Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-12-2009

Plomo Fundido 2

Uri Avnery
Rebelin

Traducido para Rebelin por Carlos Sanchis y revisado por Caty R.


Vencimos? Maana es el primer aniversario de la Guerra de Gaza, alias Operacin Plomo Fundido, y esta pregunta llena el espacio pblico.

Dentro del consenso Israel, la respuesta ya se ha dado: Ciertamente, hemos ganado, los Qassam han dejado de llegar.

Una respuesta simple, por no decir primitiva. Pero eso es lo que le parece a un observador superficial. Estaban los Qassam, hicimos la guerra, no ms Qassam. Sderot prospera, los habitantes de Beersheba van al teatro. Todo lo dems es para los profesores de filosofa.

Pero alguien que quiera comprender los resultados de esta guerra tiene que plantear algunas cuestiones difciles.

Fue la verdadera finalidad de la guerra parar los Qassam? Pudo lograrse por otros medios? Si haba otros fines, cules eran? Es el balance final positivo o negativo, en lo que concierne a los intereses de Israel?

Compadezco a los historiadores. Tienen que escudriar documentos, leer con atencin protocolos, desenredar textos tortuosos.

Los documentos desorientan. Si Talleyrand (o quienquiera que fuera) tena razn al decir que las palabras se inventaron para ocultar los pensamientos, esto es an ms cierto para los documentos. Los documentos falsean los hechos, los ocultan, los inventan; todo segn los intereses del escritor. Revelan un poco para ocultar el resto. Alguien que haya andado metido en asuntos pblicos lo sabe.

Por lo tanto, ignoremos los protocolos. Cuales fueron las verdaderas metas de quienes empezaron la guerra? Creo que fueron las que se indican a continuacin, en orden de prioridad decreciente:

Examinemos los resultados, uno a uno.

Esta semana se reunieron cientos de miles de personas en la Franja de Gaza en una manifestacin en apoyo de Hams. A juzgar por las fotos, haba entre 200.000 y 400.000 personas. Considerando que hay sobre 1,5 millones de habitantes en la Franja, la mayora nios, fue una concurrencia totalmente impresionante -especialmente en vista de la miseria ocasionada por el bloqueo israel que ha continuado a lo largo del ao y de los hogares arruinados que no pueden reconstruirse. Quienes creyeron que la presin sobre la poblacin ocasionara una sublevacin contra el gobierno de Hams han probado su equivocacin.

Los expertos en historia no se sorprendieron. Cuando son atacados por un enemigo extranjero, todos los pueblos se agrupan detrs de sus lderes, quienquiera que sean. Lstima que nuestros polticos y generales no lean libros.

Nuestros comentaristas retratan a los habitantes de Gaza "mirando con anhelo los florecientes comercios de Ramala". Estos comentaristas tambin deducen esperanzas de las encuestas de opinin pblicas que pretenden mostrar que la popularidad de Hams en Cisjordania declina. Si es as, por qu teme Fatah celebrar elecciones, incluso despus de que todos los activistas de Hams han sido arrojados a la crcel?

Parece que la mayora de la gente en la Franja de Gaza est ms o menos satisfecha con el funcionamiento del gobierno de Hams. A pesar de la miseria de sus vidas, pueden tambin estar orgullosos de su determinacin, hay orden en que las calles, el crimen y las drogas disminuyen. Hams trata cuidadosamente de promocionar una agenda religiosa en la vida diaria, y parece que al pblico no le importa.

El objetivo principal de la operacin ha fracasado completamente.

El segundo fin, por otra parte, se ha logrado. El gobierno de Olmert, que perdi la confianza pblica en la II Guerra de Lbano, gan respaldo en la Guerra de Gaza. Esto no ayud al propio Olmert, que tuvo que dimitir a causa de la nube de asuntos de corrupcin que revoloteaba sobre su cabeza.

El ejrcito ha restaurado su autoconfianza. Ha probado que las deficiencias militares, que salieron a la luz en cada paso de la Guerra de Lbano, eran superficiales. El pblico cree que en Gaza el ejrcito funcion bien. El hecho de que un total de seis soldados israeles murieran por el fuego enemigo, mientras murieron ms de mil en el otro lado, ha reforzado esta creencia. Tan slo unos pocos estn molestos por escrpulos morales.

La pregunta de si se ha logrado el tercer objetivo, la disuasin, est ntimamente vinculada con otra pregunta: Quien gan la guerra militarmente?

En una guerra entre un ejrcito regular y una guerrilla, es difcil decidir qu significa "la victoria. En una batalla clsica entre ejrcitos, la victoria pertenece al lado que se queda con el control del campo de batalla una vez acaban los combates. Obviamente esto no se aplica en un contexto asimtrico. El ejrcito israel no quera permanecer en la Franja de Gaza, por el contrario, estaba ansioso por evitar tal posibilidad.

Algunos argumentan que Hams gan la guerra: si una banda de guerrilla mal armada resiste durante tres semanas enteras contra uno de los ejrcitos ms fuertes del mundo, esto constituye una victoria. Hay mucha verdad en ello.

Por otra parte, la fuerza disuasiva del ejrcito seguramente se ha restaurado. Todas las facciones palestinas y todas las fuerzas rabes en general saben ahora que el ejrcito Israel est dispuesto a matar y destruir sin la restriccin de cualquier enfrentamiento militar. De ahora en adelante, los lderes de Hams as como los jefes de Hezbol se lo pensarn dos veces antes de provocarlo.

Los Qassam han parado casi completamente. Hams ha impuesto su autoridad incluso sobre las pequeas facciones extremistas que queran continuar.

No hay ninguna duda de que la fuerza de disuasin del ejrcito recientemente restaurada est relacionada con esto. Pero es tambin cierto que el ejrcito lleva un gran cuidado en no ocasionar incidentes con regularidad, como era su costumbre antes de Plomo Fundido. Por lo menos por ahora, la disuasin en el escenario de Gaza es mutua.

Puede preguntarse si podran haberse hallado unos medios para detener los Qassam que no fueran la guerra. Si el gobierno israel hubiera reconocido a las autoridades de Hams en la Franja de Gaza, por lo menos de facto, y mantenido relaciones prcticas con ellos, y si no hubiera impuesto el bloqueo, podran haber parado los cohetes? Yo lo creo.

La liberacin de Shalit; un objetivo secundario pero importante en s, no se ha logrado. Si se libera a Shalit, suceder nicamente como parte de un intercambio de presos, y esto se ver como una victoria enorme para Hams.

Tomando en consideracin todos estos resultados, uno puede sacar la conclusin de que la guerra ha terminado en una especie de empate.

A excepcin de Goldstone.

Esta guerra ha asestado un golpe mortal al lugar de Israel en el mundo.

Esto es importante? David Ben-Gurion dijo clebremente que "no es importante lo qu los gentiles digan sino lo que los judos hacen". Thomas Jefferson, por otra parte, dijo que ninguna nacin se puede permitir comportarse sin "un respeto decente por las opiniones de la humanidad". Jefferson tena razn. "Lo que el gentil dice" tiene un inmenso impacto en todas las esferas de nuestra vida -desde la arena poltica a los asuntos de seguridad-. La posicin de nuestro Estado en el mundo es un factor vital en nuestra seguridad nacional.

La Guerra de Gaza, desde la decisin de arrojar el ejrcito a un rea densamente poblada al empleo de fsforo blanco y municin de dardos fragmentados, ha levantado una nube oscura sobre Israel. El Informe Goldstone llegando, como lo hizo, despus de la horrible emisin de imgenes a lo largo de la guerra por todas las cadenas de televisin del mundo, ha producido una impresin terrible. Cientos de millones de personas vieron y oyeron, y su actitud hacia Israel ha cambiado para peor. Esto tendr un impacto de largo alcance sobre las decisiones de gobiernos, la actitud de los medios de comunicacin y en millares de decisiones grandes y pequeas en lo que concierne a Israel.

Casi todos nuestros portavoces y periodistas, desde el presidente hasta el ltimo anfitrin de programa de entrevistas de la televisin, continan repitiendo como loros que el Informe Goldstone es "unilateral, vil y mentiroso". Pero la gente de todo el mundo sabe que es un informe tan honrado como podra esperarse despus de la decisin de nuestro gobierno de boicotear la investigacin. El dao aumenta de da en da. Alguno es irreversible.

Es imposible medir los resultados de la guerra sin colocar este hecho en la balanza. La conclusin es que el dao que la guerra nos ha hecho excede a cualquier beneficio.

Alguna persona de nuestro liderazgo acepta silenciosamente esta conclusin. Pero no hay una carencia de voces, tanto en el liderazgo como en la calle, que hablen abiertamente de una operacin "Plomo Fundido 2" como de un asunto simplemente de tiempo.

Un dicho atribuido a Bismarck dice: Los tontos aprenden de su propia experiencia, la gente inteligente aprende de la experiencia de otros. Dnde nos deja esto?

Fuente: http://zope.gush-shalom.org/home/en/channels/avnery/1261408947


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter