Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-02-2010

El colapso de la "economa de papel"
Banqueros bajo fuego en Davos, de amos a "villanos" de la crisis

Manuel Freytas
IAR Noticias

Actores centrales del colapso financiero que luego devino en crisis recesiva con despidos laborales en masa en EEUU y Europa (que todava continan), protagonistas (y responsables) hegemnicos de la depredacin especulativa con la "economa de papel" (sistema del apalancamiento) que devast a las economas reales del planeta (de la que todava no se han recuperado), los banqueros, en su propio feudo de Davos, en el foro universal del capitalismo "sin fronteras", pasaron (en un vuelo sin escalas) del estrellato a la decadencia.


Y no se trata precisamente de un medio alternativo, sino del propio vocero de la catedral financiera del Imperio, The Wall Street Journal, quien afirma este lunes que los banqueros, de ser "los amos del universo" han pasado a ser a los "villanos de la crisis".

El lema extraoficial de la reunin del Foro Econmico Mundial que concluy el domingo, pareca ser: "En primer lugar, matemos a todos los banqueros", seala el Journal en un sorprendente articulo titulado: "Los banqueros en Davos: de los amos del universo a los villanos de la crisis".

Hasta hace poco, seala, los ejecutivos del mundo de las finanzas eran los "reyes de la cumbre de la lite mundial que se realiza todos los aos en los Alpes suizos".

Para el diario, el desdn que qued en evidencia en el encuentro de este ao es una seal de la reaccin internacional en contra del sector financiero". Y agrega: "La ira popular sobre el papel de los bancos en la crisis financiera y su comportamiento posterior se ha contagiado a los ejecutivos de algunas de las mayores empresas del mundo, polticos y reguladores".

La ira dirigida contra los bancos desde todos los rincones fue palpable, reconoce Donald Moore, presidente de la junta de Morgan Stanley en Europa, citado por el Journal, mientras estudia unos grficos sentado solo en Global Village, el caf del Foro. Consultado sobre qu otros grupos haban sido tan impopulares en Davos en otros aos, contest rpido: "los terroristas".

"Creo que la relacin entre el gobierno y los bancos ha cambiado de manera irreversible",sostuvo por su parte Peter Sands, presidente ejecutivo de grupo del banco britnico Standard Chartered Bank y copresidente del foro de Davos.

"La atmsfera poltica se ha vuelto txica para los bancos. Muchos banqueros han mantenido un perfil bajo y prefirieron las reuniones privadas a participar en los paneles de discusin. Bajo una creciente presin, algunos incluso le han dado la espalda a sus propios colegas", apunta The Wall Street Journal.

Hace un ao, en febrero de 2009, representantes de los principales conglomerados bancarios se hicieron presentes en el Capitolio para "explicar" a los congresistas qu hicieron con la danza billonaria de dlares que recibieron en concepto de "salvataje" por parte del Estado USA, cuya administracin -ahora con Obama- contina utilizando dinero pblico para rescatar a bancos e instituciones privadas quebradas por la crisis.

El primer tramo del macro-negocio privado de los pulpos bancarios con la crisis financiera se inici en octubre de 2008 con la aprobacin por parte de la Cmara de Representantes de EEUU del plan de crisis de Bush para salvar a las entidades quebradas con dinero pblico. Una operacin inicial de US$ 700.000 millones que el Tesoro USA (por medio de emisiones de deuda pblica) entreg a los bancos privados del Sistema de la Reserva Federal. (Ver: Quines controlan el negocio del plan de rescate financiero: El papel de Goldman Sach).

Tras asumir en enero de 2009 , la administracin Obama lanz otro programa de "rescate financiero" por medio del secretario del Tesoro, Timothy Geithner (ex presidente de la Reserva Federal de Nueva York),que triplic la ayuda de Bush, movilizando hasta US$ 2 billones (1,5 billones de euros), procedentes del Tesoro, de la Reserva Federal y de inversores privados, bajo el argumento de que servira para evitar la catstrofe financiera.

Posteriormente, los mismos legisladores demcratas y republicanos que votaron el plan de rescate de Bush instaron a los banqueros a reconocer la "ira" de los contribuyentes ante la escasa "transparencia" sobre el manejo de los fondos y la percepcin de que el dinero no se us para cumplir con la meta de flexibilizar el crdito a los consumidores y negocios ni tampoco sirvi para detener el colapso financiero en EEUU.

"Reina un gran indignacin en el pas, y buena parte se justifica", seal el representante demcrata Barney Frank, lder del Comit del Congreso, tras la reunin con los directivos de los bancos

Pero fue el representante de Goldam Sach quien expres el sentir general: "Es muy claro que hemos quedado en el medio de la furia popular. En mis 26 aos en Goldman Sachs nunca vi mayor distancia entre el ramo de servicios financieros y el pblico" admiti el presidente de ese banco, Lloyd Blankfein.

En su artculo de este lunes, The Wall Street Journal seala que "El apoyo a una ofensiva ms agresiva de los gobiernos para limitar las prcticas de los bancos es mayor de lo que pareca posible hace apenas unas semanas. Las propuestas para la creacin de nuevos impuestos y reglas ms estrictas en Estados Unidos, Gran Bretaa y otros pases estn reforzando la determinacin de los funcionarios a ambos lados del Atlntico de no permitir que el sector financiero salga ileso, despus que sus prdidas provocaran una recesin econmica mundial".

"El alivio generado por la mejora de la crisis econmica -contina- est dando paso a exigencias de cambios de largo alcance y a un cuestionamiento del valor de muchas actividades del sector financiero".

Segn el Journal, "Muchos opinan que los bancos son los grandes responsables de su mala imagen al aparentemente regresar a una cultura marcada por asumir grandes riesgos y otorgar jugosas bonificaciones despus de salir de la unidad de cuidados intensivos.

"Creo que los bancos evaluaron mal los arraigados sentimientos del pblico en torno a los efectos devastadores de la crisis", dijo al diario Guillermo Ortiz, el ex gobernador del Banco de Mxico.

La utilizacin del Estado para salvar a los bancos privados con fondos pblicos ya gener en la opinin pblica norteamericana un proceso de rechazo creciente, y aunque la prensa norteamericana "oculta" sistemticamente la verdadera naturaleza de los rescates (el negocio de un puado de conglomerados del sistema bancario de la Reserva Federal), los banqueros han pasado a ocupar la figura de mayor rechazo entre el ciudadano comn.

La indignacin se acentu y comenz a crecer, en febrero de 2009, cuando la prensa norteamericana, difundi comentarios irnicos y burlescos sobre la crisis que haban formulado algunos miembros de Kappa Beta Phi, una fraternidad exclusiva y reservada de los pulpos bancarios de Wall Street, algunos de los cuales haban estado en el Capitolio con los representantes de la corporacin bancaria

Pero, y mientras la "fraternidad" financiera contina ironizando sobre la crisis, a la sombra del Estado USA, el sistema bancario privado que controla la Reserva Federal de EEUU concreta un negocio billonario en las bolsas con los impuestos pblicos (el dinero de los contribuyentes que abona los "mega-rescate") lo que hace que el costo de la crisis financiera privada sea pagado por todo el pueblo norteamericano.

Esto carga y acenta cada vez ms el rechazo popular hacia los banqueros que finalmente, como lo subraya el Journal, tuvieron su propio Waterloo en Davos.

El colapso de la "economa de papel"


Todas las seales indican que la ola de la "burbuja financiera" del capitalismo especulador sin fronteras, la reproduccin del dinero por el dinero el mismo, a pesar de estar todava vigente con los "rescates", se desmorona sobre las mismas lacras que invent: El reinado del "apalancamiento financiero" (el endeudamiento sin respaldo) y la "economa de papel" fundada sobre el cadver de la economa real.

Por falta de "efectivo" en ventanilla, finalmente la "economa de papel" hizo crash, choc contra la realidad, y comenz a hundirse a la hora sealada ante la impotencia manifiesta de sus creadores y sostenedores: Los Estados centrales del sistema capitalista.

Desde que estallara el colapso bancario y burstil en septiembre del 2008, el sistema nunca pudo recuperarse, y finalmente la crisis de la "economa de papel" termin impactando en la "economa real", primero en las metrpolis imperiales de EEUU y Europa, extendindose luego por toda la periferia "subdesarrollada" y "emergente" de Asia, frica y Amrica Latina.

Hay expertos que sostienen que un equivalente billonario a ms de un PBI de EEUU y Europa juntos circula en papeles sin respaldo de la "burbuja financiera" que se gener en Wall Street en la dcada del noventa desparramando ganancia especulativa a escala planetaria.

Las "sper-fortunas" personales, los "sper-activos empresariales" se nutrieron de este macro-robo monumental del capitalismo financiero especulador que invent una economa paralela: La economa de papel.

Esa economa es la que hoy (a pesar de las teoras oficiales sobre la "recuperacin") est estallando junto con los macrobancos y macroempresas que lideraron el desfalco capitalista y que al final se encontraron con sus bvedas sobrecargadas de papeles sin valor: La chatarra de la "burbuja financiera".

La cada del sistema del "apalancamiento financiero" (crecimiento de los negocios productivos y comerciales mediante el endeudamiento financiero sin respaldo) dej una montaa de papeles intiles con la quiebra bancaria en cadena de 2008.

La "bicicleta financiera", o rueda perversa de la especulacin, dej un cementerio de "activos txicos" en poder de los bancos y las empresas que haba diseminado la "burbuja fianciera" a escala global.

En un ciclo de reproduccin perversa del "dinero por el dinero mismo" (transferencias informatizadas a escala global) la dinmica de los grupos financieros sper-concentrados revel el predominio del capital especulativo (dinero sin fronteras) sobre el productivo, como dato ms sobresaliente y distintivo de la llamada "globalizacin" del sistema capitalista en decadencia.

Como se sabe, y lo destacan una multitud de expertos, EEUU, la locomotora del sistema capitalista "globalizado", sustituy a la "economa real" por la "economa bancaria", o sea, sustituy a la "economa de los recursos genuinos" (respaldados por la produccin) por la "economa de los papeles" (acciones de deuda sin respaldo) circulando por los mercados financieros globales.

Durante el proceso del "boom inmobiliario" en EEUU que devino en la "burbuja hipotecaria" a escala global, la Reserva Federal mantuvo las tasas bajas, las calificadoras otorgaron "credibilidad" y "seguridad rentable" a los bonos, y la prensa financiera (a travs de los analistas de mercado) publicit la ola inversora de la "burbuja hipotecaria" a escala global.

Todo estaba de "buena onda" y la acumulacin capitalista funcionaba de maravillas con la "burbuja" y el festival de bonos y acciones del negocio inmobiliario de EEUU "globalizado" por medio de los grandes bancos y fondos de inversin que los esparcan y le expriman rentabilidad financiera escala global.

Y lleg el "lunes negro", de septiembre de 2008, donde la quiebra del gigante Lehman Brothers marc el principio de un salto cualitativo: La crisis hipotecaria devino finalmente en crisis del crdito caracterizada por una iliquidez pronunciada y creciente del sistema financiero.

En resumen, y como resultante del proceso, los tenedores de los bonos subprime "desvalorizados" comenzaron a venderlos en masa generando un colapso generalizado (de todos los ndices y acciones) de los mercados financieros en EEUU, Europa, Asia y Amrica Latina.

Los gigantes bancarios e hipotecarios comenzaron a derrumbarse arrastrando consigo a todo el sistema financiero imperial de EEUU y de Europa.

Lleg la "crisis financiera", y desde septiembre de 2008, la Reserva Federal y las autoridades monetarias del capitalismo cambiaron de la "buena" a la "mala onda": Comenzaron a subir las tasas e inyectar dinero en el mercado para "salvar al sistema" mientras vaticinaban (y siguen vaticinando) sombros pronsticos para EEUU y la economa mundial.

Finalmente la "crisis financiera" deriv en "crisis financiera-recesiva" (de la cual el sistema todava no consigue recuperarse del todo), y cuyo impacto en la baja del consumo y del empleo ya desat las bases de una "crisis social" de difcil pronstico en Europa y EEUU.

Este proceso, finalmente estall, y convirti a los banqueros -como sostiene The Wall Street Journal- en los "villanos" del foro de Davos, la mxima tribuna de exposicin publica del lobby capitalista sionista (la agenda oculta la desarrollan en el foro secreto del Grupo Bildelberg) que controla todos los circuitos (productivos y especulativos) de la economa global del planeta.


http://www.iarnoticias.com/2010/secciones/norteamerica/0020_banqueros_bajo_fuego_01feb2010.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter