Portada :: Cultura :: Manuel Sacristn: 25 aos de su fallecimiento
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-12-2009

Rebelin abre un apartado dedicado a la obra del filsofo marxista Manuel Sacristn
Manuel Sacristn Luzn (1925-1985), veinticinco aos despus

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


De regreso a su casa de la Diagonal barcelonesa, pocos minutos despus de haber finalizado una sesin de dilisis en un dispensario de la sanidad pblica cercano a su domicilio, un infarto seg la vida de Manuel Sacristn Luzn el 27 de agosto de 1985. Haba nacido 60 aos antes en la ciudad resistente, en la capital republicana, en aquel Madrid del que hablaba con nostalgia en una conferencia clandestina impartida en 1983 a militantes revolucionarios mexicanos y latinoamericanos al sur de la Ciudad de Mxico [1], durante el curso acadmico que imparti en la Universidad Nacional Autnoma de Mxico, un pas amigo, cuya cultura y lengua le interes desde joven, donde viva desde 1939 la familia exiliada del hermano socialista de su padre.

En 2010, veinticinco aos despus de su fallecimiento, recordaremos la figura y la obra del que, en opinin de muchos, Jess Mostern entre ellos, ha sido el ms grande filsofo hispnico de su generacin. No slo eso desde luego. Sacristn fue, en diferentes momentos de su vida, un crtico literario y teatral de referencia; un miembro destacado del consejo de redaccin de revistas inolvidables como Laye, Materiales o mientras tanto; un profesor universitario como pocos que fue expulsado de la Universidad en 1965 por motivos polticos y a la que tan slo pudo reincorporarse de forma no espordica en 1976; una figura clave en la consolidacin de la lgica en Espaa, al que se le neg en 1962 -la decisin est en el amplio y destacado currculum del Opus Dei- la ctedra de lgica de la Universidad de Valencia; un traductor autoexplotado, unas 30.000 pginas vertidas del griego, alemn, ingls, francs, italiano y cataln estn en su incansable hacer; un metodlogo competente, informado y abierto a novedades documentadas; un filsofo de una pieza que no comulg con las concepciones tradicionales del filosofar; un conocedor como pocos de las corrientes destacadas de la epistemologa contempornea; un estudioso de las ciencias sociales y naturales; un marxista singular, contra corriente, ortodoxo en su heterodoxia, en estado de revisin permanente, interesado por Marx, Engels, Lenin y Lukcs pero tambin por Gramsci, Labriola, Luxembourg, Dutschke, Korsch, Zeleny o Harich, por ejemplo, y, sobre todo y ante todo, un revolucionario que, junto a muchos otros y otras, luch arriesgadamente contra la dictadura militar-nacional-catlica y por la irrupcin de una sociedad de orientacin y valores socialistas, en equilibrio con la Naturaleza (a la que nunca observ idlicamente y con flores impolutas en los ojos), ajena, por lo dems, a todo tipo de desigualdad, explotacin e injusticia. Son suyas esta palabras, tan actuales, de la Carta de Redaccin del primer nmero de mientras tanto [2]:

Rebelin pretende sumarse al recuerdo de su figura, un recuerdo que no quiere cultivar la nostalgia sino, ms bien, evitar que habite el olvido en una obra que merece ser considerada, sin exageracin ni papanatismos, una aportacin clsica, que nadie debe apropiarse y que merece ser leda siempre y no estar de moda nunca, como l mismo dijera refirindose a las aportaciones de su admirado Antonio Gramsci.

Rebelin abrir en la seccin Cultura un apartado especial dedicado a la obra de Sacristn, abierto a todas las personas que quieren contribuir con artculos y aportaciones.

Rebelin ha pensado editar a lo largo de 2010 en la seccin libros-libres seis libros dedicados a su obra. Entre ellos, un estudio sobre su relacin con el poeta Jos M Valverde; El legado de un maestro, el libro que edit la FIM con las comunicaciones y ponencias del encuentro celebrada en Barcelona en 2005, veinte aos despus de su fallecimiento, y Del pensar, del vivir, del hacer, el volumen que acompa a los extraordinarios documentales realizados y dirigidos por Xavier Juncosa, pelculas que El Viejo Topo edit a principios de 2007 junto con el audio de cinco de sus conferencias ms recordadas (Este ltimo volumen aparecer maana mismo, 1 de enero de 2010, en las pginas de rebelin).

Adems de ello, rebelin tiene la intencin de editar semanalmente un artculo de divulgacin sobre su vida y los numerosos registros de su polidrica obra para aproximarse paulatinamente a algunas de sus aportaciones centrales, poniendo nfasis especial en los aspectos y aristas menos conocidos o menos desarrollados.

Por ltimo, rebelin intentar buscar y editar materiales del propio Sacristn que ya cuelgan en diferentes pginas. Sin duda, la lectura de sus escritos es la mejor forma de adentrarse en un pensamiento que, como l dijera refirindose a Marx y a la tradicin, tena la decencia, intelectual y politica, de estar en crisis permanente.

Carl Sagan, un cientfico-filsofo al que Sacristn si no ando errado no cit en ninguna ocasin, apunt una interesante reflexin sobre un delicado y difcil equilibrio [3]:

Sacristn supo transitar por ese difcil sendero: mostrando una gran apertura de miras hacia las nuevas ideas y escrutando crticamente de manera incansable el fundamento de las nuevas y viejas conjeturas, tambin de las propias claro est. Fueran esas acaso dos de las las seas de identidad ms destacables de un filsofo marxista revolucionario que no claudic nunca en el combate milenario contra los, como l mismo los denomin, descreadores de la Tierra. Ni el amor al conocimiento ni la indignacin (y combate) ante el mal social estuvieran alejados de un filosofar que nunca aspir a tomar asiento definitivo ni a ser fcil presa de los poderosos.

PS: Admitiendo que toda recomendacin es arriesgada y difcilmente compartible en todos sus vrtices, me permito sugerir a ciudadanos y ciudadanas que no hayan transitado hasta ahora la obra de Sacristn tres lecturas esenciales, si se concede el uso de un trmino muy del gusto de Samuel Kripke y de S. Jay Gould. En primer lugar, un libro editado por Juan Ramn Capella en 1987, que el diario Pblico ha reeditado recientemente: Pacifismo, ecologismo y poltica alternativa, Icaria-Pblico (coleccin Pensamiento crtico), Madrid, 2009, donde adems de sabrosas notas editoriales sobre la transicin-transaccin poltica espaola, aproximaciones poltico-filosficas no inactuales a diversos asuntos del ecologismo poltico y el antimilitarismo, puede leerse el que fuera su ltimo escrito largo: su presentacin al undcimo cuaderno de la crcel de Antonio Gramsci, el revolucionario sardo sobre el que escribiera aos atrs un magnfico texto interrumpido: El orden y el tiempo (Trotta, Madrid, 1998, edicin de Albert Domingo Curto); en segundo lugar, un amplio conjunto de entrevistas recogidas con el ttulo De la primavera de Praga al marxismo ecologista. Entrevistas a Manuel Sacristn, Los Libros de la Catarata, Madrid, 2004, entre las que destacan las conversaciones con Gabriel Vargas para Dialctica (1983), con Jos M Mohedano sobre la primavera praguense para Cuadernos para el dilogo (1969) y con Jordi Guiu y Antoni Munn para El Viejo Topo (1978). Por ltimo, un libro de reciente aparicin: Sobre dialctica, El Viejo Topo, 2009 (prlogo de Miguel Candel, eplogo de Flix Ovejero Lucas y nota final de Manuel Monlen Pradas), centrado en uno de los temas filosficos ms y mejor tratados por el autor de Introduccin a la lgica y al anlisis formal, lectura esta ltima que acaso podra complementarse con Manuel Sacristn, Seis conferencias. Sobre la tradicin marxista y los nuevos problemas, El Viejo Topo, Barcelona, 2005, volumen que cuenta con un prlogo, imprescindible en mi opinin, del que fuera su alumno, discpulo, amigo y compaero de lucha Francisco Fernndez Buey.

Notas:

[1] M. Sacristn, , La situacin del movimiento obrero y de los partidos de izquierda en la Europa Occidental, Seis conferencias, El Viejo Topo, Barcelona, 2005, pp. 95-114.

[2] Puede verse ahora en M. Sacristn, Pacifismo, ecologismo y poltica alternativa, Icaria-Pblico, Madrid, 2009, p. 51.

[3] Tomo la cita de: 3ormand Baillargeon, Curso de autodefensa intelectual, Ares y Mares (Crtica), Barcelona, 2007, pp. 297-298 (traduccin de Francisco Carbajo Molina).



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter