Portada :: Mundo :: Tsunami en Asia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-01-2005

El tsunami

Luis Javier Garrido
La Jornada


El maremoto de fines de 2004 est poniendo en crisis al modelo de dominacin neoliberal, y por todo lo que significa es un desafo para los pueblos de todo el mundo.

1. El tsunami, o sucesin de olas gigantes producidas por el movimiento ssmico que tuvo su epicentro en Banda Acech (Sumatra) la maana del 26 de diciembre, que de confirmarse las informaciones sera el tercer terremoto ms devastador de la historia (tras los acaecidos en Sanshi en 1556 y en Tangshan en 1976) -ya que destruy una docena de pases del ocano Indico, con ms de 200 mil muertos, decenas de miles de desaparecidos, medio milln de heridos y millones de damnificados- est poniendo tambin de relieve cul es la naturaleza del llamado modelo neoliberal que el gran capital trasnacional tratan de imponer al mundo, y de paso est desnudando a los gobiernos de Estados Unidos y de las potencias occidentales.

2. El tsunami modific el eje de rotacin de la Tierra, arras islas enteras, devor pueblos, redujo archipilagos a la mitad y cambi la geografa de varios pases, pero sobre todo dej una estela de hambre, de epidemias y de desolacin que cuestiona a los poderes polticos y econmicos trasnacionales, que si fueron incapaces de advertir del desastre no han respondido tampoco ante sus dimensiones.

3. El maremoto no pudo haberse evitado, desde luego, pero s sus efectos, que pudieron ser menores si la informacin de que dispusieron los gobiernos, y en especial la administracin de Bush, se hubiera hecho del conocimiento de los pueblos. Por qu la base militar estadunidense en la isla britnica de Diego Garca recibi el aviso del Centro de Alerta de tsunamis de Hawai y su personal fue puesto a salvo mientras la poblacin civil era devastada, segn informaron The New York Times y la BBC de Londres el 30 de diciembre? Y por qu ningn responsable del gobierno indio hasta ahora ha explicado el motivo por el cual si la propagacin de la cadena de olas tard entre tres y cuatro horas en llegar a las costas de India no se alert a los pobladores -mismo caso en que se hallan las autoridades de Sri Lanka-, lo que hubiera permitido salvar decenas de miles de vidas?

4. El modelo neoliberal ante una tragedia de estas dimensiones estalla hecho pedazos: no tiene respuesta para los seres humanos. El gobierno de Bush decidi invertir ms en su fiesta de investidura que en la ayuda a Asia hasta que la crtica de algunos medios y la presin de los legisladores lo hizo reaccionar y darse por enterado asignando ms fondos, que pasaron de 35 a 300 millones de dlares (1 de enero), aunque aun as otros pases, como Australia y Japn, sigan aportando ms que Estados Unidos. Y la explicacin fue clara: son las grandes empresas, y si stas no pueden son los ciudadanos los que deben afrontar la situacin y no el gobierno, y para subrayarlo demand la complicidad de dos ex presidentes, su padre y Bill Clinton, para que lo ayuden a una colecta que desresponsabiliza a su administracin.

5. Y es eso mismo lo que Kofi Annan, el secretario general de Naciones Unidas, est haciendo: en vez de exigir a las grandes potencias y a los poderosos intereses trasnacionales que acten corresponsablemente, pretende que sean los pases con menos posibilidades, como los de Amrica Latina, quienes lo hagan. De ah que 10 das despus del maremoto, y cuando los topos de la ciudad de Mxico llevan all das trabajando en los rescates, Vicente Fox se da por enterado y repite las mismas palabras de Bush y de Annan en un deplorable acto publicitario ms de los que acostumbra (6 de enero).

6. La reaccin tarda de Colin Powell, el saliente secretario de Estado estadunidense, ante la tragedia no ha hecho ms que evidenciar an ms lo que histricamente ha significado "la ayuda" para el gobierno estadunidense, y cules son las nuevas amenazas que se ciernen sobre esa regin, donde a todas luces la Casa Blanca no piensa en las vctimas, sino en sus intereses en la lgica de dominacin. Powell no ocult que el gobierno de Bush pretende utilizar el tsunami para alcanzar de manera menos complicada en el sureste asitico lo que ha estado buscando en Afganistn y en Irak tras costossimas guerras: ampliar su hegemona en la regin; de ah que vea fundamental estrechar sus vnculos con el que es el gobierno ms represivo de la regin, y el que enfrenta amplia oposicin armada.

7. Tras sobrevolar Banda Acech, Powell justific que su gobierno est ayudando a Indonesia de manera prioritaria sealando ante las cmaras de televisin que este "apoyo militar" se debe a que Indonesia es el pas musulmn ms populoso del mundo (5 de enero), por lo que Washington espera que en retribucin a su "generosidad" se entiendan cules son los valores americanos y mejore la imagen de Estados Unidos entre los pueblos musulmanes a los que, olvid decir, sigue exterminando en Fallujah y otras ciudades iraques o en las montaas afganas. Por eso ya algunas voces empiezan a alertar sobre el hecho de que la ayuda pueda no servir para salvar vidas y reconstruir la infraestructura esencial de los miles de pueblos de pescadores y campesinos de esos pases, sino para fortalecer gobiernos espurios, modificar las relaciones de produccin e imponer valores culturales que faciliten la expansin del modelo neoliberal.

8. El hecho de que los gobiernos occidentales y la administracin de Bush estn engaando a sus pueblos sobre el nmero de sus connacionales muertos no es sino una evidencia ms de su nocin de lo que es "la globalizacin", y de que buscan presentar el desastre como algo que afecta a los pueblos asiticos, pero no a ellos (que slo van a prestar "ayuda generosa"). En un principio se hablaba de 20 mil estadunidenses desaparecidos: ahora slo son 4 mil, aunque nada ms se reconozcan 16 muertos.

9. El desastre anuncia de esta manera una recomposicin de las zonas de influencia hegemnica en la regin. Y si hasta ahora esos pases siniestrados, supuestamente independientes, haban estado bajo la influencia britnica, no en balde la infraestructura de consulados y agencias responsables de informar sobre los desaparecidos sigue siendo la inglesa, como inform El Pas (2 de enero), Estados Unidos est empezando a tomar el relevo.

10. La depredacin causada por el tsunami de 2004 no tiene paralelo, pero las hambrunas, las enfermedades y las epidemias que se ven venir, y sobre todo la desolacin que amenaza a esos pueblos de no poder reconstruir su propio mundo, podra ser algo mucho peor. El maremoto de Lisboa de 1755 conmocion a las inteligencias del Siglo de las Luces; el de ahora exige una reflexin global.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter