Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-01-2010

Reforma por arriba y revolucin por abajo

Pepe Burgos
Rebelin


A modo de resumen hay dos bloques polticos neoliberales que se disputan el poder en Chile: La Concertacin Democrtica y La Alianza por Chile. La Concertacin se desmorona luego de 20 aos de gobierno, Marcos Enrquez y Jorge Arrate se desprenden del Partido Socialista en el 2009 como resultado de la falta de primaria en la Concertacin y encabezan dos bloques que levantan candidaturas independientes que implica la divisin de la Concertacin en 3 candidatos a la presidencia en la primera vuelta. Marcos Enrquez arrebata el 20 por ciento de los votos a la coalicin gubernamental, generando un conflicto de altas proporciones, la Concertacin comienza a se desmoronarse. Inslito espectculo frente al multimillonario Sebastin Piera que representa a una derecha monoltica que esta vez exige todo el poder.

Ante esta coyuntura la ms confundida es la izquierda que esta fuera de la Concertacin quien falta de propuesta se divide en dos posturas: una que llama a votar por el mal menor que implica ser el candidato de la Concertacin Eduardo Frei y los otros izquierdistas llaman a votar nulo, que es equivalente hacer un llamado a la neutralidad ante dos males. La reflexin ante la coyuntura un revolucionario nunca puede ser neutra l ante un escenario poltico . Cuando se tiene objetivos estrategicos claros no da lo mismo quin gobierne: No es lo mismo un gobierno socialdemcrata presionado desde la izquierda con programas de reformas profundas, que un gobierno derechista reaccionario anti-reformas.

EL SILENCIO DE MEO

La primera semana de Enero del presente ao se dio a conocer la creacin del nuevo partido de Marco Enrquez, an sin nombre, pero queda claro que la jefatura de este nuevo referente descansa en las figuras del MIR empresa, Max Marambio, Pascal Allende, Carlos Ominami, quienes proyectan la figura del nuevo Mesas que saca provecho de ser hijo de Miguel Enrquez para proyectarse como el nuevo lder. MEO como se conoce en el ambiente poltico guarda un silencio neutral ante el dilema de convocar a votar por la concertacin o la derecha, dicho silencio tiene que ver con la estrategia montada por su equipo de operadores polticos: que implica la proyeccin del lder que da un paso al lado con respecto a la segunda vuelta con su silencio se deja querer, causa expectativas. Presiona a los partidos de la concertacin para que haya un recambio de las dirigencias, generando al interior de estas una verdadera crisis de legitimidad de las dirigencias con el resultado de la negativa a bajarse de la presidencia de Camilo Escalona.

Todo indica que la estrategia de los operadores polticos que estn detrs de MEO, tienen framente todo calculado y ante estas dos opciones presidenciales le favorece mas el triunfo del derechista Piera y al quiebre definitivo de la Concertacin, pareciera ser el escenario mas conveniente para sus propsitos. Una vez instalado Piera en el gobierno ubicarse en la oposicin a este y disputar los sectores descontentos de la Concertacin y proyectar el nuevo partido del meismo que levanta la candidatura presidencial del 2014.

Todo indica que MEO tiene por objetivo poltico quebrar a la Concertacin. Su silencio no es neutral, es un silencio cmplice y coludido con la derecha ya que permite el triunfo de Piera en pos de sus intereses mezquinos... Es una clara operacin politica de alta envergadura diseada por los maquiavlicos cerebros de los polticos del MIR empresa que pretenden sacar provecho del triunfo de la derecha.

A LA SOMBRA DEL IMPERIO

Hay que tener presente que si triunfa Sebastin Piera, el imperialismo Yanky ganara un nuevo aliado en Amrica latina y Piera har una dupla reaccionaria en el cono sudamericano con lvaro Uribe de Colombia que invita a los Yankys a instalar bases Militares. A este bloque de derecha se suma Alan Garca del Per. Y los golpistas de Honduras. Este bloque reaccionario har todo lo posible por desestabilizar a los gobiernos progresistas de izquierda como Hugo Chvez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, Pepe Mjica en Uruguay, Rafael Correa en Ecuador, Daniel Ortega en Nicaragua, Fernando Lugo en Paraguay.

El sector Tercerista Socialdemcrata en Amrica Latina que representa los gobiernos duros de la socialdemocracia representados en Cristina Fernndez de Kichner de Argentina, Lula da Silva de Brasil, Mauricio Funes de El Salvador son tentados y disputados por dos tipos de demonios imperiales: la Socialdemocracia Europea que representa la Unin Europea y el partido demcrata de EE.UU liderado por Obama.

No da lo mismo un gobierno de Eduardo Frei en el contexto latinoamericano que un derechista Sebastin Piera, los escenarios polticos sern completamente diferentes, visto esto desde una visin antiimperialista.

Quin pierde quin gana

En terminos locales la lucha por convocar a una asamblea constituyente, perder toda posibilidad de materializarse en Chile si gana la presidencia el derechista Sebastin Piera, jams podrn materializarse reformas progresistas con la derecha. Se perdern las propuestas con respecto a la nacionalizacin del agua, del cobre. El escenario ser muy distinto al de Frei. No da lo mismo un presidente que otro, los escenarios polticos necesariamente sern diferentes. Solo da lo mismo cuando no se posee una plataforma de lucha y se cae en la consigna facil descontextualizada de la realidad concreta. Rosa Luxemburgo planteaba en su libro reforma o revolucion, que haba que estar a favor de la reforma como tctica politica de acumulacin de fuerzas, pero inserta en el camino estratgico de la revolucin.

Miguel Enrquez lder del MIR ante el gobierno de Salvador Allende desarrollo la estrategia que planteaba reformas por arriba y revolucion por abajo, instalo el camino de los cambios profundos por abajo. Situndose a la izquierda de Allende, pero no en contra del gobierno popular. Con el paso de casi 40 aos se ha hecho una lectura deformada, caricaturizada de la figura de Miguel Enriquez, entendindose como una dicotoma: reforma o revolucin como dos polos opuestos que se rechazaban mutuamente. La contradiccin fundamental del perodo era con la derecha fascista que preparaba el golpe de estado y no la contradiccin intra-izquierda que a lo sumo fue una contradiccin secundaria que implicaba profundizar las reformas bajo un camino revolucionario. Pero el MIR en el perodo de Allende no era anti-reformas si se utilizo un discurso peyorativo en quienes quisieron hacer de las reformas una lnea politica reformista, pensando que solo bastaba la reforma por arriba para producir los cambios.

Volviendo a los tiempos actuales resulta negativo oponerse a las reformas progresista y acabar con las leyes de amarre heredadas de los primeros aos de la Concertacin. La democratizacin pendiente como la asamblea constituyente es una lucha legitima pero esta no debe descansar en la cpula politica, por arriba. La asamblea constituyente hay que instalarla en los sindicatos, en las poblaciones, liceos, universidades, en el campo en los trabajadores temporeros, en los mineros del norte. Instalar un camino de revolucion por abajo, levantando las banderas de la reforma profunda, construyendo poder popular en los territorios populares.

Sintetizando sea como fuere gane Frei o Piera ellos ganaran para su respectivo bloque de poder. La izquierda enfrentara un camino de lucha para exigir las reformas profundas y eso solo ser posible en un camino de unidad, con objetivos claros y concreto llamando a la unidad de la izquierda con un propsito claro anticapitalista, anti oligrquico y de poder popular, pero como condicin hay que instalarse en las bases sociales. Los que tienen que votar por el mal menor, que voten como lo dictamina su conciencia, los que no se inscribieron, los que votaron nulo o blanco, que esta vez no se contenten solo con el voto boicot o voto castigo ya que se volver como un boomerang en contra nuestra si luego se retiren a sus casas, para dejar el destino poltico en las manos de los mismos polticos que rechaza el voto nulo. Hay que se organizarse, hay que construir protagonismo popular en la base social para recuperar el espacio perdido.

Reforma por arriba y revolucin por abajo.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter