Portada :: Mundo :: Tsunami en Asia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-01-2005

El deterioro macroeconmico parece ser ms limitado porque en gran medida los centros urbanos, industriales y financieros resultaron indemnes
Recuento de daos tras los tsunamis

Economist Intelligence Unit /The Economist /La Jornada


La reconstruccin despus de los tsunamis que flagelaron las reas costeras del sur y el sureste de Asia el 26 de diciembre pasado y mataron a decenas de miles de personas ser una empresa enorme y costosa, una pesada carga para los recursos de emergencia de los gobiernos de la regin. Si bien es probable que el dao macroeconmico a largo plazo sea ms limitado -sobre todo porque los principales centros urbanos, financieros e industriales resultaron indemnes en gran medida-, a corto plazo ocurrirn significativas perturbaciones. Organizar la ayuda representar tambin una prueba poltica para algunos gobiernos asiticos.

Cuantificar el impacto econmico y financiero de un desastre natural tan grande es difcil, y ms porque por un tiempo no se conocer la extensin total del dao. Las olas creadas por el maremoto submarino -el ms grande en 40 aos en el planeta- causaron dao extenso en regiones costeras subdesarrolladas, como la provincia de Aceh, en la punta norte de la isla indonesia de Sumatra, y en las islas Andamn y Nicobar del ocano Indico, que pertenecen a India. Las comunicaciones en esas reas se han interrumpido, por lo cual es probable que las estimaciones de vctimas y dao infraestructural continen variando -y elevndose- por un tiempo.

El costo humano, sin duda, ser severo. Es probable que se rebasen los clculos actuales de muertes en todas las naciones afectadas, los cuales ascienden a 165 mil.

En cuanto al costo financiero, apenas comienzan a divulgarse estimaciones. El presidente de Sri Lanka, Chandrika Kumaratunga, ha dicho que reconstruir la infraestructura del pas costar alrededor de mil mdd. En Tailandia los clculos de prdidas en ingresos tursticos fluctan entre 800 mil y 2 mil mdd, y eso que esa nacin fue mucho menos golpeada que Sri Lanka, Indonesia o India.

Por lo regular los desastres naturales no tienen consecuencias severas a largo plazo en trminos macroeconmicos. De hecho, los esfuerzos de reconstruccin a menudo equilibran la reduccin en otras actividades econmicas, como la venta al menudeo y el consumo, y las prdidas surgen de la destruccin de negocios y propiedades. Si bien la escala del desastre reciente implica que las economas locales requerirn ms tiempo para repuntar -sobre todo en zonas aisladas-, el impacto en el crecimiento de los PIB nacionales probablemente sea limitado en la mayora de los casos, sobre todo en pases grandes como India e Indonesia. Las actividades industriales y financieras continuarn con normalidad; por ejemplo, aun cuando la catstrofe afect la lnea costera en los alrededores de la ciudad portuaria de Chennai, en el sureste de India, los informes disponibles a la fecha sugieren que el dao a la infraestructura industrial y portuaria ha sido limitado. Asimismo se informa que el puerto de Colombo, en Sri Lanka, ha reanudado operaciones.

Es probable que el apoyo de emergencia y la reconstruccin incrementen la carga fiscal de los presupuestos locales y nacionales de los pases en cuestin, si bien an es incierto en qu medida esto representar un costo inmanejable. El hecho de que, segn se cree, aseguradoras internacionales hayan protegido relativamente pocos activos en las zonas afectadas debe amenguar cualquier impacto en los mercados financieros globales. Esto, sin embargo, incrementar los costos de reconstruccin que tendrn que afrontar directamente empresas y gobiernos en los pases afectados. Los flujos de ayuda contrarrestarn esos costos hasta cierto grado -se han comprometido hasta ahora unos 560 mdd-, pero es probable que la amplia distribucin geogrfica de la devastacin restrinja el socorro a las zonas que ms lo necesitan, con el resultado de que otras regiones tendrn que sufragar los costos por s mismas.

Uno de los principales factores de mitigacin de un desastre natural de esta magnitud es la probabilidad de que sea visto como un evento singular, algo que ocurre una sola vez y no es probable que se repita en el futuro cercano. En este sentido, no es de esperarse que el desastre -si bien mucho ms devastador en trminos de dao inmediato que cualquier ataque terrorista- tenga un impacto prolongado en los sentimientos como el que tuvieron los ataques con bomba perpetrados en Bali en octubre de 2002 o el brote de neumona atpica (SARS, por sus siglas en ingls) a mediados de 2003. Los ataques en Bali incrementaron los temores sobre la seguridad en el resto de Indonesia, en tanto el SARS perturb los viajes y la actividad econmica en toda Asia por el miedo de que se extendiera la enfermedad respiratoria. En contraste, el dao de los tsunamis, aunque extenso, permanecer ''contenido'', es decir, limitado a las zonas inmediatamente afectadas, con poca o ninguna oportunidad de repetirse en otras.

En consecuencia, el ritmo de la recuperacin en el turismo y otras actividades estar determinado sobre todo por la rapidez con que se efecte la reconstruccin. La principal advertencia aqu ser la amenaza de una enfermedad derivada de las extensas inundaciones y de la alta cantidad de muertos en las zonas afectadas. Una vez que esta amenaza retroceda, rpidamente debe ocurrir lo mismo con los factores que inhiben los viajes y la reanudacin de la actividad econmica. En pases cuyos destinos de playa han resultado afectados -las zonas alrededor de Pukhet y el sureste de Tailandia son los ejemplos ms prominentes, junto con partes del sur de Sri Lanka-, es probable que el turismo se recupere con razonable rapidez una vez que se reparen los hoteles y se reconstruyan los muchos restaurantes que fueron arrastrados por las olas. Los tsunamis golpearon a Tailandia en plena temporada turstica; una prueba clave ser cunto de la reconstruccin se habr completado para el prximo periodo vacacional -el ao lunar chino-, que ocurrir de principios a mediados de febrero. Dicho esto, es probable que 2005 sea un ao difcil para el turismo en el sureste de Asia, que apenas se est recuperando del SARS.

En lo poltico, hacer frente al desastre ser una prueba de particular importancia para los gobiernos de Tailandia e Indonesia. El primer ministro tailands, Thaksin Shinawatra, enfrenta una eleccin general en febrero de 2005. Si bien se prev que su partido tendr una cmoda victoria, su gobierno ha estado bajo presin por el manejo que ha hecho de otros problemas del pas, como la influenza aviar y la violencia sectaria en las provincias del sur. Esta presin podra incrementarse si no se observa una atencin gubernamental competente a la emergencia reciente. En Indonesia, uno de los pases ms afectados, el desastre ofrece la primera verdadera prueba de liderazgo para el recin electo presidente Susilo Bambag Yudhoyono. El apoyo popular es importante para que pueda llevar adelante su programa, por lo cual necesitar atender bien la emergencia, sobre todo porque involucra la provincia de Aceh, polticamente sensible, que ha estado sometida a una rebelin separatista. Sin embargo, si Yudhoyono acta con rapidez y acude en auxilio de esa regin, puede con ello reducir el resentimiento que la poblacin de sta abriga hacia las autoridades centrales de Yakarta, y proporcionar as un catalizador para la reanudacin de las plticas de paz.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter