Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-12-2009

Los asesinos al lado
Blackwater en Colombia

Eva Golinger
Rebelin


No es sorpresa la revelacin en Ecuador sobre el papel de Washington en la invasin ilegal del territorio ecuatoriano el primero de marzo de 2008. Se sospechaba desde el primer momento de la participacin de los militares y agentes de la inteligencia estadounidense, entonces ubicados en la base militar de Manta, en la operacin que acab con un campamento de las FARC. Ahora un informe oficial de Ecuador confirma este hecho. Reafirma, adems, que donde se encuentran bases militares utilizadas por Estados Unidos, habr accin militar ejecutada por Washington sin importar las reglas, leyes y normas del pas anfitrin.

El polmico acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos, firmado el pasado 30 de octubre, significa la expansin militarista ms grande de Washington en Amrica Latina en toda la historia. El acuerdo permite la presencia de contratistas privados al servicio de las necesidades de las agencias de Washington en territorio colombiano, conlas mismas imunidades otorgadas a los funcionarios y militares estadounidenses. Esto no es nuevo. Dentro del acuerdo del Plan Colombia, desde hace 10 aos Washington utiliza ms de 30 empresas contratistas para ejecutar obras militares y de inteligencia y espionaje en Colombia. Algunas son las empresas ms poderosas del complejo militar industrial, como DynCorp, Bechtel, Lockheed Martin, Grupo Rendon, y Raytheon entre otras.

Dentro del nuevo acuerdo militar, la cantidad de contratistas o mercenarios de la guerra aumentarn. La privatizacin de la guerra y el uso de empresas privadas para ejecutar acciones de seguridad, defensa e inteligencia, es hoy el modus operandi de Washington. La empresa ms controvetida es sin duda Blackwater, ahora conocida como Xe Services. Durante los ltimos ocho aos, Blackwater ha ganado por encima de 1.400 millones de dlares en contratos del Departamento de Estado y el Pentgono. Desde el 2005, Blackwater tambin ha firmado contratos semi-secretos con el Departamento de Seguridad Interior (Homeland Security) en EEUU para realizar operaciones de seguridad y defensa dentro del pas, los cuales se perciben como el inicio de la creacin de un Estado policial privatizado para reprimir y controlar una poblacin que cada da se encuentra en una situacin econmica ms desesperante.

A principios de 2008, el Comando de Misiles y Defensa Espacial del Ejrcito de EEUU otorg contratos por15.000 millones de dlares a un grupo de contratistas privados, incluido Blackwater. El contrato, que incluye operaciones de inteligencia, espionaje y reconocimiento, entre otras tareas, est orientado hacia dos pases en Amrica Latina, Mxico y Colombia. El contrato especficamente detalla la provisin de entrenamiento areo a las fuerzas armadas colombianas y apoyo estratgico de relaciones pblicas al gobierno colombiano (lase: operaciones psicolgicas). En el caso de Mxico, Blackwater est encargado de apoyarlas misiones contra el narcotrfico.

Hace das, se revel que Blackwater fue contratado por la CIA para asesinar supuestos insurgentes en Iraq y Afganistn. Mercenarios de Blackwater participaron en algunas de las actividades ms sensibles y clandestinos de la CIA, incluido el transporte de los detenidos a las crceles secretas de la CIA. Ex mercenarios de Blackwater han indicado que su papel en esas operaciones clandestinas fue tan rutinario que la divisin entre la CIA, el Pentgono y Blackwater ya no exista.

Ahora, esta empresa fachada de la CIA y el Pentgono, opera con libertad en Colombia. En EEUU, existen docenas de demandas y casos legales contra Blackwater por violaciones de leyes, asesinato arbitrario y violaciones de derechos humanos. Sin embargo, el gobierno de lvaro Uribe ha abierto la puerta a la presencia de esta peligrosa empresa en Suramrica, lo que significa una gran amenaza contra la paz y la seguridad regional.

Los pases del ALBA y miembros de la UNASUR deberan prohibir colectivamente la presencia de contratistas mercenarios de la guerra en Amrica Latina. Si no, ms muerte, conflictos, violaciones de soberana, y guerra nos esperarn.

Rebelin ha publicado este artculo a peticin expresa de la autora, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter