Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-01-2010

Las estrechas relaciones entre la Mafia y el partido Forza Italia de Silvio Berlusconi

Marcelino Cotilla Vaca
Rebelin


En los ltimos meses diferentes sentencias judiciales que el mismo Berlusconi se encarga de deslegitimar, por ms que se trate de sentencias con nutridas bases de pruebas irrefutables- revalidan la tesis del pacto de la Mafia con el Estado italiano, en concreto con su partido, desde antes incluso de los atentados con los coches bomba que asesinaron, con un intervalo de pocos meses, a los dos superjueces antimafia Falcone y Borsellino.

En este momento existe una sentencia en firme de 2004, validada ya ante el Tribunal de Apelaciones (aunque falta su paso por un segundo tribunal de apelaciones, trmite desacostumbrado en cualquier otra democracia europea), que condena a nueve aos de crcel por participacin externa en asociacin mafiosa a Marcello DellUtri, fundador del partido Forza Italia de Berlusconi, adems de ex miembro del Opus Dei y amigo personal de Berlusconi y de su familia. Las razones de esta condena (insistimos, an por validar) y las pruebas que la avalan son numerosas.

Se halla demostrado el hecho de que DellUtri mantuviera contactos habituales con los ms poderosos jefes mafiosos sicilianos [i]. En 1974, Cin, uno de estos, organiz un encuentro en Miln entre DellUtri, Berlusconi y uno de los ms peligrosos jefes mafiosos de la historia italiana, Stefano Bontate, reunin en la que se habl de negocios, concesiones de obras privadas y pblicas [ii].

Las relaciones entre los principales dirigentes de Forza Italia , hoy con altos cargos en el gobierno del pas, con los negocios inmobiliarios de la Mafia siciliana son un hecho demostrado y reiterado a lo largo de muchos aos. As, por ejemplo, Renato Schifani presidente actual del Senado italiano, fue el abogado defensor del jefe mafioso que construy un edificio abusivo en Piazza Leoni de Palermo, edificio donde durante aos se escondieron de la justicia numerosos jefes mafiosos de primera lnea y de donde, al parecer, habra salido el coche bomba directo a via dAmelio, donde muri asesinado el juez Borsellino con varios miembros de su escolta [iii].

En las sentencias judiciales se reconoce tambin que, antes de que DellUtri fundara el partido de Berlusconi, haba mantenido ya relaciones con los temibles jefes del barrio de Brancaccio de Palermo, los hermanos Graviano, condenados en primer grado a cadena perpetua por los atentados contra el juez Borsellino en 1992 y por las bombas de Florencia, Roma y Miln en 1994. Las relaciones con el mundo criminal-empresarial de los hermanos Graviano han sido demostradas recientemente con datos en la mano por Peter Gmez y Marco Lillo [iv]. Estas relaciones arrancan de principios de los aos noventa, cuando DellUtri se hace mediador, segn los jueces, entre los intereses de Cosa Nostra y los del grupo financiero Fininvest, propiedad de la familia Berlusconi. Las relaciones se consideran demostradas y reiteradas en los aos [v]. Segn el diario La Repubblica , que se basa en sentencias judiciales, un importante patrimonio de las inversiones iniciales de Fininvest resultan de procedencia dudosa y la misma familia Graviano ha dado entender que tiene un as debajo de la manga en el control del poderoso holding berlusconiano [vi].

La temible familia Graviano posey por lo dems relaciones fluidas con otros numerosos miembros del partido de Berlusconi, algunos de ellos diputados en el parlamento actual, como demuestran numerosas llamadas telefnicas, dadas por ciertas por los jueces [vii].

Por si fuera poco, est tambin demostrado y reconocido por el propio Berlusconi y por Marcello DellUtri que ste hizo llegar desde Palermo a la mismsima casa de Silvio Berlusconi, en Arcore (Lombarda), a Vittorio Mangano, un jefe mafioso de especial estampa criminal segn los jueces antimafia y que, siempre segn stos, habra llegado all para defender a la familia Berlusconi, aunque el presidente italiano siempre ha hablado del encargo de capataz de caballos que el jefe mafioso habra desempeado [viii]. No obstante, el juez Borsellino, poco antes de ser asesinado, haba identificado a Mangano como uno de los elementos clave de la mafia en el norte de Italia, as como del narcotrfico: de hecho, en las palabras en clave de la mafia, y siempre segn el juez Borsellino el trmino caballos se refera en realidad a la droga [ix]. Si hacemos caso a Borsellino, DellUtri y Mangano habran hablado, pues, por telfono de trfico de drogas y no del encargo de cuidador de caballos, ms cuando est demostrado que el jefe mafioso no entenda nada de caballos.

Algunos arrepentidos mafiosos como Tot Cancemi consideran que justamente la casa de Berlusconi habra servido como foco de encuentro entre distintos jefes mafiosos de la poca. Vittorio Mangano, residente con su familia en la casa de Berlusconi, segn el propio Berlusconi, haba sido condenado ya por mafia y extorsin y luego lo sera tambin por secuestro de personas, trfico de drogas y por tres asesinatos demostrados (dos de ellos como autor material) y cumplira penas de prisin hasta su muerte. Recientemente DellUtri, al referirse al silencio mantenido por Mangano en la crcel cuando ste fue interrogado acerca de las actividades de Arcore, ha catalogado a este jefe mafioso como un amigo y un hroe, palabras que ha refrendado el mismo Berlusconi [x].

Cuando hace slo dos meses, otro arrepentido mafioso, Gasparre Spatuzza, implicado en los asesinatos de los jueces antimafia, as como de una treintena ms de asesinatos, a las rdenes de los hermanos Graviano (Filippo y Giuseppe), ha considerado que stos le hablaron de los pactos que la mafia estaba llevando a cabo con importantes hombres del mundo empresarial del norte italiano, DellUtri y Berlusconi en primer lugar [xi], DellUtri ha considerado que tales confesiones no tienen fundamento y ha catalogado de miserable a Spatuzza.

DellUtri demuestra que es ms loable la ley implcita de la costumbre mafiosa, la ley del silencio, llamada omert , que demostr un no arrepentido como Mangano (y que merece segn l el calificativo de hroe ) que la colaboracin con la justicia de Spatuzza (a quien no hay que hacer caso porque sera un indeseable).

Para corroborar las tesis del arrepentido Spatuzza los jueces consultaron en diciembre a los jefes no arrepentidos Filippo y Giuseppe Graviano, a quienes Spatuzza considera an hoy hermanos del alma, adems de sus inmediatos jefes. Filippo neg conocer a DellUtri [xii]. Inmeditamente DellUtri declar al noticiario de SKY que Filippo (no lo olvidemos: jefe mafioso condenado en primer grado) era una persona seria [xiii]. Por su parte, en un primer momento, Giuseppe declin confesar, aquejado del rgimen carcelario cerrado al que se hallaba sometido gracias a la ley 41bis introducida en su da por el juez Falcone. Pese a ello, advirti de que cuando pudiera, informara al tribunal visto que ese rgimen no se le denegaba. La sombra de la extorsin hacia el poder se hallaba de nuevo presente [xiv].

Curiosamente, das despus el Tribunal de Apelaciones de Palermo retir el rgimen carcelario a Giuseppe Graviano, quien despus se neg a corroborar las tesis de Spatuzza que implicaran a DellUtri y Berlusconi. Imaginamos que a este punto que tambin Giuseppe, otro terrible asesino en serie y jefe mafioso, debe de ser una persona seria a los ojos del fundador de Forza Italia.

Tales cuestiones no se delucidan slo a travs de las declaraciones de un arrepentido mafioso (adems de "serial killer") como Spatuzza. Como aseguran Gmez y Travaglio, en la condena en firme al cofundador de Forza Italia se halla tambin muy detallado el sistema de relaciones entre la Mafia y Silvio Berlusconi.

Hace slo 48 horas la sombra de los Graviano volvi a amenazar de muerte a los jueces antimafia. Segn la polica cientfica hay un nuevo plan magnicida para asesinar a jueces como a principios de los noventa [xv]. As informa Il Fatto Quotidiano, un peridico de tirada escasa y poco distribuido, uno de los pocos medios informativos que nos mantiene informado sobre noticias tan tristes en este pas de censuras en donde la mayora gira la cabeza o la orienta hacia los noticieros de la televisin de estado, perdidos entre gossip y recetas de cocina al amparo del control, cmo no, del propio Silvio Berlusconi.

Marcelino Cotilla Vaca es profesor de lengua y lingstica de la Universidad de Miln

[i] Travaglio, M.: Spatuzza, il penultimo a parlare, http://www.beppegrillo.it/2009/12/passaparola_lun_48.html#_pp3

[ii] Gmez, Peter y Travaglio, M., Berlusconi e DellUtri: quei summit con i capimafia, Il Fatto Quotidiano , 9-12-2009, http://ia341326.us.archive.org/3/items/DossierSpatuzza09_12/ILFT20091209-dossier-spatuzza.pdf

[iii] Lillo, M., Schifani e la casa de la mafia, Il Fatto Quotidiano , 20 de noviembre de 2009.

[iv] Gmez, Peter y Lillo, M., Gli affari utili tra DellUtri e amici dei Graviano, Il Fatto Quotidiano , 12 de diciembre de 2009, http://antefatto.ilcannocchiale.it/glamware/blogs/blog.aspx?id_blog=96578&id_blogdoc=2398900&yy=2009&mm=12&dd=12&title=gli_affari_utili_tra_dellutri

[v] Bolzoni, A. y DAvanzo, G., Mafia, perch i pentiti accusano Berlusconi, La Repubblica , 27 dc noviembre de 2009, http://www.repubblica.it/2009/10/sezioni/cronaca/mafia-10/resa-conti/resa-conti.html

[vi] Ma quella zona grigia c nella sentenza del tribunale, La Repubblica , 30 de noviembre de 2009, p. 4.

[vii] Montolli, E., Il caso Genchi. Storia di unuomo in balia dello Stato , Roma, Aliberti Editore, 2009, p. 211 y ss.

[viii] La demostracin de que las palabras de Berlusconi, vertidas en un mitin y retransmitidas en el canal RAI Internacional, son falsas e incompletas queda demostrado a travs de los razonamientos aducidos por Marco Travaglio, basados de nuevo en pruebas procesuales, en el programa de la RAI 2 Anno Zero del 4 de abril de 2008. Vase en http://www.youtube.com/watch?v=gLjOt_g7RZs

[ix] http://digilander.libero.it/inmemoria/borsellino_parla_di_mangano.htm

[x] La Repubblica, 30 de noviembre de 2009, p. 4.

[xi] La Repubblica, 5 de diciembre de 2009, pp. 1- 7.

[xii] Talenti, Matteo, DellUtri: Graviano nega. Il fratello non risponde, Oltr, 12 de diciembre de 2009, http://www.oltrequotidiano.com/altri-mondi/processo-dellutri-graviano-negail-fratello-gaspare-non-risponde

[xiii] http://tg24.sky.it/tg24/cronaca/2009/12/11/dellutri_graviano_mi_pare_una_persona_seria.html

[xiv] La Repubblica di Palermo, 1 de enero de 2010, http://palermo.repubblica.it/dettaglio/graviano-il-padrino-che-lancia-segnali-dal-41-bis/1818114

[xv] Lo Bianoo, G. y Rizza, S., Unautobomba peri l procuratore di Caltanissetta. Da Cosa Nostra torna il pericolo stragista, Il Fatto Quotidiano, 18 de enero de 2010, p. 4.

Rebelin ha publicado este artculo a peticin expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter