Portada :: Mundo :: Tsunami en Asia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-01-2005

Nueva oportunidad para paz en Aceh

Step Vaessen
Radio Nederland


Nunca hubo una mejor oportunidad para poner fin al sangriento conflicto en la provincia indonesia Aceh. Casi un milln de habitantes de Aceh depende de la ayuda humanitaria. En vez de lucha armada, la traumatizada poblacin necesita vivienda y paz.

Aceh-Yudhoyono.jpgEl presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, se ha declarado dispuesto a negociar con los rebeldes del Movimiento para un Aceh Libre, GAM. Al parecer, se celebraran negociaciones secretas, pero no con la direccin de GAM en Suecia, a la que el presidente indonesio no acepta como interlocutor, sino con los dirigentes en Aceh o Malasia.

Esta semana, Yudhoyono consult incluso a los embajadores de Estados Unidos, Gran Bretaa, Suecia, Singapur y Libia. Hasta ahora Aceh ha sido considerado como un asunto estrictamente interno. El portavoz del Gobierno ha informado que el presidente ofrece una autonoma especial y amnista para los rebeldes que se entreguen. Sin embargo, hasta ahora el GAM slo incluye un punto en la agenda, el cual no est dispuesto a abandonar: la independencia total.

La presencia de los equipos de ayuda del extranjero es favorable a los rebeldes. Durante casi dos aos, Aceh permaneci aislado del mundo exterior, y los alzados debieron retirarse a las montaas. Ahora que el mundo puede comprobar que Yakarta abandona a la provincia a su destino, esperan ganar el apoyo de la comunidad internacional. Despus del maremoto, la ayuda tard mucho en llegar. Pero, incluso antes de la catstrofe, los habitantes de Aceh nunca han confiado en las buenas intenciones de Yakarta, pues en su provincia no hay ningn progreso econmico, reina la corrupcin y se asesina y tortura a ciudadanos inocentes.

No obstante, a raz de la divisin en el seno de GAM, los insurgentes tampoco pueden lograr progresos. Una parte de ellos se ocupa del tema poltico, mientras que otros se dedican al saqueo. El GAM ha perdido mucho apoyo, porque grupos de as llamados rebeldes roban, intimidan y extorsionan la poblacin. Al mismo tiempo, se les acusa de asesinar a personas que colaboran con el Gobierno, como funcionarios de Estado y profesores. Hasta ahora, ningn pas apoya las aspiraciones independentistas del GAM, y es poco probable esta situacin cambie ahora. Los rebeldes debern que salvar lo que puedan de su movimiento, y participar en eventuales negociaciones de paz. Por su parte, el Gobierno deber tomar en serio a los habitantes de Aceh, porque, desde hace aos, ellos se encuentran entre la espada y la pared.

A pesar de todo, cabe preguntarse si el presidente indonesio podr resistir la presin de los militares. Hace dos aos, siendo ministro de Seguridad, Yudhoyono intent infructuosamente lograr la paz en Aceh mediante negociaciones. Bajo presin del Ejrcito, se vio obligado a abandonar las conversaciones. Seguidamente, la entonces presidenta, Megawati Sukarnoputri, declar el estado de sitio. Desde entonces, el Ejrcito intenta derrotar a los rebeldes. A pesar del alto el fuego, proclamado inmediatamente despus de la catstrofe, los insurgentes siguen activos. De los 30.000 militares en Aceh, la mitad se dedica a ayudar a las vctimas, mientras que la otra mitad contina la persecucin de los rebeldes. Por su parte, los soldados alegan que no les queda otra opcin, y que slo repelen ataques. Los rebeldes sostienen que las acusaciones son parte de una campaa para desacreditar a su movimiento GAM.

Si el Gobierno desea negociar, debe darse prisa. Cada da, la situacin en Aceh se normaliza un poco ms, y eso significa que tanto el Ejrcito como el GAM vuelven a ocupar sus anteriores posiciones. En tal caso, Indonesia habr perdido una gran oportunidad de alcanzar la paz en Aceh.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter