Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-12-2009

Del FMLN y la Revolucin Democrtica Continental

Osmn Jurez
Rebelin


la nica organizacin pura que va quedando

en el mundo de los hombres es la guerrilla

Roque Dalton

 

Del FMLN: Victoria Electoral de la Cultura Guerrillera

La victoria electoral en enero-marzo 2009 del FMLN en El Salvador, abre un sendero para disear y dinamizar soluciones a los endemicos problemas creados por ms de 500 aos de colonialismo, hoy extremadamente agravados por el fracaso del capitalismo; e inaugura una nueva forma de gobernar con la esperanza de liberarnos de esa decadencia profunda en contraste al anlisis esceptico de Alfaro (Argenpress 12-08-2009). Y contra todo escepticismo, la victoria del FMLN demuestra que la Irreverente e Insurreccta Cultura Guerrillera de los Pueblos Originarios y la Izquierda Amplia avanza consolidando la Revolucin Democrtica Continental.

Y las victorias electorales e insurreccionales futuras, sern posibles gracias a la Cultura Guerrillera que nos vimos obligados a crear y desarrollar contra el colonialismo, y que debemos potenciar contra el neocolonialismo. La Cultura Guerrillera la hemos heredado como una militancia de descendencia de Lautaro, Atonatl, Amaru, Katari, Bartolina Sisa, Aquino, Caballo Loco, Bolivar, Mart, Sandino, Farabundo, Villa, Zapata, Guevara, Clelia, Ana Mara, Miguel Marmol, Schafik Handal, Ellas y Ellos con sus Movimientos Guerrilleros vencieron la muerte y la intolerancia poltica de los imperios y las derechas, que continuarn perdiendo territorios y poder en el Continente. Por hoy, han tenido que aceptar la legitimidad, legalidad y alternabilidad de la Izquierda en el ejercicio del poder.

En esa lucha por el poder, los Movimientos Guerrilleros y nuestros Muertos Mximos son los conos simblicos de la Irreverente e Insurreccta Rebelda que impregna nuestra existencia, y a lo largo de nuestra historia se han convertido en la ms real inspiracin para las nuevas generaciones de Revolucionarios. Por eso, nngun Movimiento Guerrillero en el Continente est fuera de lugar, y ninguna victoria electoral o insurreccional implica el envo de mensajes subliminales a las FARC (Ramonet en Rebelin 07-04-2009). O al EZLN, para mencionar un slo ejemplo en Mxico, porque esos Movimientos Guerrilleros seguirn Irreverentemente existiendo y combatiendo; an los de forma virtual, latente y/o en formacin a lo largo y ancho del Continente. Pretender dejarlos fuera, sera negar la valiosa historia de aciertos y desaciertos que potencian la Lucha Cultural de la Izquierda Amplia en el Continente; y olvidar que la Paradigmatica Revolucin Cubana se origina en la Guerrilla.

 

Movimiento Guerrillero y Partido Poltico: Dos Caras de la Misma Moneda

La Guerrilla gener un accionar poltico-militar que sirvi de base, experiencia e inspiracin para formar Partidos Polticos, Movimientos Originarios y Populares que Irreverente e Insurrectamente han articulado la nueva Suramrica (Ibid.). Un ejemplo: El vicepresidente y dirigente de la Revolucin Cultural Boliviana, Alvaro Garca Linera, fue fundador del Ejrcito Guerrillero Tupak Katari, EGTK. Su inspiracin fue el FMLN que vencio a la Dictadura Militar y su ejrcito diez veces mayor, con todos los medios, billones de dolares y fuerzas especiales brindadas por el imperio de USAmrica en un territorio que teoricamente dejaba fuera de lugar a la Guerrilla.

Esa victoria Guerrillera nos mantiene vivos y activos en la poltica Continental. Y los necios que nos quedamos con el FMLN, NO creimos en discursos renovadores y nos sentimos orgullosos de nuestro pasado Guerrillero. Hoy, somos un Partido-Ejrcito Poltico, parte de la Izquierda Amplia y seguimos arrebatandole poder y subvirtiendo el orden de la derecha y el imperio. Vamos por el mismo sendero y NO somos otros, somos los mismos, slo ms viejos y a pesar de nuestras heridas, cargamos nuestros Muertos Mximos, confirmando que el FMLN de Hoy, NO existira sin el FMLN de Ayer. Y sin embargo, hemos evolucionado al abordar las dinmicas del Siglo XXI.

 

De la Izquierda Tradicional y la Guerra de Maniobras . . .

En el Siglo XXI, el FMLN enfrenta las dinmicas neocoloniales con la visin de ir construyendo una Cultura Socialista de Poder Popular. Nuestra experiencia Guerrillera y Poltica nos ha abierto un horizonte ms amplio al planteado por la Izquierda Tradicional, IT. El hecho de haber vencido militarmente al imperio, pero NO haber tomado el poder, nos demostro que Democracia y Socialismo no se construyen desde arriba, con el simple asalto del estado y la toma del poder por una lite revolucionaria. En el Continente hay suficiente evidencia emprica que demuestra que la va de la Guerra de Maniobras con la paradigmtica excepcin de Cuba y temporalmente Nicaragua ha fallado. Sin embargo, parece que NO se han ledo estas realidades y el anlisis de Alfaro opaca la lucha constante por el poder y expresa sospechas en la intencin del FMLN. Este anlisis reitera que el FMLN inicio los 90s observando como el socialismo del este europeo desapareca, mientras en Amrica la Cultura Guerrillera se fortaleca. Y del contexto de los Acuerdos de Paz en 1992, en contraste a lo que afirma Alfaro Yo afirmo que NO se concibieron en detrimento y abandono de la poblacin que ha votado por la derecha. En esa lucha y en azaroso proceso evolutivo, el FMLN ha comprendido que en el Siglo XXI, la poltica es la continuacin de la guerra por otros medios.

 

. . . a la Izquierda Amplia y la Guerra de Posiciones

Este anlisis se ilumina de las luchas fallidas y victoriosas de ayer, para explicar que nos encontramos HOY, inmersos en una Guerra de Posiciones, con una diversidad de nuevos-viejos actores que articulan la Izquierda Amplia, que con viejas-nuevas formas y armas de lucha estn enfrentando y subvirtiendo el orden de la derecha y el imperialismo. En esa lucha, el FMLN explic que los Acuerdos de Paz significaban que de la Guerra de Maniobras entrabamos a una Guerra de Posiciones: a una Lucha Poltico-Electoral, donde con los Movimientos Sociales, de las dialcticas Eleccin-Insurreccin y Concertacin-Confrontacin, iramos consolidando espacios y territorio para construir una Cultura del ejercicio del Poder Popular, como bases para ir desarrollando la Revolucin Democrtica Salvadorea y Continental desde abajo. Con los Acuerdos de Paz, el imperio y la derecha, que ascendian a niveles extremos y nunca vistos de concentracin de poder a nivel global, tuvieron que aceptar nuestra existencia y co-existencia, a pesar de que la Izquierda Tradicional estaba en crisis. Y ante el poder casi ilimitado del imperio, estar vivos es un mrito, y el triumfo electoral de enero-marzo 2009, es un paso que confirma avances en la lucha por construir Poder Popular, que ha sido iluminado por San Ernesto de la Higuera, San Romero de las Amricas y Nuestra Amada Pachamama/MadreTierra. Similares luchas libran el MAS con Evo Morales y Alvaro Garca Linera, El MVR hoy PSUV con Hugo Chvez, Daniel Ortega y el FSLN, el EZLN, y una amplia diversidad de Movimientos Originarios y Populares que han abordado la Guerra de Posiciones, conformando la Izquierda Irreverente Amplia, IA: El sujeto que esta dinamizando la Revolucin Democrtica Continental, que avanza desplegado como guerrillas semi-armadas y desarmadas potenciando la Subversin Cultural contra el elitismo neocolonial; a travs de la Movilizacin Popular Permanente con la misin de descolonizar el Continente.

 

La Lucha Cultural de los Pueblos Originarios en la Izquierda Amplia

La descolonizacin del Continente es la meta de la lucha de los Pueblos Originarios, que implica una recuperacin de las Culturas Originarias como alternativa a la pobreza que nos impuso la cultura occidental, hoy convertida en una Cultura Imperial Capitalista, que globaliza la miseria a trves de dinmicas neocoloniales. La visin y lucha de los Pueblos Originarios, la he interpretado y estructurado tericamente, intentando ampliar el Paradigma de la Lucha de Clases a una Lucha de Culturas o Lucha Cultural (ver Jurez en Rebelin 17-09-2007 y 19-03-2008). La Lucha Cultural describe una lucha por resolver el problema del poder, donde una diversidad de Movimientos Originarios y Populares dinamizan procesos impregnados de las Culturas Originarias, disputandole espacios sociopolticos y territorios al poder de la cultura occidental. La Lucha por las Culturas, la Tierra y Territorios esta impregnada de la Cosmovisin Originaria y de una Movilizacin que va re-construyendo la utopa de la Autonoma y el Autogobierno: el Ejercicio Popular del Poder y la construccin de diversos mecanismos de Poder Popular, articulados en Federaciones de Poderes Populares Locales y Regionales Autnomos; cuya meta es la construccin de una Cultura Socialista de Poder Popular, desde abajo. De la Cosmovisin Originaria, central en la Cultura del ejercicio del Poder Popular, es la busqueda del equilibrio total en las relaciones con nuestra MadreNaturaleza.

Los Pueblos Originarios que NO olvidan el origen de su lucha en las Guerrillas Ancestrales que enfrentaron a los imperios europeos, han pasado de la resistencia a una lucha por el poder usando las tcticas Guerrilleras Ancestrales, innovando la Lucha de la Izquierda Amplia en el Siglo XXI. Pues al inicio de los 90s, el auge que la Revolucin Rusa de 1917 le imprimi al Paradigma de la Lucha de Clases, se opaca con la reversin del mundo Socialista. En ese momento el FMLN transit de Ejercito Guerrillero a Partido Poltico; mientras [email protected] [email protected] de los Pueblos Originarios del Suroeste Mexicano se convirtieron en Ejercito Guerrillero: EZLN. Y con [email protected], cuando pareca que llegabamos desarmados de proyecto al Siglo XXI, iluminados por La Pachamama/MadreTierra y nuestros Muertos Mximos, re-descubrimos en nuestra Herencia Cultural, la sabidura milenaria que brinda soluciones reales a los problemas del colonialismo en la Cosmovisin Originaria.

 

La Lucha Cultural de la Izquierda Amplia por la Refundacin del Abya Yala

La Cosmovisin Originaria ha impregnado la lucha de la Izquierda Amplia revolucionando su visin y pensamiento; accionar y organizacin, ampliando los espacios de disputa por el poder contra el elitismo imperialista en los estados nacionales. La Lucha por la Cultura, la Tierra y Territorios, incluye el norte, USAmrica y Canada; y va ms all de descolonizar a la nueva Suramrica hacia la Refundacin del Abya Yala: Nombre que usan los Pueblos Originarios para el Continente Amrica (ver www.ivcumbrecontinentalindigena.org). La Lucha Cultural de la Izquierda Amplia ha logrado importantes y ejemplares espacios de Autonoma. Muchos de los Pueblos Originarios y Movimientos Populares estan ejerciendo Poder Popular y Autodeterminacin en sus propios territorios y sobre sus propios recursos, y potencian una nueva forma de gobierno paralela a la occidental, que tambien inspira e impregna al nuevo gobierno con el FMLN en El Salvador.

Esas victorias y avances de la Lucha Cultural de la Izquierda Amplia en la Guerra de Posiciones que estamos librando, no son despreciadas en el anlisis esceptico de Alfaro, pero son reducidas a un logro mnimo que l llama democracia formal (en Argenpress 12-08-2009). El trmino democracia se sostiene por la realizacin de elecciones, pero lo formal queda vaco, si vemos que son los principios y las lites liberales las que gobiernan. Por eso, explico e insisto, que de este azaroso proceso revolucionario, hemos sido actores o espectadores de dos tapas de democratizacin inconclusas y entrelazadas, y visionamos una tercera con riesgo de ser revertidas por el imperialismo.

 

De las Dictaduras Militares a las Democracias Liberales

La primera tapa la heredamos de la Cultura Guerrillera e Insurreccional Originaria, Campesina, de Izquierda y Popular que impregna los Levantamientos y Revoluciones de principios y mediados del Siglo XX: Mxico 1910-14, El Salvador 1932, Guatemala 1944-54, Bolivia 1952, Cuba 1959, . . . y su continuacin impregna las dcadas 70-80s de una sangrienta lucha poltico-militar, donde diversos Movimientos Guerrilleros y Populares vencieron a las Dictaduras Militares abriendole paso a la era de las Democracias Liberales.

En el anlisis de Alfaro (Ibid.), la transicin de las Dictaduras Militares a las Democracias Liberales, NO es significativa, ya que las elites militares, industriales y financieras conservaron suficiente poder que les permitio legalizar el terrorismo de estado desde los estados neoliberales. Este anlisis confirma que la transicin ha sido traumtica y problemtica. Y asumiendo una auto-crtica, es claro que en esta primera tapa, la democratizacin fue limitada, debido a la crisis terica y prctica de la Izquierda Tradicional. Sin embargo, de esas luchas fallidas y victoriosas, ha surgido una diversidad de Movimientos Originarios y Populares, que han articulando la Izquierda Amplia y han cuestionado y enfrentado el gobierno de la cultura occidental; resolviendo que la solucin a las problematicas requiere del ejercicio del poder, y lo construyen desde abajo, al seno de la democracias liberales.

En esa lucha, el FMLN sufrio una dolorosa transformacin y superacin de la Izquierda Tradicional. Las realidades y hermandades nos iluminaron para crear y desarrollar Movimientos Guerrilleros donde los manuales decan que NO era posible. Y articulando diversidades superamos barreras ideolgicas y estratgicas, pasando de la Guerra Popular Prolongada a la Guerra Popular Revolucionaria en los 80s. En los 90s convertimos los Movimientos Guerrilleros en Ejrcitos Politicos articulados a un Partido de Movimientos, que ha derrotado a la democracia liberal y ha consolidado importantes espacios de Poder Popular en muchos Municipios del pas. Y entrando al Siglo XXI hemos sostenido ese poder y vencido por primera vez en la historia a la derecha, accesando al gobierno e importantes espacios de poder a nivel nacional. Esto potencia la Lucha Cultural de la Izquierda Amplia, y articulados a la Revolucin Cultural de Bolivia y la Revolucin Bolivariana de Venezuela, con [email protected] [email protected] del FSLN y EZLN, y con los Movimientos Originarios y Populares, dinamizamos la subversin cultural, intentando desarrollar una Movilizacin Popular Permanente para hacer avanzar la segunda etapa de democratizacin.

 

De las Democracias Liberales a las Democracias Populares Participativas

La Movilizacin de la Izquierda Amplia ha precipitado el fracaso de las democracias liberales y las ha desplazado va eleccin en varios pases, y las ha desmontado va insurreccin en muchos Municipios y Comunidades a lo largo y ancho del Continente. Con ese accionar se va consolidando la era de las Democracias Populares Participativas. Y en ese esfuerzo, la victoria del FMLN, proporciona la estructura del estado para potenciar la organizacin de diversos mecnismos del ejercicio del Poder Popular: Concejos Populares, Concejos Ciudadanos, Cabildos Abiertos, Juntas Vecinales, Juntas de Buen Gobierno, Comits de Barrios y Colonias, Comunidades Autonomas, Municipios Autonomos, que le dan contenido a la Democracia Popular Participativa. Este proyecto se va extendiendo al nivel nacional y se articula con los Gobiernos de Izquierda y Progresistas, como la punta de lanza de la Revolucin Democratica Continental hacia la refundacin del Abya Yala.

Las Democracias Populares Participativas se van fortaleciendo y complementando de lo local a lo nacional, y son la alternativa a la crisis del capitalismo. Un proyecto que ya empez a resolver los problemas del colonialismo, son las dinmicas de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Amrica, ALBA. El FMLN es parte de este proyecto a travs de varios de sus Gobiernos Locales. Pero estos procesos inconclusos y entrelazados avanzan con riesgo de reversin, pues su proyeccin es un retorno al equilibrio total con la MadreTierra, en la visin Socialista Originaria. Y de la democratizacin ha resurgido potente el debate y diseo terico del Socialismo como una esperanza para los Pueblos que recorre el continente Abya Yala, y al mismo tiempo un fantasma que asusta y debilita el poder del imperio. Por eso, el imperio ha decidido resolver el problema de mantener su poder a trves del uso de su poder militar, de la guerra, que se demuestra con la implantacin de las bases militares en Colombia. En ese contexto, el avance de las Democracias Populares Participativas, la Revolucin Democratica Continental y con ellas la visin del Socialismo, representa un desafo para la Izquierda Amplia, pues la consolidacin de los Poderes Populares Locales/Nacionales, hasta donde se puede ver, se dar, desafortunada- pero logicamente, en el terreno militar.

 

De la Democracias Populares Participativas al Socialismo?

La amenaza imperialista al avance de la Revolucin Democratica Continental y su visin Socialista se ira dinamizando a trves del intervencionismo tradicional militarista de USAmrica. Sin embargo, aunque la tapa de las Democracias Populares Participativas no se ha consolidado y existen serios remanentes de democracias liberales en Colombia, Panam, Mxico, USA, Canada, Una tercera tapa se ha abierto con el debate sobre el contenido, diseo y tipos de Socialismo a construir; y esta alcanzando su punto algido en el Continente. En esa Lucha Cultural, la idea de que el Socialismo es una Alternativa al fracaso y crisis del capitalismo, esta ganando terreno. En esta dinmica, el FMLN y la Izquierda Amplia han dejado claro que los modelos de Socialismo son cualitativamente diferentes de los modelos Sovieticos y de la Izquierda Tradicional. NO son copias, son Movimientos Culturales Reales que buscan soluciones a los problemas creados por el colonialismo, con nombres y apellidos propios: Socialismo Andino, Socialismo Originario, Socialismo del Siglo XXI, que tienen ya un rumbo definido al seno de la Revolucin Democrtica Continental. Y este terreno y rumbo, estan siendo minados por el imperialismo con los golpes de estado y la re-militarizacin de territorios estrtegicos en el Continente: Honduras, Colombia, . . .

Sabemos que la Cultura Guerrillera ha derrotado al imperialismo en Cuba, Nicaragua, El Salvador, y que hoy su blanco ser el esfuerzo de crear la V Internacional Socialista. De ah que el avance de la idea y el proyecto Socialista requiere de que la Izquierda Amplia se consolide como Bloque Hegemnico en el Contienente. En ese esfuerzo, el FMLN aprob su respaldo y adhesin al Movimiento de la V Internacional Socialista propuesto en Venezuela, en su XXV Convencin Nacional. Entramos a una fase superior de defensa al avance de la Revolucin Democrtica Continental. Y la amenaza imperialista es un problema para la Izquierda Amplia en la consolidacin del poder conquistado, que podra re-formularse re-memorando los 70-80s: la Guerra de Guerrillas en Abya Yala NO ha concludo, slo se ha transformado y seguir transformandose a lo largo del Siglo XXI.

Una lectura de nuestras realidades nos dice que la Guerra de Guerrillas se ha convertido en la retaguardia estrtgica de la Lucha Cultural y las Revoluciones de la Izquierda Amplia, y las FARC-EP y ELN en Colombia son el mejor ejemplo. Tambin se ha redimensionado y proyectado al futuro con el EZLN en Mxico, que consolida una Cultura Socialista de Poderes Populares disparando poesa y visiones de Autonoma que configuran Alternativas Locales y Regionales de Democracias Populares Participativas. Por eso, asegurar que los Movimientos Guerrilleros estn fuera de lugar y que el FMLN ha dejado de ser Revolucionario es ilusorio.

En contraste, hay suficiente evidencia emprica de que los Movimientos Guerrilleros son la garanta para la defensa de la Revolucin Democrtica Continental, y la experiencia del FMLN es rica para enfrentar la maquinaria militar de la Cultura Imperial Capitalista y sus dinmicas neocoloniales. Y de las derrotas poltico-militares asestadas al imperio en las ltimas dcadas, vemos en la ocupacin semi-disfrazada de Colombia, la re-militarizacin de Honduras y los golpes de estado, un instrumento para recuperar poder, que nos plantea un retorno a la Guerra Popular Revolucionaria. La derrota sufrida por el imperio a manos del FMLN en El Salvador confirma; y la visin de Roque Dalton re-afirma que: la nica organizacin plural que va quedando en el mundo de las mujeres y los hombres para defender el avance de la Revolucin Democrtica Continental es la Guerrilla; pues hasta donde se puede ver, el problema del poder y la construccin de una Cultura Socialista de Poder Popular se definir por la va militar, todas las dems organizaciones debern complementarse con ella, y con la diversidad de luchas que heredaremos a las nuevas generaciones de Revolucionarios.

 

Construyendo Anlisis Alternativo y Discurso Propositivo?

Enfrentar la contraofensiva imperialista implicara una profundizacin de los decadentes problemas que sufrimos en nuestro Continente Abya Yala, y un retorno a la cultura de violencia de las dictaduras militares. Hoy, se dice que en El Salvador, la cifra de muertes violentas es mayor a la de la Guerra. Impacta sobre manera el feminicidio, las maras, sicarios y escuadrones de la muerte, los carteles y el crimen organizado, profundizados por la decadencia y crisis del capitalismo. Por lo que la construccin de Alternativas y Propuestas de solucin es urgente.

NO desconocemos ni obviamos estos y otros problemas, que en El Salvador y el Continente, exigen ejercer poder y gobernar en funcin de su solucin. NO hay justificacin, conocemos las cifras que nos ilustran en el mundo. El FMLN, sin ser del todo gobierno, sino como Partido de Movimientos, ya empez a resolverlos paulatinamente desde abajo. Un ejemplo es el trabajo para estabilizar la crisis actual creada por la catastrofe natural, donde Brigadas de nuestra Militancia y los Movimientos Populares estn resolviendo problemas de todo tipo.

Por eso, creo que el anlisis poltico, el discurso y la produccin terico-ideolgica y literaria debe ir orientada a formular soluciones a los problemas del Continente. Preocupa que algunos intelectuales gasten tanta energa en atacar a Movimientos Guerrilleros y de Izquierda sin propuestas y alternativas de solucin, sino mas bien centrados en su descalificacin. Sobre todo cuando se trata de Movimientos Guerrilleros que han hecho historia y que NO podrn ser sacados de la historia. Creo que estos intelectuales deberan lanzarse al anlisis alternativo y al debate propositivo sobre la Democratizacin y el Socialismo en el Continente. En ese esfuerzo, hoy por hoy, Yo slo tengo una afirmacin y un llamado: el capitalismo fracaso Construyamos Alternativas Socialistas!

Epgrafe y Enlaces en Internet:

1. Taberna y otros lugares. Roque Dalton 1969. Casa de las Amricas.

http://www.literatura.us/roque/taberna.html

2. El FMLN visto desde los acuerdos de paz de 1992 hasta su victoria electoral.

Mauricio R Alfaro. Argenpress 12-08-2009.

http://www.argenpress.info/2009/08/el-fmln-visto-desde-los-acuerdos-de-paz.html

3. La nueva Suramrica. Ignacio Ramonet. Rebelin 07-04-2009.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=83457

4. IV CUMBRE CONTINENTAL DE LOS PUEBLOS INDIGENAS DEL ABYA YALA

http://www.ivcumbrecontinentalindigena.org/

5. Ms all de la Lucha de Clases: La Lucha Cultural de los Pueblos Originarios en la Izquierda Amplia. Osmn Jurez. Rebelin 17-09-2007.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=56303&titular=la-lucha-cultural-de-los-pueblos-originarios-en-la-izquierda-amplia-

6. Construyendo la Cosmovisin de la Izquierda Amplia. Osmn Jurez. Rebelin 19-03-2008.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=64804

Rebelin ha publicado este artculo a peticin expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter