EL REINO DEL REVÉS

30 de julio del 2002

Sobre Rubén Dri y La Tablada

Joaquín Ramos

La trayectoria de Rubén Dri como pensador y militante de la izquierda peronista argentina es bastante conocida. Este ex cura militó en el Peronismo de Base y tiene escritos varios libros sobre teología de la liberación, corriente a la que sospecho suscribe. Perdonen si no me explayo más pero no soy un experto en este tema, así que doy por sentado que es un militante conocido y paso al siguiente tema.

Lo que poca gente sabe es que, además de lo anterior este hombre, que sigue hablando como militante, es un delator.

Rubén participó del Movimiento Todos por la Patria MTP desde su fundación e incluso fue parte de la Mesa Nacional. Dirigía una especie de asociación paralela al movimiento llamada "El encuentro cristiano". Durante el año 87 se distancia del MTP por diferencias de construcción. Hasta ahí lo típico de la izquierda de casi todo el mundo. Pero el MTP toma o intenta tomar el 23 de enero de1989 el cuartel de La Tablada en la provincia de Buenos aires, Argentina.

Los atacantes son masacrados. Asesinados después de rendirse y torturados todos los sobrevientes (el informe de la OEA al respecto es muy esclarecedor) para luego ser llevados a una farsa de juicio donde se convalidó toda la represión y se los condenó en su mayoría a cadena perpetua. Mención aparte merece que los militantes del MTP detenidos fuera del cuartel y que, sin haber participado del asalto, son condenados a penas entre 10 y 15 años de prisión; pero quizás el caso más conocido es el del cura capuchino Antonio Puigjane. Fue condenado por ser miembro del secretariado nacional del MTP pese a que negó siempre haber tenido información del ataque y no había pruebas que lo inculparan. Su condena: 20 años por ideólogo. Hoy es el único preso político argentino reconocido por Amnistía internacional como preso de conciencia.

Ustedes se preguntaran ¿Qué tiene que ver Rubén Dri en esto? Muy fácil: Rubén se presentó voluntario a declarar en el juicio y con su gran capacidad intelectual aportó ideas para la línea argumental de... ¡ la fiscalía!!!

Primero negó conocer a Gorriaran, cosa que es absolutamente falsa, y luego dijo que se había ido del movimiento cuando este se convertía en un partido de cuadros pues, y cito, "de ahí a la lucha armada hay sólo un paso". Cuando le preguntaron si creía que Antonio Puigjane conocía del ataque al cuartel dijo que, según su opinión, Antonio debía conocer los planes y acusó a Miguel Aguirre de ser el instigador de la incorporación de Gorriaran al MTP, a sabiendas de que estaba mintiendo. Luego elaboró toda una teoría de la existencia de un núcleo de acero dentro del MTP que pretendía imponer la lucha armada al resto y que él se había ido al percibir eso. Tesis que el fiscal recogió gustosamente en su alegato.

Más allá de la valoración que se tenga de La Tablada, del MTP y de Gorriaran hay que tener en cuenta que se estaba hablando ante un tribunal de la justicia argentina (que es cualquier cosa menos popular) y que la vida de unos militantes estaba pendiente de ese resultado. Obviamente no creo que esas declaraciones fueran decisivas a la hora de las condenas pero me parece que son una muestra clara de falta de dignidad. Me parece que un hombre así no debería hablar más sin que se le cayera la cara de vergüenza y que no tiene altura moral para participar en debates y aportar sus cosas como si fuera el militante que fue hace muchos años. Sólo el aislamiento político del MTP explica que este hombre no haya tenido nunca que dar explicaciones por lo actuado.

De todo esto soy testigo pues soy uno de los presos políticos de La Tablada, actualmente en libertad condicional y estando preso sentía mucha impotencia al oír hablar a este hombre como si fuera un revolucionario o dar una cátedra sobre el Che en la universidad de Buenos aires. A nosotros que todavía hoy estamos presos, que tenemos un montón de compañeros queridos asesinados por los militares, se nos pidió miles de veces una autocrítica al respecto y a un hombre como Rubén nunca se le pidió nada. Me parece una injusticia que esta situación se mantenga ahora, 13 años después de su delación ¿Qué tiene que decir Rubén Dri? ¿Qué autocrítica hace al respecto? Porque no se conformó con esto sino que se pasó 13 años silenciando nuestra voz en todos los lugares que pudo, impidiendo que se leyeran nuestros comunicados, obstaculizando que salieran de los cristianos argentinos declaraciones de solidaridad con los presos políticos de La Tablada.

Este Hombre, tal cual están las cosas ahora (sin autocrítica, ni nada por el estilo) no debería hablar en nuestros medios, ni compartir espacios, ni nada. A menos, claro esta, que las cosas hayan cambiado tanto que no nos dé asco este tipo de actitud y como dice el tango: ...estemos todos en el mismo lodo, todos manoseados...

Joaquín Ramos
Preso político de la Tablada