Portada :: frica :: Aminetu, la dignidad saharaui
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2009

Cmo gestion Marruecos el destierro de Aminetu Haidar a Espaa

Miguel ngel Llana
Rebelin


El 15 de noviembre, Haidar, con el apoyo de dos abogadas, present denuncia ante el Inspector de Polica del aeropuerto de Lanzarote. Cinco pginas de texto firme y enrgico que pone de manifiesto el atropello y las vejaciones que las autoridades marroques cometieron contra Haidar dos das antes, el viernes 13. Este mismo da, a las 13:00 h., la polica marroqu comenz el interrogatorio bajo presin; sin interrupcin durante 14 horas, hasta las 03:00 h. del sbado 14, para volver a iniciarlo cinco horas despus, a las 8 de la maana, durante ms de dos horas, hasta que decidieron su destierro, no sin antes retirarle el pasaporte.

Las autoridades del reino de Marruecos la embarcaron en un vuelo con destino a Lanzarote. Haidar manifest al comandante del avin que no deseaba viajara Espaa y que careca de pasaporte. Ante la presin de la polica marroqu y la negativa de Haidar a volar, el Comandante realiz dos llamadas pero no obtuvo autorizacin para admitir el embarque. Pero, la polica marroqu, despus de efectuar una llamada telefnica se dirigi de nuevo al comandante del avin y le indic que ellos s tenan la conformidad del Ministerio de Asuntos Exteriores espaol y que Haidar tena que embarcar. Pero por si esto no fuera suficiente, el piloto recibi una ltima llamada (de las autoridades espaolas, obviamente) y accedi a cumplir las rdenes dadas previamente por las autoridades y la polica marroqu. Una vez aterrizado el avin en Tenerife, Haidar se neg a abandonarlo y de nuevo el comandante telefone y, al momento, aparecieron la polica Nacional y la Guardia Civil. Uno de los agentes se identific ante el comandante del avin y le comunic que tena instrucciones para que Haidar desembarcara y que bastaba con el permiso de residencia, que no era necesario el pasaporte para entrar legalmente en Espaa. El agente de polica asegura que todo era por razones humanitarias, a lo que Haidar manifest que nunca pueden convertir las razones humanitarias en una orden en su contra y, aada en la denuncia, que esta situacin se deba a la complicidad de ambos gobiernos que violaban as todos los Derechos Humanos.

Horas ms tarde, Haidar intent obtener billete para regresar al Aaiun pero a pesar de que haba plazas la polica le neg la posibilidad de salir de Espaa porqueno tena el pasaporte.

El aeropuerto se cierra a las doce de la noche, pero Haidar se neg a abandonar las instalaciones si no era para regresar a su pas. A las 02:15 h. del domingo da 15, el Comandante de la Guardia Civil autoriz que permanecieran en la terminal slo cuatro personas, por razones humanitarias, pero, quince minutos ms tarde la polica indic a una de las abogadas que haba rdenes de Madrid para proceder al desalojo y, acto seguido, lo iniciaron por la fuerza.

Haidar dej constancia expresa en la denuncia de la condena al Gobierno de Marruecos por su expulsin y tambin haca responsableal Gobierno espaol como cmplice de esta situacin, y exiga el retorno inmediato al Aaiun. Anunciaba que continuara en el aeropuerto y que iniciara una huelga de hambre a las 24:00 horas.

Haidar finaliz la denuncia ante la polica espaola reivindicando la intervencin del Secretario de NU Ban Kimoon y declarando que tembin presentara denuncia ante el Relator del Defensor de los Derechos Humanos de la ONU y ante la Relatora de los Derechos de la Mujer en las Naciones Unidas.

Firmaron la la Diligencia inicial n 8377/09 (1) en cada una de las cinco pginas selladas por la Comisara de Polica del Aeropuerto de Lanzarote, el Inspector de Polica, las dos abogadas y la propia Haidar.

La actuacin de ambos gobiernos y de la ONU, pone en evidencia la situacin real de los Derechos Humanos cuando han de enfrentarse a otros intereses. Las autoridades espaolas con sus declaraciones o con su silencio han estado a la altura de la dictadura marroqu y su anacrnica casa real. Pero nada es novedad, por una parte el Partido Socialista espaol y, por otra, la casa real espaola de los borbones mantienen excelentes relaciones con sus respectivos homlogos. Los intercambios y las visitas entre ambos son frecuentes. Tan cotidianas como las violaciones a los acuerdos tomados en la ONU respecto a los saharauis que continuamente estn siendo burlados porque, ante todo, priman los intereses econmicos y estratgicos.

Que ahora Haidar, despus de 32 das de huelga de hambre, vaya camino o haya llegado ya al Aaiun no cambia ni un pice la actuacin que hasta ahora han mantenido las autoridades de ambos pases y la ONU, a pesar de que este tipo de "delitos" no estn recogidos en ningn cdigo penal.

(1) Diligencias iniciales: DenunciaAminetu151109.pdf (application/pdf) 2381 K

www.asturbulla.org

Rebelin ha publicado este artculo a peticin expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter