Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-12-2009

Bienvenidos a los campos de exterminio de Gaza donde viven los nios palestinos

Wahida C. Valiante
Mediamonitor.net

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Tanta informacin ha aparecido ya en la prensa internacional y en Internet que podra parecer un ejercicio de redundancia ofrecer una perspectiva acerca de la tragedia sobrevenida el pasado ao sobre el pueblo de Gaza, especialmente sobre sus nios. Fue ciertamente una tragedia colosal y devastadora; los ataques israeles por mar, aire y tierra fueron los ms brutales que los habitantes de Gaza haban soportado nunca antes.

Las imgenes que fluyeron por las pantallas de televisin de todo el mundo mostraron un horripilante desfile de pequeos cadveres y nios heridos que eran cargados y descargados desde los maleteros de coches privados que les transportaban al nico hospital de Gaza que as poda denominarse.

Gentes con conciencia por todo el mundo se espantaron ante unas imgenes que traan hasta nuestras casas la magnitud de la muerte y destruccin desencadenadas por el brutal ataque israel contra nios y seres inocentes e indefensos que no tenan dnde escapar ni dnde esconderse. Aquella ltima orga de ataques areos e incursiones armadas de las fuerzas del ejrcito israel convirtieron la asediada y depauperada Franja en un infierno insoportable, literalmente en los Campos de la Muerte de Gaza.

En noviembre de 2000, el Globe and Mail public mi artculo Quines son las vctimas aqu?, en el que describa las condiciones de vida de los nios palestinos en la Franja de Gaza durante mi estancia en los territorios ocupados en 1999:

Qu triste, qu amargo, que lo que parece tan obvio para el resto del mundo escape a las mentes de los apologistas del estado terrorista de Israel!

Los nios representan ms de la mitad del milln cuatrocientas mil personas de la atestada Franja de Gaza y son las vctimas ms indefensas del asedio impuesto por Israel contra ese territorio. Las duras medidas de seguridad adoptadas por Israel tienen un enorme coste humanitario y la escueta realidad es que, bajo la ocupacin israel y a lo largo de treinta aos, una generacin entera de nios y jvenes palestinos viene sufriendo toda una letana de sucesos espantosos y traumatizantes. Adems de las demoliciones de casas casi diarias, han tenido que presenciar intimidaciones, humillacin, temor, inseguridad, pobreza, cierres y la amenazante presencia de los colonos armados.

Con todas su estructuras sociales sanitarias destruidas por el ejrcito israel, estos nios no han conocido jams la paz ni la seguridad ni la libertad para deambular sin obstculos por calles y lugares de recreo. Los nios de Gaza, al igual que sus padres, han de enfrentarse continuamente a la dureza que preside sus vidas; se les impide vivir en paz y seguridad, ir al colegio o hacer las cosas que componen el tejido diario social de la existencia de la mayor parte de la gente. Sus padres no han conocido la paz ni la estabilidad y no pueden siquiera soar con un futuro fructfero y seguro para sus nios y los nios que vengan detrs de ellos.

Incluso desde el moribundo acuerdo de paz de Oslo, han estado viviendo en inmensos campos de prisin. Ahora, encerrados y asediados en Gaza por un ejrcito israel que es precisamente uno de los ms poderosos del mundo, esos nios estn siendo atacados en su propia tierra, en sus propios hogares, sometidos al terror emocional, fsico, psicolgico y econmico por aire, mar y tierra. As es, en efecto, toda Gaza convertida en una zona de peligro donde se han demolido, bombardeado y atacado las casas de los nios, asesinndolos en su interior. A muchos otros nios se les asesin cuando iban a alguna parte con sus padres en el interior de un coche, mientras jugaban en las calles, mientras caminaban hacia la escuela, visitaban a algn amigo o incluso cuando se encontraban conversando en el interior de un refugio de las Naciones Unidas.

Imaginen siquiera el terror emocional y psicolgico experimentado por nios que crecen sabiendo que sus padres no pueden protegerles de las bombas de los helicpteros, de los misiles terrestres o de las balas de expertos francotiradores. Esos nios no tienen vas de escape, no tienen opciones, porque el ejrcito israel y los colonos invasores son los nicos que determinan a qu nio, a qu familia hay qu disparar; qu casas y qu rboles van a ser arrasados y arrancados; qu calle o avenida va a ser ocupada por los francotiradores. Sus derechos humanos bsicos se ven pisoteados por las deliberadas polticas del gobierno israel cuyas obscenas acciones les niegan a esos nios inocentes la educacin, la seguridad, la sanidad, el bienestar econmico y las distracciones de una vida normal.

Lawrence Davidson, en CounterPunch, subrayaba determinados aspectos de la obra de Franz Kafka que describen perfectamente la pesadilla padecida por los nios de Gaza:

De forma similar, los palestinos no pueden predecir nada. Las normas de Israel pueden cambiar de un da para otro sin aviso ni explicacin. Viven en un entorno arbitrario, adaptndose continuamente a unas circunstancias en las que no pueden influir y que van reduciendo cada vez ms el alcance de sus posibilidades. Nadie sabe realmente cuntos nios palestinos tendrn que volver a experimentar psicolgica y emocionalmente los horrores del conflicto a lo largo de sus vidas.

Pero, mientras el mundo presenciaba el asesinato y mutilacin organizados e implacables de estos nios palestinos, por parte de nuestro humano gobierno canadiense slo hubo un silencio ensordecedor [*]. Si el Primer Ministro Harper respetara tan en gran medida la dignidad de la vida humana como afirm durante su reciente visita a China, habra pedido hace mucho tiempo a Israel que cesara en la carnicera asesina de los nios de Gaza.

Durante mi estancia en los territorios ocupados, los palestinos me preguntaban a menudo por qu el mundo ignoraba sus sufrimientos y su derecho a la autodeterminacin. No supe qu responder. Pero hoy puedo decirles que no estn solos; que el mundo se siente indignado por lo que presenci en Gaza y por primera vez desde el establecimiento del Estado de Israel, un campaa internacional exigiendo sanciones contra Israel por sus innumerables violaciones del Derecho Internacional ha conseguido atraer con xito una inmensa atencin pblica y motivar el inicio de gran nmero de movilizaciones e iniciativas por todo el mundo (Michel Warschawski).

Por mucho que se quiera etiquetar de antisemitismo o de odiar a los judos a las personas de conciencia que critican la ocupacin israel, nada puede ya amordazar ese debate; es un debate que se va extendiendo por todo el planeta, sometiendo a Israel y su brutal ocupacin de los territorios palestinos a un inevitable escrutinio.

Cuando el polvo se asiente, la historia recordar que las atrocidades repetidamente cometidas por Israel contra los indefensos nios palestinos fue un punto decisivo en el largo calvario de la ocupacin de Palestina. Las cosas no pueden ser ya nunca las mismas en Palestina porque el mundo conoce cada vez mejor la verdad de la cruel agenda de Israel.

N. de la T.:

[*] La misma actitud podra aplicarse a la mayor parte de los gobiernos del mundo, con escasas y honrosas excepciones.

(Wahida Valiante es la presidenta nacional del Congreso Islmico Nacional del Canad. Es una consejera familiar jubilada que visit Palestina formando parte de un equipo mdico canadiense de investigacin. Mientras permanecieron all, el equipo visit campos de refugiados, centros de salud, hospitales, orfanatos, escuelas infantiles, organizaciones de beneficencia locales e internacionales y centros de refugios para mujeres, hablando extensamente con trabajadores sociales y familias palestinas).

Fuente: usa.mediamonitors.net/content/view/full/69794


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter