Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-12-2009

Entrevista a Jos Antonio Martn Palln, magistrado y ex fiscal del Tribunal Supremo
"El Franquismo an sigue intacto"

Mara Jos Esteso Poves
Diagonal

Martn Palln es conocido por su compromiso con la justicia. Habla abiertamente de lo que parece un tab, el modelo de Estado, y exige una reparacin a las vctimas del Franquismo.


DIAGONAL: A ms de 30 aos de la aprobacin de la Constitucin, cree que se debe reformar?

JOS ANTONIO MARTN PALLN: Por razones de incumplimiento yo no tocara ningn artculo. Por razones de actualizacin, s. Se hizo una Constitucin saliendo de 40 aos de dictadura. Muy pocos pases han sufrido este fenmeno. Ni Alemania ni Italia tardaron tanto tiempo en vencer a Hitler y Mussolini, con ayuda extranjera, claro est. Tardamos 40 aos en derrotar al Franquismo y an sigue intacto. Me preocupa que el Franquismo est tan arraigado en muchas capas de la sociedad. En la Constitucin hay que cambiar aquellas cosas que no se pudieron cambiar entonces, por ejemplo la forma de Gobierno. La monarqua ha ejercido su papel. No propugno su derrocamiento, sino suscitar un debate. Tambin hay que reestructurar el caos que se produjo con las autonomas, el famoso caf para todos. Estamos ante un Estado federal pero no constitucionalmente federal.

D.: Qu supuso la Ley de Amnista?

J.A.M.P.: Se utiliz como una operacin quirrgica para romper con el pasado, pero muchas veces las operaciones supuran. En abril de 1977 se firman los tratados internacionales sobre derechos civiles. La Ley de Amnista, de octubre de 1977, emplea una terminologa inslita en el marco del derecho internacional. Habla de delitos de intencionalidad poltica. Ese concepto no existe. Mientras, el artculo 10 de la Constitucin se refiere a los tratados internacionales firmados por Espaa y ninguno habla de delitos de intencionalidad poltica. Son crmenes contra la humanidad o crmenes de guerra. La amnista fue una vergonzante transaccin, que no una transicin, con las fuerzas de la dictadura que queran un cheque en blanco. Eso no ha pasado en ningn pas. Nos hemos convertido en los adalides de la jurisdiccin universal: Pinochet, Scilingo, Guatemala, etc., y cuando los jueces viajamos a Latinoamrica tenemos que recibir el mismo reproche: Ustedes tanto presumir de jurisdiccin universal y su pas ha vulnerado completamente lo que predican. Otros van ms all: Es que se creen ustedes que son los colonialistas de estos pases?.

D.: Hemos asistido a un recorte de la jurisdiccin internacional en el Estado espaol, le preocupa?

J.A.M.P.: S. Ha habido un recorte. Una vuelta a la extraterritorialidad de la ley penal, eso es del siglo XIX. La Jurisdiccin Internacional haba dicho con sencillez, al darnos la razn en el caso de Guatemala, que o es universal o no es universal. Eso vale para todos los casos y lugares. Las Cortes son soberanas y ellos sabrn. Pienso que detrs se esconden intereses econmicos, no slo en Palestina, tambin en China con las multinacionales que hay implantadas all.

D.: Por qu cuando Garzn intenta investigar el Franquismo es acusado de prevaricacin?

J.A.M.P.: Es una patologa alarmante. El caso de Garzn est en mi sala, y se estn aplicando conceptos ya superados como la prescripcin o la amnista espaola, al margen del Pacto Internacional de Derechos Civiles, que Espaa ha incumplido de forma clamorosa. Los jueces espaoles, nos guste ms o menos, tenemos que aplicar los tratados internacionales por imperativo legal.

D.: Hay denuncias sobre el robo de nios en el Franquismo a madres con y sin filiacin poltica. De estos ltimos se ha hablado menos pero, deben ser juzgados los culpables?

J.A.M.P.:S, claro. Es un tema delicado, tiene muchas aristas. Es un crimen que se persigui en Argentina y que se debe restituir. Haba que redimir a esos nios, llevarles al redil. Las teoras de Vallejo Njera estn ah escritas mal que les pese a algunos. Arrebatar los nios en su momento histrico fue un crimen contra la humanidad.

D.: Cmo es posible que tras 70 aos miles de personas sigan en las cunetas y gran parte de la judicatura se niegue a recuperar los cuerpos?

J.A.M.P.: Alemania declar la nulidad absoluta de las leyes y los juicios nazis. Aqu familiares de vctimas han pedido la nulidad por la va de la revisin de los consejos de guerra franquistas. La respuesta de la Sala Quinta de lo Militar del Tribunal Supremo ha sido desestimar la revisin con un argumento que viene a decir que no se observa ninguna ilegalidad, porque se aplic la ley vigente. La legalidad franquista. Si a un juez alemn se le ocurre hoy no anular un juicio porque la legalidad vigente era la nazi, lo echan de la carrera y tiene problemas penales.

D.: Es usted un magistrado raro?

J.A.M.P.: S. Cada vez ms, tengo la sensacin de serlo. Bueno, hay mucha gente en la misma lnea.

"El derecho penal debe luchar contra el cambio climtico

D.: Siempre se ha mostrado preocupado por el medio ambiente, Por qu?

J.A.M.P.: Los delitos contra el medio ambiente se han convertido en una forma de delincuencia. Unos producen un dao directo e inmediato, otros a largo plazo. La preocupacin por reprimirlos de forma penal surge a partir de la catstrofe de Bhopal (India), que caus 30.000 muertos. Despus, Chernbil, un crimen como el de la bomba atmica. Tambin hay conductas menos espectaculares que da a da daan el medio ambiente. Por eso, es necesario utilizar el derecho penal para luchar contra el cambio climtico: emisin de gases contaminantes a la atmsfera, a los acuferos; el urbanismo desenfrenado.

D.: Quienes son los verdaderos piratas de la pesca?

J.A.M.P.: Desde el punto de vista medioambiental se estn esquilmando los caladeros, pero este debate no justifica asaltar un barco. La pesca no se ha tratado suficientemente ni en la UE ni en la ONU. Adems, hay otros factores, como la sobreexplotacin, el depsito de sustancias radioactivas en las costas de Somalia, etc.

D.: Se podra aprovechar la crisis para repensar el modelo de sociedad?

J.A.M.P.: En el urbanstico es incuestionable. Muchos pueblos se han convertido en algo parecido a un monumento funerario. Las casas estn vacas y llenas de rejas.

La ocupacin de primeras lneas de playa con edificios de ocho y nueve plantas ha sido un disparate. Se debe pagar penal y econmicamente. La crisis demuestra que este ritmo insaciable ya no se puede seguir. Sera el momento de hacer una deconstruccion sostenible. Pero en este pas no pasa nada, no se derriba ningn edifico, salvo que sean casas de pescadores.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/El-Franquismo-aun-sigue-intacto.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter