Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-12-2009

Un mensaje de los talibanes
Quin es responsable de la anarqua en Afganistn?

Emirato Islmico de Afganistn
www.informationclearinghouse

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


La nueva estrategia de Obama, que es el resultado de la misma mentalidad que quiere continuar la ocupacin de Afganistn por medios militares, aumentar la anarqua que prevalece en ese pas. De hecho, los estadounidenses son responsables de la catica situacin. Entregaron el poder a tristemente clebres seores de la guerra, funcionarios venales y gobernadores vinculados a la mafia.

Pero, a pesar de todo, afirman que quieren un gobierno limpio en Kabul mientras sus convoyes logsticos son escoltados por algunas milicias asesinas involucradas en secuestros y en impuestos arbitrarios. Hay cientos de milicias privadas no registradas en Afganistn bajo el nombre de guardias de seguridad que transportan herona en vehculos oficiales. Esas milicias tienen vnculos con seores de la guerra que controlan altas posiciones gubernamentales. Realizan impunemente sus actividades criminales.

Los seores de la guerra usurpan tierras y edificios del gobierno y del pueblo. Nadie puede preguntarles por qu. Un terreno gubernamental en Shirpur, ubicado al noreste de la ciudad de Kabul es un buen ejemplo. Otrora propiedad del Ministerio de Defensa, ahora es un rea exclusiva usurpada por los seores de la guerra que han construido lujosas casas. El propio Karzai ha otorgado entre 2.400 y 2.800 hectreas a sus favoritos. Muchos contrabandistas de drogas que fueron sentenciados a prisin por los tribunales han sido liberados por decretos del presidente.

El general Khudaidad, ministro de la campaa de narcticos del gobierno de Kabul, ha reconocido en una conferencia de prensa que oficiales militares de EE.UU. tienen que ver con el narcotrfico. Abdul Jabbar Sabit, ex procurador general del gobierno de Kabul, dice que no pudo dar con algunos gobernadores de mala fama involucrados en el narcotrfico y en sobornos porque estn protegidos por personas importantes en el gobierno. Finalmente, Abdul Jabar Sabit se vio obligado a renunciar. La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton se ha referido en numerosas ocasiones a Afganistn como Estado Mafioso pero no dijo que el Estado Mafioso era la obra de EE.UU.

Analistas independientes de todo el mundo creen que EE.UU. quiere mantener un gobierno corrupto instalado en Kabul porque suministrar una justificacin para mantener la presencia militar estadounidense en el pas. De la misma manera, por una parte, el consejero de seguridad de la Casa Blanca, James Jones, dice que hay menos de 100 miembros de al Qaeda en Afganistn, y por otra, Obama enva 30.000 soldados ms a Afganistn. Esta gran laguna entre las palabras y los hechos muestra que EE.UU. tiene otros objetivos colonialistas en Afganistn y en la regin, ostensiblemente en nombre de lallamada Guerra contra el Terror. Adems, afirma que quiere resolver el problema afgano mediante negociaciones y reconciliacin; pero en la prctica quiere que los muyahidn depongan las armas y acepten la Constitucin concebida y tramada por EE.UU. y mantener sus bases en Afganistn durante un perodo prolongado. Por lo tanto, bajo la estratagema de la negociacin, la Casa Blanca se propone encontrar un pretexto para continuar su ocupacin de Afganistn.

Los afganos, en particular el Emirato Islmico de Afganistn, no tienen planes de entrometerse en los asuntos internos de otros pases y estn dispuestos a dar garantas legales si las fuerzas extranjeras se retiran de Afganistn. Pero los muyahidn no estn dispuestos a permitir bases extranjeras en Afganistn ni a negociar la independencia del pas. Irnicamente, despus de la invasin estadounidense de Afganistn, el pas se ha convertido en un campo de batalla de agencias de inteligencia rivales que estn vinculadas al rgimen de Kabul y tienen planes ocultos contra pases vecinos.

Las explosiones de bombas en sitios pblicos son obra de esas agencias. Mientras ms se queden las tropas extranjeras en Afganistn, ms sucesos horripilantes de esa clase tendrn lugar. Actualmente, los muyahidn son la nica fuerza que quiere liberar a los afganos y a su pas de ser un rehn en la telaraa de las agencias extranjeras. Con la victoria de los muyahidn en Afganistn, toda la regin dar un suspiro de alivio y terminar el actual derramamiento de sangre. Pero la ayuda a que los muyahidn liberen la regin del vrtice de las maquinaciones colonialistas es responsabilidad de todos los que tienen una conciencia libre.

 

Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/article24128.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter