Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-12-2009

Pablo Neruda regresa al Parlamento

Mario Amors
Mundo Obrero


El Partido Comunista de Chile ha obtenido tres escaos en la Cmara de Diputados en las elecciones legislativas celebradas el 13 de diciembre junto con las presidenciales. Se trata de los camaradas Guillermo Teillier (presidente del PCCh), Lautaro Carmona (secretario general) y Hugo Gutirrez, uno de esos tenaces abogados de derechos humanos que, junto con otros compaeros como Eduardo Contreras, Fabiola Letelier o Nelson Caucoto, ha logrado romper la impunidad de los represores de la dictadura militar.

La eleccin de tres diputados comunistas, gracias al acuerdo instrumental suscrito por el PCCh y la Concertacin (coalicin de socialistas y socialcristianos que gobierna el pas desde 1990) para romper la ley electoral impuesta en su da por Pinochet para excluir a la izquierda del Congreso Nacional, tiene un hondo significado poltico e incluso emotivo. En la noche electoral, cuando se confirm la victoria de Teillier en los populares municipios de San Miguel, Pedro Aguirre Cerda y Lo Espejo (en la regin metropolitana de Santiago), los militantes, simpatizantes y dirigentes reunidos en el Comit Central entonaron los versos de La Internacional.

Y no era para menos despus de la brutal represin fascista que asesin a dos direcciones clandestinas enteras en 1976 y a centenares de militantes, de los aos de zafio anticomunismo, de una Transicin pactada por las fuerzas reformistas y la dictadura bajo los auspicios de Washington. A partir del prximo 11 de marzo tres comunistas volvern a ocupar asiento entre los 120 escaos de la Cmara de Diputados, algo que no suceda desde septiembre de 1973, cuando el Partido tena 26, adems de 9 senadores (de 50), entre ellos compaeros como Luis Corvaln, Volodia Teitelboim, Jorge Insunzao Gladys Marn.

Asimismo, el candidato presidencial de la izquierda, el socialista allendista Jorge Arrate, logr la mejor votacin alcanzada desde el final de la dictadura por este sector, el 6,21% de los votos, un porcentaje estimable, pero tambin revelador del amplio camino que queda por recorrer en Chile para convertir a la izquierda de nuevo en alternativa de poder. En todo caso, el apoyo alcanzado por Arrate, que se nutre esencialmente del electorado comunista, ser decisivo para la prxima batalla que enfrentan las fuerzas democrticas en Chile: derrotar a la derecha en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que tendr lugar el 17 de enero y enfrentar al conservador Sebastin Piera y al democratacristiano Eduardo Frei, candidato de la Concertacin.

El proceso de descomposicin que sufre la Concertacin, confirmado por el 29% logrado por Frei el 13 de diciembre y el sorprendente 20% alcanzado por el dscolo Marco Enrquez-Ominami (ex militante socialista), abre, sin embargo, un proceso poltico interesante. El 19 de diciembre el Comit Central del PCCh aprob pedir el voto para Eduardo Frei en la segunda vuelta tras aceptar ste los doce puntos programticos que le presentaron. Frei es consciente de que slo podr gobernar a partir del 11 de marzo si es capaz de construir una nueva mayora poltica, que rebase las fronteras de la Concertacin e incorpore propuestas de calado de la izquierda, esencialmente la elaboracin de una nueva Constitucin que sustituya a la heredada de la dictadura.

Porque no ser un trago fcil para muchas personas de izquierda votar por este candidato el 17 de enero. A la hostilidad de la Democracia Cristiana chilena hacia los gobiernos de Evo Morales y, sobre todo, Hugo Chvez, se une el balance de su anterior mandato presidencial (1994-2000), caracterizado por su adhesin acrtica al modelo neoliberal y su intensa labor diplomtica para lograr el retorno de Pinochet de Londres.

Sin embargo, una victoria de la derecha (sera la primera en unas elecciones presidenciales desde 1958 y la segunda desde 1932) significara un retroceso hasta los tiempos de la dictadura, porque se restauraran las polticas econmicas neoliberales ms ortodoxas y en materia de poltica internacional el gobierno de Piera podra convertirse en otro pual del imperialismo en el corazn de Amrica Latina.

El prximo 11 de marzo el Partido Comunista, la principal fuerza de la izquierda chilena, regresar al Parlamento. Con l las luchas y las exigencias de los trabajadores y el pueblo volvern al centro de la poltica nacional. Ayer con Neruda, Volodia y Gladys, hoy con Guillermo, Lautaro y Hugo. Pero antes, de cara al 17 de enero, se apresta a construir un programa poltico que permita la unidad de las fuerzas democrticas e impida el retorno al oscurantismo.

El 18 de junio de 1947 el senador Pablo Neruda tom la palabra para defender la lucha del Partido Comunista junto al pueblo. Eran los meses previos a la aprobacin de la ley que decret la ilegalizacin del Partido y la persecucin de sus militantes, entre ellos el poeta, que tuvo que partir al exilio a caballo por los abruptos pasos de la cordillera andina. El Partido Comunista proclam Neruda en el Senado- ha surgido de las entraas del pueblo y ha sido una fuerza fundamental en el progreso social, en la defensa de la soberana de la patria y en la educacin cvica de las masas populares Los comunistas chilenos seguiremos con mayor firmeza la lucha en nuestro territorio por una vida ms digna para el pueblo de Chile y saludamos la lucha de todos los pueblos por su liberacin en todos los puntos de la tierra.

El 11 de marzo Pablo Neruda regresar al Parlamento chileno y, con l, Luis Emilio Recabarren, Elas Lafferte, Ricardo Fonseca, Galo Gonzlez, Julieta Campusano, Eduardo Mio, Luis Alberto Corvaln, Vctor Jara, Enrique Pars, Vctor Daz, Fernando Ortiz, Jos Manuel Parada, Daniel Menco, Ramona Parra, Jos Weibel, Volodia Teitelboim y miles y miles de comunistas annimos que consagraron y consagransu vida a construir el socialismo en Chile.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter