Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2009

La iglesia capitalista pierde fieles

Michael R. Krtke
Sin Permiso


Una encuesta de la BBC, realizada con ocasin del vigsimo aniversario de la cada del Muro de Berln, muestra que, tambin en los pases industrializados, retrocede la aceptacin del sistema econmico dominante. El texto que sigue es parte de una de las intervenciones de Krtke en las Jornadas SinPermiso celebradas en Madrid el pasado fin de semana.

Nadie habla ya del final de la historia. Veinte aos despus del desplome del socialismo realmente existente y tras una serie de crisis financieras y cracs burstiles, al capitalismo no le va nada bien. Subitnea e inopinadamente, muchos profesionales del oportunismo se declaran keynesianos de toda la vida y ponen por obra polticas clientelares. Ya slo juran por el (neo)liberalismo pequeas minoras bienhabientes que de la poltica esperan, sobre todo, esto: que se les enve el cordial mensaje del enriqueceos.

La mayora sospecha algo

Ello es que los fieles desertan del capitalismo. En el vigsimo aniversario de la cada del Muro, y a modo de contribucin a la celebracin de un capitalismo triunfante, la britnica BBC ha publicado los resultados de una encuesta mundial que difcilmente pudieron animar la Fiesta de la Libertad berlinesa del 9 de noviembre.

Slo una minora no ms del 10% de la poblacin comparte an la extraa fe del carbonero [juego de palabras con Khler (carbonero), apellido del actual presidente de la Repblica alemana y antiguo presidente del FMI; n.t.], segn la cual la economa de libre mercado funciona a pedir de boca, y cualquier intento de regulacin de ese milagrero sistema no hace sino estorbarlo. En cambio, casi una cuarta parte de la poblacin mundial se muestra convencida de que el capitalismo es un sistema econmico irreparable e irreformable, y de que lo deseable es una alternativa. Una ajustada mayora el 51% de los encuestados es de la opinin de que la reproduccin capitalista, aun seriamente tocada, puede llegar a reanimarse con reformas dentro del sistema y con una regulacin ms intensa.

Los crticos del capitalismo, en sus distintas variantes, constituyen, as pues, una mayora del 74%. Hay que recordar que, en una encuesta anloga llevada a cabo en 2005 por el Instituto Globscan en 20 pases, haba todava una mayora del 63% que tena al capitalismo por el mejor sistema posible.

Entre junio y septiembre de 2009, Globscan volvi a entrevistar por encargo de la BBC a unas 30.000 personas en 27 pases, entre ellos 5 Estados de la Europa occidental y 4 de la Europa oriental, los EEUU y Japn, as como el grupo BRIC, en el que estn Brasil, Rusia, India y China. Se inclua tambin a tres pases africanos, dos asiticos, as como Chile, Mxico y dos naciones centroamericanas, adems de Canad, Australia, Pakistn y Turqua. Los ms resueltos partidarios del capitalismo se hallan en los EEUU (25%) y en Pakistn (21%); los ms hostiles, en Francia (43%), Mxico (38%), Brasil (35%) y Ucrania (31%). Alemania constituye un caso particular: slo el 8% de nuestros connacionales considera reemplazable el capitalismo; hasta en los EEUU hay ms partidarios de un cambio de sistema. Con todo y con eso, tres de cada cuatro entrevistados alemanes piensa que el vigente rgimen econmico tiene serios fallos que deberan corregirse con reformas. En Francia, uno de cada dos encuestados es de esa opinin.

Tenemos, adems, en Alemania un 16% de encuestados inamovibles en su opinin de que el capitalismo es imbatible, menos, ciertamente que en los EEUU, pero desde luego ms que en la Gran Bretaa (13%) o en Francia (6%). Las cifras ofrecidas por Globscan permiten, sin embargo, inferir que casi nadie suelta lgrimas por la desaparicin del socialismo realmente existente. La disolucin de la Unin Sovitica no se lamenta mayoritariamente en la mayora de pases. En las excepciones Rusia, Ucrania e India, grandes grupos de encuestados son de otra opinin. Las experiencias en carne propia de los modos de proceder del capitalismo en sus naciones podran ser aqu decisivas.

En 17 de los 27 pases encuestados por Globscann, la mayora (un 56% en promedio) quiere que los gobiernos regulen ms vigorosamente. En Brasil (87%), Francia (76%), Espaa (73%), China (71%) y Rusia (68%), las intervenciones estatales en la vida econmica encuentran el mayor aplauso. En Alemania el porcentaje de los partidarios de la intervencin estatal ronda el 45%, pero una clara mayora del 77% de los alemanes quiere que la riqueza se distribuya de manera ms justa.

Lavado cotidiano de cerebros

En suma: regulacin, s; redistribucin, s; propiedad pblica de los medios de produccin, s; pero con reservas. A escala mundial, el sistema econmico mixto cuenta con ms amigos que el capitalismo puro. Una mayora sabe, o intuye, que el capitalismo slo ha logrado sobrevivir hasta ahora porque nunca ha sido propiamente capitalismo.

Los resultados de una encuesta realizada simultneamente por el Instituto Globscan sobre la poltica econmica en la crisis (22 mil encuestados en 20 pases) muestran asimismo claros perfiles. Una mayora en 13 de los 20 Estados quiere un aumento significativo del gasto pblico, a fin de estimular la economa. El mayor porcentaje lo encontramos en China (94%); el menor, en los EEUU (pero llega al 50%) y, sorprendentemente, en Japn (con un 38%). En lo atinente a medidas concretas, las inversiones en energas renovables y en tecnologas verdes cuentan con un elevado consenso (72%). En conjunto, el 62% de los encuestados se muestra favorable al apoyo pblico a los sectores econmicos en dificultades que amenazan su misma existencia, aunque la mayora favorable a los rescates bancarios cae aqu hasta un modesto 51%. Una clara mayora del 60% piensa que los beneficios y las prdidas en la llama crisis financiera se han distribuido injustamente.

La mltiple crisis mundial, cuyas dimensiones no han comprendido hasta el da de hoy ni los gobernantes ni el grueso de los aparatos de los partidos en Alemania, es tambin una crisis de fe. Siempre fue el capitalismo una cultura y una religin de la vida cotidiana que se impona oportunamente a sangre y fuego a los infieles mediante el lavado de cerebro cotidiano, sobre todo en el puesto de trabajo. El fanatismo de los conversos, los exmarxistas y excomunistas tan proteicamente representados en la intelectualidad alemana federal, se cuenta aqu entre lo peor con que uno pueda toparse. De todas maneras, las elites alemanas se alegrarn de que el abanico de los anticapitalistas siga siendo reducido y podran seguir mirando displicentemente a los infieles y reluctantes franceses.

Michael R. Krtke, miembro del Consejo Editorial de SINPERMISO, es profesor de poltica econmica y derecho fiscal en la Universidad de msterdam, investigador asociado al Instituto Internacional de Historia Social de esa misma ciudad y catedrtico de economa poltica y director del Instituto de Estudios Superiores de la Universidad de Lancaster en el Reino Unido.

Traduccin para www.sinpermiso.info: Amaranta Sus

Fuente: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=2965



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter