Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2009

El sbado del libro present tres volmenes sobre el Socialismo, el Mayo Francs y la Revolucin Cubana
Nada debe escapar al rasero de la reflexin comprometida

Jacqueline Laguardia Martnez
Rebelin


El Sbado del Libro vuelve a ser hoy, como costumbre ya es, una reunin de amigos. La presentacin de tres libros-cuadernos, frutos del esfuerzo de tres editoriales: Editorial de Ciencias Sociales, Instituto Cubano de Investigacin Cultural Juan Marinello y Ruth Casa Editorial, nos permite tal afirmacin. Nos (re)encontramos aqu autores, editores, correctores, traductores, diseadores, funcionarios, lectores y colaboradores varios, responsables todos y aqu una mencin especial a los trabajadores de las imprentas que reprodujeron estos libros- de que estos textos sean, se presenten, se difundan, se lean y contribuyan a la construccin de ese otro mundo; otro, mejor y posible pero difcil en su concepcin y an ms difcil en su materializacin.

Hablar por y desde ellos personas y textos es la responsabilidad que se me encomienda; propsito ambicioso, sobre todo, porque cada cuaderno merece y necesita individualizarse dentro de la serie que los ana y clasifica. Ms all de la extensin, de la novedad y hondura de los artculos incluidos, los temas centrales que los organizan despiertan dudas, anlisis y propuestas infinitas y valen, de seguro, varias maanas y tardes para pensarlos y actuarlos. Prefiero entonces dejarles con un repaso breve, un probarlos de pasada que impulse y ojal compulse a su lectura.

El primero de estos libros y no vean en este orden brida que obligue a los lectores discute sobre socialismo, la pluralidad de los paradigmas socialistas y su posibilidad cierta en el siglo xxi . Ya desde su introduccin se nos revela el espritu propio del cuaderno y se nos recuerda que el socialismo ha de afirmarse no solo como alternativa al capitalismo sino como alternativa a s mismo, pues la incapacidad probada del orden capitalista incapaz incluso de cumplir sus promesas fundacionales, para qu pensar siquiera en garantizar la sostenibilidad de la vida y el planeta no exime, sino que obliga a la crtica a las ideas y a las formas de la poltica y la accin alternativas, revolucionarias y socialistas. Esta invitacin es la que ofrece Autocrticas. Un dilogo al interior de la tradicin socialista, cuaderno que procura alejarse de tonos quejosos y que prefiere debatir sobre proyectos socialistas, diversos en su procedencia y propuestas y unnimes en el objetivo de un presente y futuro socialistas, emancipatorios, libertarios. Este nmero primero, que recoge las urgencias crticas de los aos que siguieron la frustracin de las esperanzas nacidas con la Revolucin de Octubre y la consolidacin imperialista bajo el liderazgo ms absoluto de los Estados Unidos, se asoma a las complejidades, la irracionalidad, los peligros y los desafos de nuestro tiempo. Desafos para el pensamiento crtico y para la praxis. Retos para reinventar el socialismo, continuamente.

El segundo cuaderno conmemora sucesos por algunos convenientemente olvidados. Su misin: rescatarlos, no solo para la memoria, sino para la accin transformadora. 68 francs, 40 mayos despus nos coloca ante la incgnita de una revolucin frustrada o inconclusa. Tal interrogante, que asalta desde las primeras pginas, es seguida oportunamente por un til consejo. Se nos advierte no intentar evaluaciones definitivas: no es esto lo ms importante, no en lo fundamental. Mejor resulta colocarnos ante la necesidad histrica que acompa la inesperada explosin social que gener aquella revuelta estudiantil y la magnitud con que trascendi sus propuestas iniciales. Lo que sucedi en Francia y otros lugares, cuatro dcadas atrs, no es ajeno a lo que vivimos hoy. La ola de reclamos de los explotados mantiene las mismas causas, por distante que se nos haga su manifestacin en el espacio y el tiempo.

Mayo del 68 no es solamente francs. Los hacedores del nmero decidieron, sin embargo, dedicarlo a Francia pues consideraron ms efectivo concentrarse en el escenario en el cual el movimiento mostr una progresin ms orgnica, con una participacin ms decidida de los trabajadores. Lo que sucedi en Francia ofrece el escenario ms acabado. Desde all es posible estudiar los elementos ms relevantes del ascenso, y los del fracaso. Obligados a regresar sobre los acontecimientos de aquel ao, una saludable frmula para comenzar la relectura resulta hacerlo desde el Mayo francs. Es esta la sugerencia que lanza este segundo cuaderno, que asoma a un perodo convulso y rico en experiencias y propuestas del pensamiento y la accin.

La tercera entrega, tambin de conmemoraciones, se dedic al cincuenta aniversario de la Revolucin Cubana. 1959: Una rebelin contra las oligarquas y los dogmas revolucionarios nace como homenaje a los sucesos que desembocaron en el triunfo revolucionario. Este cuaderno compila textos enfocados en la reconstruccin histrica de las fuerzas e ideas polticas que intervinieron en el proceso insurreccional. Aspira a contribuir a recolocar al socialismo cubano ante su tradicin nacional: intento que se antoja paradoja pero que no es ms que otra manera de contar la Revolucin: una historia de las ideas y las prcticas que la hicieron posible y de las vidas de los seres humanos que vivieron, lucharon y en muchos casos murieron por ella.

En el contexto de 1959, la polmica sobre el carcter de la ideologa revolucionaria no era una cuestin terica: buscaba interpretar el margen de lo aceptable dentro de esa Revolucin. Dos aos antes de declararse su carcter socialista el anticomunismo en Cuba tena gran fuerza, aunque desde los aos 30 diversas ideas del socialismo aparecieran en las formulaciones de casi todos los programas partidistas. Reconstruir el mapa ideolgico previo a 1959 nos descubre la genealoga del socialismo cubano, de sus fuentes y de las condiciones en que se fue dibujando su perfil hasta hoy. Este inters no es solo historiogrfico. Recuperar cuerpos de pensamiento, desarrollos que no llegaron a completarse, retomar la diversidad propia del pensamiento cubano cumple tambin funciones hacia el futuro. Vale para reconocer cmo las opciones posibles cuentan con tradicin, pensadores y experiencias de lucha para as vincular estas herencias con las necesidades de hoy.

El hecho revolucionario de 1959 encarn un movimiento de liberacin nacional orientado a la justicia social y fue una de las primeras revoluciones que fusion el anticolonialismo con el socialismo. La Revolucin cubana, que ya consigui expresar la viabilidad del Tercer Mundo, ha de estar a la vanguardia en la refundacin del socialismo, esfuerzo que necesita contar con las historias vividas, las tragedias y las hazaas. La Revolucin contribuy de modo decisivo a que la historia del siglo xx fuese mucho menos oprobiosa. Es responsable de continuar ese legado, de seguirlo desde la construccin socialista en el siglo xxi .

Sobre los tres cuadernos que hoy se presentan y los prximos a aparecer solo algunas palabras ms. Se reconocen publicaciones bajo el signo de la radicalidad revolucionaria, diferente de la radicalidad doctrinal. Rechazan exclusiones que marginen la experiencia social, la memoria de las luchas, la reflexin terica y el espritu de bsqueda en los caminos hacia el socialismo, del mismo modo que no ceden a propuestas que distancien de la ruta hacia un mundo signado por la seguridad, la justicia, la libertad y la equidad para todos los pueblos. Esta gua, en el pensamiento y la accin, identifica a su amplia red de colaboradores, la que esperamos mantener y aumentar.+

Es as que los cuadernos, plurales y diversos, no son una empresa imparcial o exenta de compromisos sociales. Proclaman desde su comienzo su sentido de amplitud, sin fronteras, pero sin ambigedades Surgidos en un momento muy especial en el umbral del desastre total o del parto de una nueva civilizacin no tienen la intencin de andar anunciando catastrofismos de tipo alguno, mas reconocer los desafos nos reafirman en la urgencia de ser y hacer, muchos y a la vez. Y es que tan universal debe aspirar a ser el proyecto en el que trabajamos como universal se ha tornado el mundo del capital que luchamos por superar. Nada de lo que ocurre puede sernos ajeno. Nada debe escapar al rasero de la reflexin comprometida, reflexin til para la accin, para la construccin, para la actividad de transformacin revolucionaria. Los cuadernos asocian su proyeccin, muy especialmente, a los movimientos sociales, y es su aspiracin mayor servir a un futuro donde todos tengan cabida. El desafo es enorme pues ese mundo, otro y posible, ha de pasar y vencer la nueva ofensiva imperialista. Las fuerzas reaccionarias tienen vasta experiencia en el ejercicio de poder y bien claros los esquemas de lo que quieren hacer con l, y montan sus estrategias con rapidez envidiable. El mrito tampoco es tanto pues son sus estrategias fciles de armar: barrer con todo lo que se les oponga. Y su reinstalacin, despus del conteo de los muertos, pocos o muchos, acaba por realizarse.

Para superar este presente, para vivir diferente, para hacer socialismo y para ser en socialismo est Ruth. Cuadernos de Pensamiento Crtico , que al igual que Ruth Casa Editorial se inspira en aquel pasaje bblico que invita a apreciar el significado de la solidaridad como virtud y el ncleo de valores que obliga a creer y a crear con coherencia, a decidir con lealtad y valenta, y a restituir al ser humano toda su dignidad. Por supuesto, la empresa que nos compromete necesita empeos muchos, mltiples y mayores. Pero es nuestra intencin contribuir, estar, participar. Y queremos que ustedes lo hagan con nosotros, y les agradecemos que estn hoy aqu. Desde ya les suponemos cmplices y les esperamos para subversiones por venir. Sintanse invitados permanentes, siempre que sueen y hagan por ese mundo socialista, otro, y por supuesto posible.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter