Portada :: Europa :: Fortaleza Europa. La UE contra los inmigrantes
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-12-2009

En Suiza existen cuatro minaretes, pero un referndum decidi que no se construyan ms.
La derecha europea festeja la discriminacin suiza contra los minaretes

Eduardo Febbro
Pgina 12

La absurda decisin de los suizos, que prohibieron la construccin de ms de los cuatro minaretes que tienen, hizo que la derecha francesa de Le Pen se apurara a pedir un referndum igual al suizo, contra los musulmanes.


Los electores suizos le han hecho un gran favor a la extrema derecha europea: un referndum sobre un tema perifrico, la construccin de minaretes en la Confederacin, ha abierto las compuertas de sus enardecidos odios. Al da siguiente de que Suiza aprobara en las urnas la prohibicin de construir ms minaretes de los cuatro apenas! que ya existen en el pas, las reacciones de los vecinos europeos han variado entre la condena, declaraciones incmodas de la derecha tradicional, la condena matizada de los socialistas y el jolgorio de la ultraderecha.

El jefe de la diplomacia francesa, Bernard Kouchner, fue el ms categrico en sus declaraciones. Kouchner dijo que se senta un poco escandalizado por la decisin suiza: Si no se pueden construir minaretes quiere decir que se oprime una religin, advirti el canciller. En cambio, el partido de extrema derecha Frente Nacional celebr la osada colectiva de los suizos, que se animaron a cerrarle las alturas de sus cielos a un smbolo religioso, el minarete, al tiempo que dejan abiertas las cajas fuertes de sus bancos a los suntuosos capitales provenientes de los pases rabes. La vicepresidenta del Frente Nacional, Marine Le Pen, dijo que el resultado de la consulta prueba el reclamo del electorado a las elites de que dejen de negar las aspiraciones y temores de los pueblos europeos. La hija del fundador del Frente Nacional no dej escapar la oportunidad para pedir un referndum igual al suizo en Francia.

El ministro francs de Inmigracin e Identidad Nacional apag un principio de ambigedad que haba surgido con algunas declaraciones de dirigentes de la derecha gobernante. Eric Besson seal que prefera que en Francia se evitara ese tipo de debate, que no me parece mayor. La oposicin socialista francesa juzg preocupante la decisin suiza y advirti contra la tentacin de convertir al extranjero, al musulmn, en chivo expiatorio de todos los males de la sociedad occidental. En ese mismo sentido se pronunci el rector de la Gran Mezquita de Pars. Dalil Boubakeur estim que el referndum suizo refleja el estado en Europa de la tolerancia. Ese estado puede medirse en Italia, donde varios ministros de la Liga del Norte, el partido populista extremista y antiinmigrantes, aliado de Silvio Berlusconi, reaccionaron igual que los electores de la Confederacin Helvtica. Roberto Castelli, viceministro de Infraestructura y Transportes, dijo que lamentablemente le estamos haciendo frente a un ataque contra nuestra identidad de parte de una religin intolerante como el Islam. Castelli desliz incluso una idea suplementaria cuando sugiri agregarle un crucifico a la bandera italiana. En Blgica, el ala ms dura de la derecha sac sus propias lecciones. El Vlaams Belang extrema derecha aboga a favor de que se prohba la construccin de nuevas mezquitas. Su lder, Filip Dewinter, compar el voto suizo al combate de Guillermo Tell contra la dominacin de los Habsburgos. Para la ultraderecha holandesa, el referndum suizo constituye un resultado fabuloso. El diputado de extrema derecha Geert Wilders adelant que interpelar al gobierno para que Holanda organice un referndum similar. El Partido de la Libertad, al que pertenece Wilders, considera que el Corn es un libro fascista.

La cuestin suiza entr de lleno en los debates nacionales en varios pases europeos, donde el tema de la inmigracin se ha convertido en tedioso tema electoral. Francia atraviesa en este momentos dos debates simultneos que se proyectan con acentos ms controvertidos debido a la proximidad de las elecciones regionales de marzo y al uso que la extrema derecha hace de estos temas. Por un lado, el Ejecutivo lanz un debate y una consulta nacional para definir qu es la identidad francesa. Por el otro, est la perspectiva de la prohibicin de la burka el velo islmico integral para las mujeres. En este contexto, el socilogo Dounia Bouzar explic que el problema radica en que se sabe hacer la diferencia entre judos y extremistas judos, entre cristianos e integristas cristianos, pero, con el Islam, no se diferencia entre practicantes y fundamentalistas.

Link a la nota:
http://www.pagina12.com.ar/imprimir/diario/elmundo/4-136247-2009-12-01.html

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter