Portada :: frica :: Aminetu, la dignidad saharaui
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-12-2009

La tarea ms urgente y ms noble
La lucha por la vida de Aminetu Haidar

Miguel Romero
Rebelin


Mientras los portavoces de los gobiernos de Espaa y Marruecos defienden sus intereses generando ruido, mientras buscan conservar sus alianzas y, a la vez, desviar sus responsabilidades hacia el otro, Aminetu Haidar nos va contando la verdad, con una lucidez y un coraje imbatibles. La transcripcin de la traduccin al castellano de las palabras de Aminetu Haidar el pasado 27 de noviembre ante el enviado del ministro de Asuntos Exteriores espaol, difundida por colectivos de solidaridad/1 y sus declaraciones tras el indecente montaje que le hizo creer que volva dignamente a casa el da 4 de diciembre/2 son documentos sobrecogedores, testimonios del combate poltico y moral entre una militante que lucha por su dignidad y quienes quieren someterla, por la violencia directa unos, por las celadas diplomticas otros.

Desde que, tras dos semanas de huelga de hambre, la determinacin de Aminetu, apoyada por el un creciente movimiento de solidaridad, oblig a intervenir al gobierno espaol, ste ha ido desarrollando diversas operaciones y discursos. Conviene recordarlos ahora, en orden cronolgico:

1. El 15 de noviembre, el ministro Moratinos justific la decisin del gobierno marroqu de expulsar a Aminetu al no haber rellenado los requisitos que le pidieron /3 en el aeropuerto de El Aain. Y aadi: Espaa lo nico que ha hecho ha sido facilitarle su llegada a Lanzarote. /4

Comprense estas palabras con la narracin de Aminetu: el polica marroqu jefe del grupo secuestrador afirm ante el piloto del avin el aval del Ministerio de Asuntos Exteriores espaol a que Aminetu viajara a Lanzarote sin pasaporte y contra su voluntad; el piloto confirm el aval tras hablar con un misterioso responsable de Exteriores (sera instructivo conocer la identidad de este personaje). Ya en el aeropuerto, y por tanto en territorio espaol, Aminetu fue engaada una y otra vez, lgicamente siguiendo instrucciones del gobierno, para hacerla creer que regresara inmediatamente a El Aion. La huelga del hambre fue la respuesta a estos engaos. Sin su indomable resistencia y sin la solidaridad que ella se ha ganado, el gobierno espaol no habra movido un dedo por Aminetu.

2. Pero finalmente, despus de quince das, el gobierno debi mover un dedo, para lo cual envi a Lanzarote a Santos, director del gabinete de Moratinos. Entramos as en la segunda fase de la operacin, destinada a desactivar la resistencia de Aminetu, con el menor coste posible para las relaciones con Marruecos, cuya preservacin a toda costa es un objetivo estratgico del gobierno. Para ello, Santos transmitir a Aminetu dos salidas tcnicas: el pasaporte espaol o el estatuto de refugiada. En realidad, ninguna de las dos opciones son tcnicas en absoluto: ambas situaran a Aminetu en situacin de dependencia poltica y material respecto al gobierno espaol, ambas permitiran al gobierno marroqu cerrar el caso Aminetu a coste cero, ambas significaran la renuncia de Aminetu a la exigencia de la devolucin de su pasaporte y al derecho a regresar a su casa y en fin, si Aminetu aceptaba cualquiera de ellas, el gobierno se habra apuntado un xito de opinin pblica, misin fundamental de Santos. Todos habran ganado, menos Aminetu, su combate personal y la causa saharaui. Por cierto, como complemento de la operacin, y mientras dure sta, el gobierno espaol ha decidido acordarse del derecho a la autodeterminacin del pueblo saharaui. El cinismo de esta proclama, en boca de la vicepresidenta o de Santos, comparada con la poltica real del gobierno espaol respecto a la causa saharaui, es tan obvio que no merece mayor comentario.

3. Las razones de Aminetu para rechaza las ofertas del gobierno va Santos son claras como el agua clara. En resumen:

() Para m, la nacionalidad no es una oferta por parte del gobierno espaol sino ms bien mi derecho, un derecho como saharaui. Mi madre es espaola y gran parte de mis familiares son espaoles. Yo nunca pens solicitar la nacionalidad espaola, ni la americana ni la italiana, sta es mi postura poltica personal. Estoy bajo ocupacin marroqu y milito, como el resto del pueblo saharaui, para poder llegar a nuestra autodeterminacin.

() Desgraciadamente, la nacionalidad espaola no ha podido defender a comits, asociaciones, parlamentarios espaoles que han sido expulsados del Aain en los aviones de vuelta a Espaa y realmente Espaa no ha podido protegerlos. () Si la tarjeta de residencia espaola ha sido una especie de condena para m, que Marruecos ha utilizado para hacerme esto [la tarjeta fue utilizada por la polica marroqu como excusa para la deportacin a Espaa], imagnese cuando yo tenga la nacionalidad espaola lo que harn. Ya no podra pisar El Aain. Yo le doy una explicacin poltica. Marruecos esta ahora pensando, llevando a cabo un proyecto basado en hacer, desplazar los refugiados saharauis a pases terceros, todos los saharauis que estn en contra de la ocupacin marroqu van a ser tratados de la misma manera, es decir, sern expulsados, se les dar la nacionalidad espaola y se quedarn fuera del pas.

() Mi mensaje al seor Moratinos y, mediante l, a todo el gobierno de Espaa, es que Aminetu Haidar ha sacrificado su juventud y su vida por la dignidad y hoy estoy viendo que mi dignidad y la del pueblo saharaui estn siendo pisoteadas y el gobierno espaol es el responsable de lo que pueda ocurrir en esta huelga de hambre porque yo estoy decidida a ir hasta el final. Pues mi dignidad est por encima de mis hijos y por encima de todos, as que no tengo nada ms que ofrecer.

Moratinos no escondi su enojo ante lo que consider cerrazn de Aminetu promovida por quienes la aconsejan mal (a nadie que recuerde a Moratinos llevando de la mano a Fraga a Guinea, puede extraarle que ahora desprecie una lucha por la dignidad). El gobierno, dijo, le ha ofrecido todas las opciones posibles /5. La frase se le qued sin terminar al seor ministro. Para entenderla en sus justos trminos debera haber aadido: posibles, es decir, aceptables para el rey de Marruecos, lo que significa la renuncia a toda forma de presin institucional espaola o internacional que pudiera molestar Mohamed VI. Recordemos adems podra haber recurrido con fundamento ante los tribunales espaoles por delito de lesa humanidad, si no fuera porque a iniciativa del Ministerio de Exteriores y para dar gusto a otro de sus aliados preferentes: el Estado de Israel, se ha recortado recientemente la ley de jurisdiccin universal, hasta inutilizarla por completo.

En la divisin del trabajo de la cpula de Exteriores, a Santos le toc dirigir su enojo hacia esos que su jefe llama malos consejeros, es decir, las personas que apoyan la lucha de Aminetu. Uno de ellos, el actor Guillermo Toledo declar que: El director del gabinete de Exteriores [Agustn Santos] nos acus de que la estamos dejando morir y es ya es inadmisible /6. Confieso que de los ya numerosos episodios repulsivos de esta historia, ste me parece el peor. Cuando Moratinos se enoja por la firmeza de Aminetu tiene algo de patrn al que le molesta que no se obedezcan sus rdenes, que una inferior se atreva a rechazar lo que l le quiere conceder. Santos va mucho ms lejos: segn l, quienes apoyan la lucha de una militante la empujan a la muerte, mientras que quienes tratan de evitarse un conflicto diplomtico con el rgimen amigo que la maltrata desde hace aos, la estn salvando la vida. Rancia forma de hacer poltica, tan vieja como el mundo: la sumisin salva; la rebelda mata. No ya cualquier militante, cualquier persona decente sabe que hay que despreciarla.

4. Cuando la firmeza de Aminetu hizo fracasar esta segunda fase de la operacin, entramos en la tercera fase, que significa una escalada difcil de imaginar en el desprecio del gobierno espaol hacia la persona y la lucha de Aminetu. Nadie duda de que el simulacro de regreso de Aminetu a El Aion fue un montaje de algn especialista en alta poltica que, sabiendo que el avin fletado para la ocasin no tena autorizacin para aterrizar en El Aion, no dud en engaar a Aminetu y a la gente solidaria, jugando adems con su salud (tratndola como si fuera una pelota, dice con razn Guillermo Toledo /7) con el nico fin (pretendido, porque no han engaado a nadie mnimamente bien informado) de ganar un trofeo de opinin pblica.

Para la ocasin, Santos no autoriz la presencia en el avin de la abogada de Aminetu, un testigo incmodo, y se hizo acompaar de Delia Blanco, diputada y dirigente del PSOE. La pareja incorpor a la oferta-chantaje sobre Aminetu, un elemento de narcisismo poltico, especialmente ridculo para una militante como ella (Sera la primera refugiada poltica saharaui!, declaraba Blanco en la radio, perpleja ante el rechazo a lo que debe considerar un porvenir radiante) y, sobre todo, el recurso al dinero. El manejo de las subvenciones pblicas en la cooperacin internacional para premiar a los afines y castigar a los rebeldes forma parte del repertorio habitual del Ministerio de Exteriores. Recordemos, por ejemplo, cmo fue dinamitado en diciembre del 2007 el Foro Social de Madrid por una Paz Justa en Oriente Medio /8 por cierto, tambin con una participacin protagonista de Santos. Esta vez se ofreci a Aminetu una casa en Madrid en la que podra reunirse hipotticamente con sus hijos.

Aminetu respondi con la misma firmeza y dignidad de siempre: Espaa es incapaz de resolver la situacin que ha creado conmigo. Es cmplice de Marruecos y ambos quieren empujarme hacia la muerte () El gobierno espaol vulner la legalidad y pretende solucionarlo dndome un a casa. /9

A su manera, el presidente Zapatero, ratific el marco poltico de toda la operacin: "mantener buenas relaciones" con todos pases "vecinos", con los que se comparten "reas de intereses en muchos campos importantes". "A veces, como es normal, surgen dificultades, pero debe prevalecer lo que es un inters general". /10 La dificultad Aminetu se subordina al inters general de la complicidad con Marruecos. sta ha sido la consigna que han cumplido puntualmente Moratinos, Santos y los dems: para eso cobran.

5. Escribo esta nota el da 7. Esta tarde hay una concentracin ante la sede de Exteriores: ojal sea numerosa y active un sentimiento solidario muy extendido pero menos activo de lo necesario en la calle. Ojal la analoga muy inteligente que han propuesto Ken Loach y Paul Laverty entre la insumisin de Aminetu y la de Rosa Parks /11 llegue a generar movilizaciones sociales anlogas.

Como en tantos otros temas, la falta de una presin social visible y activa permite al gobierno Zapatero actuar con impunidad, incluso cuando es acusado por la propia Aminetu de empujarme hacia la muerte. Muestra de esa impunidad es el consenso parlamentario que intenta establecer Moratinos a marchas forzadas para encubrir sus miserias en nombre de salvar la vida de Aminetu.

Mientras se suceden estas maniobras, estamos ante la espera angustiada de desenlace de la lucha de Aminetu, con la sensacin de que se estn agotando las posibilidades de que salva su dignidad y su vida. Porque Aminetu no est inmolndose: est luchando con su vida por la vida. Cuando responde radicalmente al dilema moral que posiblemente est en su corazn (y probablemente ha pretendido ser manipulado por los enviados de Exteriores): Mi dignidad est por encima de mis hijos y por encima de todos, sta es una respuesta desde la esperanza, que merece recordarse tanto como se recuerda la respuesta desesperanzada de Albert Camus a un dilema similar. /12 La esperanza est en vivir dignamente. Ayudar a Aminetu a que lo consiga, venciendo a la complicidad de los gobiernos de Espaa y Marruecos, es la tarea ms urgente y ms noble que tenemos hoy la gente que llevamos dcadas comprometidos con la causa saharaui, enfrentados por ello a la cobarda y la demagogia comn de todos los gobiernos espaoles desde 1975.

Postdata 1. La prensa ha informado de que el diputado europeo de IU Willy Meyer ha pedido que Santos, militante de la organizacin, sea sancionado por sus andanzas en este caso. Esta crtica ha originado una respuesta en el blog de un dirigente del POR y compaero muy prximo a Santos, que se podra tomar a broma, si no estuviramos ante un asunto tan serio. Efectivamente, en esa respuesta puede leerse: Llevar cuestiones de IU a la prensa, es decir internas, con el agravante de que sean propuestas de expulsiones, es lo que hemos acordado la direccin ejecutiva federal de IU no hacer, por ser contraproducente para IU, y obstaculizar cualquier cuestin poltica () Willy Meyer vot en el Parlamento Europeo junto a la posicin oficial del gobierno espaol del PSOE de Zapatero contra la ayuda a Kosovo, con la explicacin de que estaba en contra de su proceso de libertad e independencia, voto que no se debati ni discuti en ningn rgano de IU, y quienes estamos completamente a favor de ayudar a Kosovo, no fuimos a la prensa a manifestar las discrepancias. () El ataque pblico de Willy Meyer va a poner palos en las ruedas al proceso de refundacin, al dar un seuelo a la prensa para reabrir las heridas y peleas internas, pero tambin debilita a quienes trabajan honesta y firme por la causa de la libertad del Pueblo saharaui y de Aminatou Haidar. /13 Lo del trabajo honesto y firme parece referirse a Santos; pasamos pues. En cambio, la visin de la refundacin de IU, basada en pactos de silencio hoy por ti, maana por m, no favorecen en nada su credibilidad; es lo menos que se puede decir.

Postdata 2. Sin Permiso publica en su edicin electrnica de hoy una entrevista de Daniel Ravents a Santos. Lo lamento por la revista y el entrevistador amigos, pero recomiendo vivamente su lectura. /14

En el artculo pueden leerse perlas como sta: Mi actuacin en Lanzarote ha partido de dos puntos esenciales: que estamos ante una violacin del derecho a la libre circulacin y residencia de la Sra. Haidar y que ms all de sus circunstancias personales solo se podr alcanzar una solucin definitiva con un pacto entre las partes y con el ejercicio del derecho de libre determinacin del pueblo del Sahara Occidental. Tampoco es desdeable que Santos se permita dar consejos al movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui (En este sentido hay que preparar esta nueva fase. Hay que ampliar con las fuerzas polticas y sindicales ms representativas de la izquierda una nueva campaa unitaria por la defensa de los derechos humanos y de la libre determinacin del pueblo saharaui, por una mediacin muy activa de NN UU en el proceso de negociacin entre las partes.) Teniendo en cuenta que unas de las prioridades de su trabajo diario consisten en defender eso que su jefe Zapatero llama inters general. Pero lo ms instructivo es la justificacin por parte de Santos de sus actuaciones, e implcitamente las del gobierno, en nombre de la correlacin de fuerzas (Hay que partir de la realidad de que en la actual correlacin de fuerzas no es posible que la Sra. Haidar vuelva al Sahara Occidental.) Correlacin de fuerzas es la palabra mgica de la real-politik, el salvoconducto que permite la total libertad de movimientos, segn convenga, entre la tica de la conviccin y la tica de la responsabilidad, entre la revolucin permanente y el servicio permanente al ministro del ramo.

Como deca Ernest Mandel, recordando irnicamente algunas biografas: Todo trotskista puede llegar a lo ms alto, con tal de dejar de serlo.

7/12/2009

Notas

1/ http://www.vientosur.info/articulosweb/noticia/?x=2659

2/ http://www.publico.es/espana/275782/haidar/acusa/

3/ En realidad, lo que hizo Aminetu fue dejar en blanco en el formulario la declaracin de nacionalidad y poner como lugar de residencia Sahara Occidental. Es un gesto de dignidad frente al ocupante que haba hecho en ocasiones anteriores sin sufrir por ello ningn problema.

4/ http://canarias24horas.com/index.php/2009111568808/lanzarote/moratinos-justifica-la-expulsion-de-Aminetu-haidar.html

5/ Pblico, 2/12/2009, p.26 y http://www.publico.es/espana/actualidad/274171/moratinos/cree/asesorando/mal/haidar

6/ Pblico, 2/12/2009, p. 27

7/ El Pas, 6/12/2009 p. 22

8/ http://www.vientosur.info/documentos/OrienteMedio-ForoAlcorcon-JoanGuitart.pdf

9/ El Pas, 6/12/2009, p.1

10/ http://www.elpais.com/articulo/espana/juez/visita/Haidar/comprobar/estado/salud/elpepuesp/20091206elpepunac_4/Tes

11/ http://www.publico.es/274665/tarjeta/embarque/haidar/asiento/rosa/parks

12/ Creo en la justicia pero defender antes a mi madre que a la justicia.

13/ Blog de Francesc Matas Salla

14/ http://www.sinpermiso.info/textos/index.ph

Rebelin ha publicado este artculo a peticin expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter