Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-02-2010

Sobre el Sacristn que podemos seguir leyendo en el siglo XXI (III)
Laye, la inolvidable

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


La revista sali con dos formas distintas. Los primeros nmeros tenan un formato bastate grande y se editaban como boletines de la Asociacin del Colegio de Licenciados y Doctores. Despus, a partir el nmero 9 o 10, no lo puedo precisar en estos momentos, se convirti, de hecho, en una nueva revista de contenido ms terico, ms intelectual, y en este cambio, la funcin de Sacristn fue decisiva [] Milagrosamente, si se me permite la expresin, logramos editar una revista con cara y ojos, con cuerpo, que por depender de un rgano de la Delegacin Nacional de Educacin no pasaba censura.

Josep M. Castellet. Entrevista para Acerca de Manuel Sacristn (1996)

En una carta a su amigo Juan Carlos Garca Borrn de febrero de 1951 [1], Manuel Sacristn da cuenta de los primeros compases y reacciones (obispado barcelons no excluido) ante una revista que publicaba sus primeros nmeros:

Meses antes, en 1950 [2], le haba escrito tambin a su amigo de juventud dando cuenta de dos aportaciones recin escritas:

Los patrocinadores de la revista [3] empezaban a ver el talante poco catlico de los jvenes letraheridos que dirigan, de hecho, la publicacin:

Sobre el nombre de la publicacin [4], Sacristn escriba esta nota aclaratoria:

El mismo dada cuenta, en la edicin de Intervenciones polticas [5], de una de las secciones de Laye de las que se ocupaba:

Sacristn public en Laye (Castellet: la inolvidable) reseas, crtica literaria, crtica teatral, notas, artculos filosficos y politicos Algunos de estos trabajos fueron recogidos en volmenes de Panfletos y Materiales, en el segundo, tercer y cuarto concretamente.

En Papeles de filosofa, Sacristn incluy: Nota acerca de la constitucin de una nueva filosofa, Homenaje a Ortega, Verdad: desvelacin y ley, y doce reseas, cinco de ellas dedicadas a obras de Simone Weil.

En Intervenciones polticas, pueden verse Comentario a un gesto intrascendente, Entre sol y sol I, Entre sol y sol II y Entre sol y sol III.

Por ultimo, en Lecturas se recogen El gran periplo de T. Wilder en La piel de nuestro dientes, Il conformista de Moravia, Tres grandes libros en la estacada, El deseo bajo los olmos de Eugne ONeill, El Cnsul de Gian Carlo Menotti, Una pica en Flandes, un tiro por la culata y algunos nombres propios, una necrolgica sobre E. ONeill y una reconocida resea del Alfanhu de Rafael Snchez Ferlosio.

Sin nimo de exhaustividad, otras aportaciones suyas a Laye, no incluidas en Panfletos y Materiales, fueron las siguientes:

Nuestra presencia, en Laye, n 1, marzo de 1950, p. 1.

El problema de Europa, en Ibidem, pp. 8-9.

Notas a la primavera universitaria, en Ibidem, p. 12.

Dos conferencias, en Ibidem, pp. 49-50.

Concepto kantiano de historia, en Ibidem, pp. 5-24 [9].

No es posible dar aqu cuenta detallada de este conjunto de aportaciones pero s dar alguna pincelada de las menos transitadas y destacar pasajes especialmente brillantes. Este, por ejemplo, pertenece a un comentario de Sacristn de 1954 sobre el castellanismo y universalidad del Alfanhu ferlosiano [11]:

En este ootro fragmento [12], se habla de los tesoros incomparables del Alfanhu:

El segmento ureo del Alfanhu [13], la perspectiva que permite sus otras dimensiones es vista as por Sacristn:

En este fragmento de su artculo de 1953 sobre Heidegger y Ortega (Verdad: desvelacin y ley) [14] Sacristn se aproximaba del modo siguiente a la nocin de la verdad como esencial libertad:

[ La siguiente resea de 1951 en torno A la espera de Dios es una de sus cinco aproximaciones a obras de Simone Weil (Attente de Dieu. ditions du Vieux Colombier. Pars, 1950). Contiene una clara crtica al trabajo editor de J. M. Perrin:

Jos Gaos, sus traducciones e investigaciones, la filosofa republicana exiliada y la robusta tradicin de la Revista de Occidente, tampoco estuvieron ausentes en sus aportaciones. El siguiente texto es una aproximacin a la traduccin castellana de Gaos de Sein und Zeit:

Tampoco estuvieron asuntes aproximaciones a poetas de la generacin de los 50 como Alfonso Costafreda (vase anexo). El Nuevo clasicismo teatral era visto as en esta nota de 1950 sobre La piel de nuestros dientes:

En el que fuera una de sus ltimas aportaciones a Laye, un texto de 1954 sobre el teatro clsico en Barcelona, Sacristn apuntaba en torno a las obras clsicas y la pedagoga:

Sacristn no slo un crtico teatral de referencia, como ha sealado su amigo de juventud el poeta y crtico Jaume Ferran, sino que autor de una pieza teatral de un slo acto y de un artculo sobre el teatro espaol bajo el regimen franquista que apareci en una revista alemana de literatura. Vale la pena acercanos a ello con ms detalle en una prxima entrega. Antes de ello, para finalizar esta nota sobre Sacristn y Laye es imprecindible reproducir uno de los textos ms bellos que escribi para la inolvidable, su breve aproximacin al autor de Estudios sobre el amor, el homenaje a Ortega que public en el nmero especial que Laye dedic al filsofo que promovi la Liga para la Educacin Poltica espaola.

Sealando fines, preocupndose no tanto por su consecucin sino porque los seres humanos, autnomamente, autodeterminndose, se la propongan. Enseando no slo temticas y cosas, sino aristas y nudos del vivir y existir humanos. Tal fue tambin la divisa de Sacristn

Anexo: Sacristn y Nuetra elega de Costafreda

El siguiente texto es la resea que Sacristn public en el nmero 2 de Laye sobre Nuestra Elega de Costafreda, el libro ms importante del momento. No fue incorporada a los volmenes de Panfletos y Materiales.

Cuando Sacristn tradujo en 1968 Palabra y objeto de Quine, eligi para ilustrar el apartado 28 -Algunas ambigedades de la sintaxis- del texto del gran lgico y filsofo norteamericano unos versos de Alfonso Costafreda:

Lluvia de la maana ya presiente

la tierra gris tu venturoso vuelo

y en espera de ti se ofrece al cielo

delicado rosal rosa impaciente

con la siguiente nota a pie de pgina: Sin puntuacin en el texto del poeta A. Costafreda.

Notas:

[1] Carta a Juan Carlos Garca Borrn, febrero 1951. En Juan Carlos Garca Borrn, La posicin filosfica de M. Sacristn, desde sus aos de formacin, mientras tanto 30-31, 19897, pp. 46-47

[2] Ibidem, p.45.

[3] Ibidem, p. 47.

[4] Informacin profesional, Laye nm 4, pgina 2.

[5] Manuel. Sacristn, Intervenciones polticas, Barcelona, Icaria, 1985, p. 17, nota.

[6] Atribucin, con algunas dudas, de Laureano Bonet.

[7] Ibidem

[8] Atribucin de Laureano Bonet.

[9] ltima reimpresin en Sacristn 2007: 99-120. Fue publicado tambin, con el nmero 7, como separata de la revista Laye, y como un captulo de: AA.VV. Hacia una nueva historia, Madrid, Akal, 1976, pp. 85-108.

[10] Sacristn eligi una cita de Garcilaso para la contraportada de este ltimo nmero de Laye: Sufriendo aquello que decir no puedo.

[11] M Sacristn, Una lectura del Alfanhu de Rafael Snchez Ferlosio, Lecturas, Icaria Barcelona, 1985, pp. 67-69.

Danilo Manera, en su Introduccin (1996) para la edicin de Alfanhu en clsicos contempornos comentados de Destino, apuntaba lo siguiente sobre este ensayo de Sacristn: Es el primer estudio importante sobre IAA y hasta hoy uno de los ms interesantes. El lector lo encontrar al final del presente volumen.

[12] Ibidem, pp. 69-74.

[13] Ibidem, p. 86.

[14] Manuel Sacristn, Verdad: desvelacin y ley, Papeles de filosofa, Icaria, Barcelona, 1984, pp.42-43.

[15] Ibidem, pp. 470-471.

[16] Ibidem, pp. 491-497.

[17] M. Sacristn, El gran periplo de Thornton Wilder en La piel de nuestros dientes, Lecturas, ed cit, p. 7.

[18] M. Sacristn,Teatro clsico en Barcelona,Laye n 24, 1954, p. 91.

[19] M. Sacristn, Homenaje a Ortega, Papeles de filosofa, ed cit, pp. 13-14.

Rebelin ha publicado este artculo a peticin expresa del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes. http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter