Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-01-2010

La reforma hoy posible

Juan Francisco Martn Seco
Pblico


Obama quizs haya pensado que haba sido un bonito regalo de Navidad. El Senado norteamericano ha dado luz verde a la reforma sanitaria. Bien es verdad que con notables recortes sobre el diseo original; pero mejor es eso que nada y Obama, adems de soador, es pragmtico. A pesar de los pesares, el salto es gigantesco y en el camino ha tenido que librar mltiples obstculos. La oposicin del Partido Republicano ha sido frontal, el descontento dentro de los demcratas notorio, y sobre todo encarnizada la batalla presentada por el lobby de la industria farmacutica, las compaas aseguradoras y el sector sanitario, que han promovido en la opinin pblica una gigantesca campaa en contra de la reforma hasta el extremo de erosionar de forma significativa la popularidad del presidente.

Los datos son de sobra conocidos. Una de las lacras histricas de la poltica norteamericana estriba en carecer de un sistema sanitario universal. A pesar de ser uno de los pases que ms recursos dedica a esta finalidad (un 19% del PIB, el doble que la media de la OCDE), un 15% de la poblacin (47 millones de norteamericanos) no disfruta de prestacin sanitaria alguna y una parte importante del resto cuenta nicamente con una cobertura parcial e incompleta. Aunque el Estado aporta mediante los dos sistemas Medicaid y Medicare casi la mitad de los recursos, la gestin es en su totalidad privada. Y es precisamente en esta gestin privada donde puede radicar el problema.

Si algo ha dejado patente el sistema sanitario norteamericano es lo infundado de la supremaca del sector privado sobre el pblico a la hora de administrar determinados servicios. Someter la asistencia sanitaria a la lgica del mercado y del mximo beneficio puede, sin duda, llenar los bolsillos de algunos colectivos, pero resulta ineficaz en la asignacin de los recursos para conseguir la primera finalidad: mantener la salud de la poblacin. Fijndonos tan slo en los ltimos aos, desde 2001, las primas de seguros han crecido un 78%, mientras que el incremento de los salarios se ha limitado al 19%. El coste de asegurar anualmente a una familia media en Estados Unidos puede situarse alrededor de 6.000 euros. Todo ello debera servir de aviso a pases como Espaa, con una sanidad pblica bastante aceptable, para desechar tentaciones privatizadoras como las de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

La nueva reforma pretende evitar una de las principales corruptelas que el sistema permita y, as, impide que las compaas puedan rechazar a un paciente por condiciones mdicas preexistentes, o bien que puedan subir las cuotas a aquellos asegurados que contraigan una enfermedad grave. Sin embargo, el cedazo del Senado no ha permitido la creacin de un seguro pblico que compitiera con las aseguradoras privadas. La gestin seguir siendo privada en su conjunto y resultar, por tanto, muy difcil que los precios se reduzcan y con toda probabilidad el coste de la reforma recaer sobre los contribuyentes, lejos de financiarse mediante la reduccin de mrgenes de las empresas privadas y de los profesionales.

Fuente: http://blogs.publico.es/delconsejoeditorial/422/la-reforma-hoy-posible/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter