http://www.rebelion.org
A F R I C A 

2 de septiembre del 2003

Guinea.- Severo Moto constituye en Madrid un Gobierno en el exilio y promete implicar a Guinea en el proceso de globalización y en la adopción de un “modelo económico liberal”.

www.guineaecuatorial.net
(publicado por: jondondong)

El presidente del Partido del Progreso (PP), Severo Moto, asumió en Madrid el cargo de presidente del primer Gobierno en el exilio de Guinea Ecuatorial con el propósito de conquistar el poder en Malabo para liderar un proceso de transición hacia la democracia. Este proceso se basaría en la convocatoria de elecciones generales y locales en todo el país, en un plazo de entre seis y nueve meses desde su "desembarco en Guinea", como paso previo para la creación de una nueva Asamblea Constituyente.

Asimismo, aseguró que el actual presidente, Teodoro Obiang Nguema, responderá de sus crímenes ante la Justicia y se comprometió a respetar los contratos petroleros firmados por el actual régimen.

El Gobierno en el exilio fue constituido hoy en Madrid en un acto al que asistieron todos los integrantes del gabinete, formado por la coalición del Partido del Progreso, Acción Popular de Guinea Ecuatorial (APGE) y Partido Liberal (PL).

Entre sus más destacados se encuentra el vicepresidente y ministro de Hidrocarburos, Armengol Engonga Ondo; el ministro de Asuntos Exteriores, el periodista y escritor Donato Ndongo Biyogo; el ministro de la Función Pública, Miguel Esón Eman, secretario general de APGE; y el ministro de Trabajo y Acción Social, Malela Idjabe Ngadi, secretario general de PL. La única mujer es Regina Mañe Ela, ministra de Educación y Cultura, quien fue candidata a la alcaldía de Malabo en 1995 por la Plataforma de Oposición Conjunta (POC).

Durante su discurso de "investidura", Moto se comprometió a "romper en añicos de olvido el opaco cristal de tragedias, muertes y desesperación" que ha sufrido el pueblo de Guinea Ecuatorial, tras 35 años de "negras sombras de miedo, de corrupción, de tiranía y de oscurantismo".

Con ese cometido, Moto anunció que su Gobierno en el exilio lleva "bajo el brazo" un proyecto de Constitución que deberá analizar la Asamblea Constituyente que se forme tras las elecciones generales que convocará su gabinete una vez llegue al poder, en un plazo de seis a nueve meses, "como mucho".

Moto no especificó cuándo ni cómo espera que llegue ese momento de llegada al poder, pero explicó, en un encuentro privado con la prensa, que la enfermedad de Obiang (tiene cáncer de próstata), las luchas internas que ya hay por el poder en el futuro y el descrédito internacional del régimen serán factores importantes para ello. Entre las medidas que incluye el proyecto de Constitución destacan la abolición de la pena de muerte, la liberación de todos los presos políticos y la institucionalización de un fondo para las generaciones futuras "alimentado por los recursos petrolíferos del país, como fuente de poder y riqueza para las nuevas generaciones", en un país en el que la esperanza de vida actual es de 54 años.

Asimismo, Moto se compromete a llevar ante la Justicia a Teodoro Obiang, quien "ha depredado el país, ha secuestrado el erario público y ha violado todos los Derechos Humanos". "Está llamado a sentarse en el banquillo de los acusados", aseveró.

PLAN ECONOMICO

Severo Moto también anunció las líneas generales del plan económico de su Gobierno, basado en el modelo liberal y en el desarrollo de las actividades integradas en la extracción del petróleo y del gas con vistas a maximizar el valor añadido globalmente.

Asimismo, su equipo de gobierno defiende la implicación de Guinea Ecuatorial en el proceso de globalización mediante su integración en organismos internacionales como la Organización Mundial del Comercio, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Asimismo, su gabinete defiende la conclusión de acuerdos bilaterales con los países de la región, además de con España y Estados Unidos.

Moto insistió mucho en que su gobierno, de llegar al poder, respetará los actuales compromisos, "incluso viniendo de una dictadura", con las empresas extranjeras sobre la explotación de los recursos petrolíferos del país (entre las que se encuentra Repsol). "No somos un elefante que entra en una cacharrería", afirmó. "La guerra no es contra ellos, es contra la dictadura", añadió.

Al respecto, comentó en privado con varios periodistas que algunas compañias petrolíferas le han expresado su preocupación por la falta de seguridad jurídica que existe actualmente en Guinea Ecuatorial y le han mostrado la "vergüenza" que supone que tantos recursos procedentes del petróleo "se queden en los bolsillos de un solo hombre", en referencia a Obiang.

Moto aseguró que para la formación de su gobierno se ha contactado con toda la oposición, incluida la Convergencia para la Democracia Social (CPDS) de Plácido Micó, pero añadió que "no todos estamos en la misma dimensión del riesgo para dar este salto cualitativo", en referencia a la negativa inicial del resto de formaciones a formar parte del Gobierno en el exilio.

Envia esta noticia