Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-12-2009

Las hiptesis detrs del asesinato del Gobernador del Caquet

La Silla Vaca


Fueron las FARC. Esta es la nica hiptesis que el Gobierno ha planteado desde que conoci el secuestro y, posteriormente, el asesinato del gobernador del Caquet Luis Francisco Cullar. El presidente lvaro Uribe dijo en una alocucin [1], el martes a las nueve de la noche, que las Farc tenan todas las garantas para liberar al cabo Pablo Emilio Moncayo y los dems secuestrados, pero en cambio haban perpetrado este crimen. Y reiter la recompensa de mil millones de pesos a los ciudadanos que con su informacin nos facilite la captura de terroristas, integrantes de la columna Tefilo Forero de las Farc, responsables de este secuestro y de este asesinato.

El Presidente dijo que al Gobernador lo haban degollado para evitar hacer ruido porque ya "intuan el operativo envolvente de las Fuerzas Armadas". Diez helicpteros y ms de cien policas y soldados le seguan el rastro a los secuestradores.

Esa es una de las interpretaciones de por qu lo mataron a pesar de que el Gobernador le 'serva' ms al grupo guerrillero vivo, como un trofeo de guerra y como un secuestrado ms para engrosar el grupo de los oficiales que llevan ms de diez aos secuestrados. El seguimiento por parte de las Fuerzas Militares mientras la guerrilla escapaba por la zona rural de Florencia, habra propiciado la quema del vehculo y el posterior asesinato de Cullar. Ante un eventual rescate, las Farc no habran dudado en ejecutar a su vctima.

La otra hiptesis
La hiptesis del Gobierno tiene sentido, pero no es la nica. La Silla Vaca entrevist personas en Bogot y en el Caquet que conocen la dinmica del conflicto en la zona y que tambin creen que las Farc estn detrs del asesinato, pero que barajan otra hiptesis sobre los mviles: que el crimen habra sido motivado ms por una venganza relacionada con asuntos de poltica local que por un objetivo claro de atacar la poltica nacional de Seguridad Democrtica.

Despus de que los atacantes sacaron al Gobernador de su casa en el barrio Paulo Sexto, en el nororiente de Florencia, el secretario de Gobierno de Caquet, Edilberto Ramn Eldo, dijo a los medios que en la zona "no opera sino el grupo de las Farc, muy posiblemente son quines se lo llevaron". Pero lo cierto es que los paramilitares tambin tienen una presencia importante en el Caquet desde hace varios aos.

El Caquet ha sido la cuna y principal refugio de las Farc, pero entre 2001 y 2006, hombres del Bloque Central Bolvar (BCB) de los paramilitares se asentaron en varios municipios del sur de Caquet como Florencia, Morelia, Albania, Curillo, Valparaso y Solita, con el fin de controlar el negocio del narcotrfico. Y desde su llegada comenzaron a hacer alianzas con miembros de la lite poltica del departamento.

Segn lo revel el portal Verdadabierta.com [2], la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscala entreg en junio de este ao las primeras evidencias sobre la parapoltica en el Caquet que comprometen directamente al ex representante a la Cmara Luis Fernando Almario y al ex gobernador Juan Carlos Claros, quien fue sucedido en el cargo por el gobernador asesinado ayer y con quien este ltimo mantena una rivalidad.

Almario fue llamado a juicio y detenido por la Corte Suprema en febrero de 2008 acusado de ser el determinador del crimen de su principal adversario poltico en el Caquet Diego Turbay Cote, su mam y cinco acompaantes. Pero un juez de descongestin judicial determin que haba fallas en la indagatoria y dictamin su libertad provisional, mientras se le llamaba nuevamente a rendir indagatoria.

Verdadabierta.com explica que uno de los ex jefes polticos del frente Hroes de Andaques asegur, en versin libre el 17 de marzo de 2009, que Almario se reuni con alias Chiqui en un apartamento en Bogot para pactar la colaboracin de las autodefensas con su ahijado poltico, Juan Carlos Claros, para las elecciones a la Gobernacin del Caquet en 2004. A cambio de entregarles parte del presupuesto de la Gobernacin, Chiqui habra entregado a Claros 20 millones de pesos para su campaa y se habra comprometido a intimidar a la poblacin para que votara por l.

Segn este ex jefe paramilitar que est colaborando con la justicia, dijo que la presin se hizo ms fuerte en el municipio de Morelia, tambin en veredas como La Liberia, Fuente Hermosa, Puerto Mxico, y la Rochela en el corregimiento de Bolivia donde Luis Francisco Cullar, candidato opositor de Claros para las elecciones, tena gran acogida, contina el portal. Finalmente, Claros venci en las elecciones a Cullar.

La segunda mencin que relaciona a Claros con el gobernador Luis Francisco Cullar es de otro desmovilizado del Bloque Hroes de los Andaques, quien confes en versin libre el 12 de junio de 2009 que alias Quini y Tiberio dejaron 300 uniformes camuflados en una finca del gobernador Cullar en octubre de 2005. La idea del crimen, que fue presuntamente ordenado por Juan Carlos Claros, era enlodar el nombre de Cullar para que la opinin pblica lo relacionara con grupos de autodefensa, dice Verdadabierta.com.

A comienzos de noviembre, el gobernador Cullar rindi versin libre ante la Fiscala 11 de Bogot sobre sus presuntos vnculos con las AUC. l solicit personalmente ser escuchado despus de que el ex jefe paramilitar Luis Alberto Medina Salazar, alias 'Cristo Malo' lo acusara de haber financiado la expansin de los paramilitares en el sur del departamento. El gobernador dijo que se trataba de una persecucin poltica y neg todos los cargos. Pero la investigacin segua abierta.

Independientemente de las motivaciones para asesinar a Cullar, este hecho probara que si las Farc cometieron el asesinato, estaran lejos de estar totalmente derrotadas en el Caquet, uno de los epicentros de la ambiciosa operacin militar Plan Patriotas. Haber entrado en el corazn de la ciudad y sacar a un gobernador de su casa rememora hechos de otra poca, como el asalto al edificio Miraflores en 2001 en Neiva.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter