Portada :: Mundo :: Tsunami en Asia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-01-2005

No se permitir la construccin en zonas afectadas por el tsunami en Sri Lanka
Pnico en Sumatra por dos sismos de ms de 5 grados Richter; no hay vctimas

La Jornada


Dos fuertes rplicas sacudieron la noche del mircoles y la maana del jueves la devastada provincia indonesia de Aceh, en la isla de Sumatra, causando pnico aunque no vctimas, a 11 das del maremoto que asol el sur de Asia.

La Oficina de Meteorologa y Geofsica de Yakarta report que un sismo de 5.7 grados en la escala Richter se sinti esta maana a las 8 horas local, cuyo epicentro se detect 144 kilmetros al oeste de Aceh, la capital provincial.

El mircoles por la noche tuvo lugar la primera rplica de 5.6 grados Richter, cuyo epicentro se ubic 110 kilmetros al oeste de Aceh. Las autoridades ya haban advertido que seguiran los temblores en la regin durante las dos semanas posteriores al terremoto del 26 de diciembre.

Ante los dos nuevos fenmenos hubo pnico entre los residentes, muchos de los cuales huyeron de sus casas y retornaron a los campamentos de refugiados. Sin embargo, por el momento no hay reportes sobre vctimas.

Pero informes provenientes de Berln sealan que en el sureste asitico contina la actividad ssmica en forma constante, pues tan slo en la regin frente a Sumatra se registraron esta maana seis sismos por arriba de los 5.5 grados de magnitud, acorde con el Centro de Investigacin Geolgica de Potsdam.

El gelogo Winfried Hanka, de la institucin citada, explic que esos temblores suelen ocurrir despus de uno mayor. No obstante, dijo que la sismologa no puede pronosticar si se volver a presentar un terremoto que pudiera causar de nuevo un tsunami o maremoto.

De hecho, ms de 2 mil 500 rplicas se han registrado despus del fenmeno de finales de diciembre, de los cuales mil 500 se detectaron en las 48 horas siguientes al sismo, indic en Viena la Organizacin del Tratado de Prohibicin de Ensayos Nucleares.

Las cifras oficiales del maremoto principal se siguen contabilizando en alrededor de 146 mil, de acuerdo con datos de funcionarios de gobierno y de salud de los pases afectados. Slo en Indonesia suman unos 94 mil muertos y unos 6 mil desaparecidos, as como cerca de 500 mil damnificados.

En Colombo el gobierno de Sri Lanka determin que en adelante no se podrn construir edificios en un radio inferior a 300 metros de la playa. Ms de dos tercios de las regiones costeras de Sri Lanka se vieron afectadas por la catstrofe natural.

La polica recibi la orden de impedir la construccin en las zonas afectadas por el tsunami. Las casas destruidas durante el maremoto sern reconstruidas en otras reas, mientras que el resto de los edificios en las costas sern trasladados gradualmente.

Informes de Nueva Delhi sealan que en zonas de India afectadas por el maremoto se ha observado que perros se han alimentado de los cadveres que todava no han sido retirados o que estn enterrados a escasa profundidad.

El diario Hindustan Times indic que decenas de perros han atacado ya a varios habitantes de las regiones de damnificados, pues despus de probar la carne humana los animales han perdido el respeto y la obediencia hacia los hombres, para convertirse en una amenaza.

Mientras autoridades holandesas sealaban que la identificacin de cuerpos de las vctimas en Tailandia tomar "varios meses", Gran Bretaa pidi a las autoridades de los pases afectados que eviten enterrar a los britnicos en fosas comunes.

Slo en Tailandia se contabilizan unos 2 mil 510 extranjeros muertos de un total de ms de 5 mil. En ese contexto, hay unos 2 mil 600 estadunidenses que todava no aparecen, aunque la cifra de muertos reconocidos es de 17, dijo el Departamento de Estado.


 

Llamado a proteger a nios hurfanos

Francia llam a la Unin Europea (UE) a redoblar los controles fronterizos del bloque para evitar el posible trfico de hurfanos procedentes de los pases afectados por el reciente maremoto, y el Ministerio de Salud lanz una iniciativa para crear centros de proteccin a menores en las zonas de Asia afectadas por los tsunamis.

La Comisin Europea dijo que ya estudia medidas de proteccin temporal de los nios afectados de aquella regin, y que buscaba mecanismos jurdicos y econmicos para un sistema de emergencia. El comisario europeo de Justicia, Franco Frattini, abog tambin por "apadrinar" la acogida de nios hurfanos en familias europeas a causa de la catstrofe natural en Asia.

La organizacin humanitaria alemana Tierra de Hombres alert acerca de los rumores de que bandas se aprovechan del caos reinante en el sur asitico para robar nios, y dijo que antes de la adopcin por extranjeros se debe considerar si los menores tienen parientes.

La organizacin alemana Kindernothilfe expres temor de que los rebeldes tamiles de Sri Lanka puedan reclutar por la fuerza a hurfanos del maremoto, luego de conocerse denuncias en Colombo sobre la desaparicin de nios en los centros de damnificados.

A su vez, el papa Juan Pablo II conden el trfico de nios y rez por las vctimas ms jvenes del desastre. "No olvido a aquellos nios vctimas del hambre y las enfermedades, la guerra y el terrorismo, o aquellos secuestrados, perdidos o explotados por el trfico vil", dijo ante miles de peregrinos en Roma.

AFP, DPA y REUTERS


 

Se disuelve grupo para que el organismo mundial coordine la solidaridad

Pide la ONU cumplir esta vez promesas de asistencia a pases devastados por tsunamis

Lo sucedido el 26 de diciembre no tiene precedente; es una catstrofe planetaria: Kofi Annan

DPA, AFP, REUTERS Y THE INDEPENDENT

Yakarta, 6 de enero. El secretario general de la Organizacin de Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, advirti este jueves aqu que la destruccin causada por los tsunamis en el sureste de Asia podra ser seguida por una segunda catstrofe, esta vez por causas evitables, y llam a que las promesas de asistencia se cumplan.

"Lo que pas el 26 de diciembre no tiene precedente, es una catstrofe mundial. Re-quiere una respuesta mundial sin precedente. Es una carrera contra el tiempo", dijo.

Los gobiernos han prometido un promedio de 4 mil millones de dlares, y hay casi 700 millones de ayuda privada, mientras la Unin Europea anunci que aumenta hasta casi 600 millones de dlares su ayuda, que se suma a la que cada pas del bloque otorga.

Los delegados de 26 naciones e instituciones que asistieron a la conferencia internacional en Yakarta respaldaron la instalacin de un sistema de alerta temprana de tsunamis en el ocano Indico, y apoyaron la propuesta de una moratoria de la deuda de los pases afectados.

Sin embargo, hubo divisiones en cuanto a la moratoria de la deuda externa, apoyada por Gran Bretaa, entre otras naciones ricas, porque algunos delegados consideraron que la ayuda directa sera ms efectiva, o que tambin deberan ser beneficiados con la medida pases an ms pobres que los de Asia, como los de Africa.

De su lado, Estados Unidos manifest, por medio del Departamento de Estado, su satisfaccin por el trabajo de los pases agrupados en su "coalicin" luego de la catstrofe en Asia el 26 de diciembre, iniciativa polmica a la que calific de "nueva forma de diplomacia".

El secretario de Estado estadunidense, Colin Powell, anunci la disolucin del grupo de ayuda (Japn, Australia, Canad, Holanda e India), este jueves durante la conferencia en Yakarta, para que sea la ONU la que coordine la asistencia mundial.

Durante la conferencia, Annan dijo que "tenemos una obligacin hacia los sobrevivientes para impedir que al tsunami le siga una segunda ola de muerte".

Adems de los muertos, que seguramente sobrepasarn la cifra de 150 mil, "al me-nos medio milln resultaron heridos, cerca de 2 millones necesitan alimentos y muchos ms requieren agua potable y atencin mdica", precis ante los jefes de Estado y de gobierno de Asia, y representantes de Estados Unidos, Canad, la Unin Europea, Sudfrica, Luxemburgo y organismos internacionales como el Banco Mundial.

Annan pidi que los pases cumplan sus promesas de ayuda tan pronto sea posible, y destac que se necesitan con urgencia unos mil millones de dlares para los prximos seis meses, a fin de cubrir la emergencia sanitaria y la fase inicial de recuperacin para unos 5 millones de personas.

La ONU presiona para que todos los pases donantes den a la organizacin detalles de las donaciones prometidas, ya que nadie sabe si son en efectivo o en materiales, ni cules estn destinadas a tareas de rescate inmediatas o para la reconstruccin a largo plazo, dijo hoy en Nueva York Jan Egeland, coordinador de ayuda humanitaria.

Tampoco se sabe qu fondos son don aciones reales, crditos o parte de ayuda al desarrollo ya prometida, explic el funcionario, quien admiti que en catstrofes naturales pasadas, fondos que se haban prometido no fueron entregados en su totalidad.

Adems, Egeland solicit a la comunidad internacional que no se olviden de otras tragedias: "existen tantas vctimas sin identificacin en un ao en el este del Congo y en Darfur, el oeste de Sudn, como no habr en los pases atacados por el maremoto".

El llamado se da cuando la prensa se ocupa de destacar los montos de ayuda, que no slo salva gente sino que tambin puede buscar efectos polticos y de propaganda, destacan analistas internacionales.

As, recuerdan que India es el segundo mercado ms importante en Asia para Alemania, a la cabeza de los donantes, mientras que para Estados Unidos es fundamental mostrar su ayuda a Indonesia, el pas mu-sulmn ms poblado del mundo.


 

Los ricos, buenos para ofrecer y malos para cumplir

An esperan naciones sacudidas por tragedias la ayuda prometida

THE INDEPENDENT

Londres, 6 de enero. Pases azotados en aos re-cientes por desastres naturales continan esperando la asistencia que las naciones ricas ofrecieron en un primer momento, cuando el mundo estaba todava sobrecogido por la tragedia.

Ejemplo de esto son Nicaragua y Honduras, donde en 1998 el huracn Mitch caus 10 mil muertos y dej sin hogar a 3 millones de personas.

El huracn tambin provoc enormes prdidas econmicas en ambos pases, estimadas en 10 mil millones de dlares. En Nicaragua, poco antes de Mitch, el volcn Casitas, en la localidad de Postelga, haba matado a 2 mil personas.

La ayuda prometida nunca se materializ. Diversos gobiernos prometieron ms de 3 mil millones de dlares, y el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Unin Europea dijeron tambin que daran 5 mil 200 millones adicionales, pero menos de un tercio de este dinero logr recaudarse.

La mayor parte de la asistencia "solidaria" consista en prstamos muy reducidos, que no servan a pases que de por s estaban seriamente endeudados.

Asimismo, la Federacin Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja admitieron ms tarde que no pudieron coordinar las contribuciones y que su personal tcnico y de socorro lleg demasiado tarde a las zonas devastadas.

En 2000, donantes y pases pobres se apresuraron a prometer a Mozambique un total de 450 millones de dlares para ayudar a reconstruir el sur empobrecido del pas, arrasado por inundaciones.

Segn autoridades de esta nacin africana, mucho menos de la mitad de la cantidad prometida lleg y los damnificados por las inundaciones, causadas por un cicln, an se encuentran en situacin crtica y muchos siguen sin tener acceso a agua potable.

Las inundaciones mataron a cientos de personas y causaron cientos de miles de millones de dlares en daos.

Desastres similares ocurrieron posteriormente en Madagascar y Zimbabwe, lo que hizo que en su momento el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, dijera que los pases ricos deberan preguntarse si hicieron lo suficiente por ayudar a esas naciones africanas.

Finalmente, a un ao del terremoto en la localidad iran de Bam, donde murieron ms de 100 mil personas, slo se haban recibido 17 millones de dlares de los mil millones que haban sido prometidos por la comunidad internacional.

El coordinador de ayuda humanitaria, Jan Egeland, record el pasado 3 de enero que cientos de personas en Bam, Irn, todava viven en tiendas de campaa, por lo que advirti a los pases que ofrecieron ayuda para las vctimas de los tsunamis, que afectaron 10 pases, que deban cumplir sus promesas de asistencia.

El terremoto en Irn ocurri el 26 de diciembre de 2003, exactamente un ao antes de los maremotos que devastaron el sureste de Asia.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter