (por impacto de una mayor desocupacin y baja del consumo).

El emergente: Huelgas y conflictos sociales (con epicentro exportado desde las potencias centrales) estallando por los cuatro puntos cardinales del planeta y poniendo en riesgo la "gobernabilidad" del sistema capitalista, no ya por medio de una crisis controlable por medios polticos y econmicos, sino por medio de una crisis solamente controlable por la represin militar. O sea, la antesala del Apocalipsis social.

La receta intermedia: Una "tercera opcin" que distienda la crisis social y prolongue el desenlace, la propuesta de cobrar impuesto a la "renta financiera" (por la que el Estado haga pagar la "burbuja" y la reactivacin de la economa real al capitalismo privado) es un mito que ya fue prcticamente cajoneado y desestimado en la ltima cumbre del G-20. Cmo puede pensarse que el capitalismo se va a boicotear a s mismo cobrando impuesto a la especulacin financiera, su principal tasa de rentabilidad?.

En sntesis: Fuera de la discusin de mantener o levantar los estmulos estatales (pagados por el conjunto de la sociedad) en los grandes centros del poder imperial no se barajan otras alternativas para manejar y controlar la crisis que avanza aceleradamente hacia lo social.

En el tablero estratgico: Es como jugar a la ruleta rusa con tres balas en el tambor. La combinacin del cctel guerra (intercapitalista) energtica -crisis econmica-crisis social va hacia un desenlace inevitable que el sistema -sin enemigo estratgico- pudo hasta ahora retrasar y patear para adelante.

Se suicida esta vez el capitalismo?

Apueste y pierda.

http://www.iarnoticias.com/2009/secciones/contrainformacion/0085_apueste_y_pierda_30nov09.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter