http://www.rebelion.org

7 de noviembre de 2003

Madre Teresa, un mito más. Hipocresía diabólica

José Rayo Navas
Cádiz Rebelde

El pasado 19 de octubre, dentro de los actos conmemorativos del 25 aniversario de la llegada al solio pontifício de Karol Wojtyla, alias Juan Pablo II, se produjo con toda pompa la canonización de una leyenda. Una leyenda forjada a partir de la tergiversación de la realidad; amparada en una falta de sentido crítico de una población que se asemeja a un rebaño de borregos. No en vano, le gusta a la clericalla hablar de la “grey” y al patético Wojtyla asignarse la función de “pastor”.


Con Dios, con corruptos capitalistas y ........


Es un hecho escandaloso cuando menos para una “hermana de la caridad” el haber aceptado más de un millón de dólares de Charles Keating, un estafador de Lincoln Savings & Loans. Cuando se inició el proceso judicial de semejante ladrón, a la Madre Teresa le faltó tiempo para interceder en su auxilio ante el Juez, solicitándole clemencia y que “actuara como Jesús hubiera hecho”.

Uno de los letrados de la acusación, la escribió informándola de los 17.000 ahorradores a los que Keating robó $252.000.000. “Usted urge al Juez a que muestre compasión al igual que lo hiciera Jesús. Ahora, le hago yo el mismo desafío. Pregúntese qué haría Jesús si le diesen los frutos de un crimen; qué haría Jesús si estuviese en posesión de dinero robado; qué haría Jesús si fuese extorsionado por un ladrón para tranquilizar su conciencia”.

El letrado la solicitó que devolviera el dinero a sus legítimos dueños. A todo ello, esa “alma noble y abnegada” no se digno a contestar. Muy revelador.


........con los fascistas.


La humilde monja albanesa se vinculaba con reaccionarias fuerzas políticas. Así no es de extrañar su decidido apoyo a la familia Duvalier en Haití, a los que en su visita a Puerto Príncipe alababa como defensores de los pobres. Como tampoco lo son sus elogios a su compatriota, el dictador Enver Hoxha. En nuestro caso, no dudo en alinearse con el régimen franquista, despreciando a una oposición que luchaba por una sociedad secularizada. Tampoco sentía escrúpulo alguno en sus visitas a Nicaragua y Guatemala en disculpar las atrocidades perpetradas por los Contra o los escuadrones de la muerte.

Esa receptora del Premio Nóbel de la Paz en 1979, años más tarde haría campaña recaudatoria de fondos a favor de los clérigos nacionalistas croatas. Individuos que alentaron y conformaron el movimiento católico-fascista de los ustasha. Unos criminales que tenían como referente al que durante la 2GM fue su caudillo, el abominable Ante Pavelic. Un carnicero que, no podía ser de otro modo, encontró cobijo en la España católica de Franco donde falleció con la bendición papal de Pío XII.


Acción pastoral por el “nuevo orden”.


Uno de los aspectos más sórdidos que vinculan a la sacralizada Madre Teresa con intereses nocivos internacionales, es el apoyo y mutuo aprecio con Ralph Reed. Reed fue director de un poderoso grupo de presión social, la Christian Coalition. Un movimiento político fundamentalista fundado en 1989 por el teleevangelista y candidato a la nominación presidencial Republicana, Pat Robertson. Un hombre que apoyó decisivamente a George Bush padre. Robertson en los ’80, al igual que Oliver North, utilizaba supuestas acciones de ayuda religiosa para proporcionar armas a la Contra nicaragüense. Mientras, la señora Teresa de Calcuta exoneraba a esos grupos y a los paramilitares guatemaltecos. Estos últimos igualmente beneficiados por las generosas ayudas de Robertson, quien consideraba al líder de los escuadrones dela muerte Roberto D’Aubuisson como “una persona encantadora”.

Robertson creó y controla una importante cadena televisiva con la que influencia a millones de americanos, la CBN. La cadena es miembro de la Religious Roundtable ,una coalición de líderes religiosos, militares, políticos y de negocios trabajando juntos para hacer posible la implantación de los principios bíblicos en la sociedad.

El sostén de Teresa, Rlaph Reed es un miembro del agresivamente conservador think-tank Heritage Foundation. Sus informes tiene un tremendo impacto en las políticas exteriores de Washington. Promueve una acción de baja intensidad contra amenazas comunistas como Cuba. La Heritage sacó de un apuro de $73 millones a otro fundamentalista, Jerry Falwell, quien también pertenece a la Religious Roundtable. Un individuo destacado del movimiento cristiano-sionista, apoyando las políticas criminales de Sharon. Para estos sujetos, que influyen bastante en la actual Casa Blanca, “nunca importa lo que Israel haga, Dios lo quiere”.

Estos son algunos e los amigos con los que se codeaba esa santa dama.


Hipocresía aplicada.


Mientras ella ofrecía una miserable atención a los más miserables, ingresaba en las más caras y elegantes clínicas occidentales para tratar sus afecciones.

Mientras se le llenaba la boca en su amor hacia los pobres, no existe ningún estudio contable que indique la cuantía de ingresos recaudados. Cuantiosas sumas con las que podía haberse construido un moderno hospital u orfanato. A finales de los ’90 una antigua miembro de su congregación en New York, encargada de ingresar cantidades en una de las numerosas cuentas bancarias, indicaba que en esa sola cuenta había alrededor de $50 millones. Si ese saldo junto a otros se supone es para aliviar el sufrimiento de los más necesitados, se deberían ver resultados que no existen.

Mientras era una resuelta beligerante en contra del divorcio aun en los casos más lacerantes de abuso de una mujer, no tenía objeción alguna en aprobar con simpatía el divorcio de Diana de Gales.


La mística del sufrimiento.


Quisiera recoger una cita de un excepcional pensador a quien profeso gran estima y admiración:


El símbolo principal de la Iglesia es la cruz; y la cruz dista mucho de significar paz y bienaventuranza. La cruz es el símbolo del dolor y de la muerte. Y los cristianos, con una ingenuidad de la que ya es hora que vayan despertando, han plantado ese símbolo en sus vidas y en su cultura, y lo han paseado por todo el mundo con un orgullo suicida”

(Interpelación a Jesús de Nazaret. Salvador Freixedo. Ediciones Kaydeda)


Esa misma cruz que lucía la Madre Teresa cual condecoración, es la señal que indica toda una aberración mental glorificando el sufrimiento. Y esta era una de las principales dedicaciones de aquella mujer.

Uno de los voluntarios en Calcuta describía el centro de acogida como similar a las fotografías de enfermos de tifus en el campo de concentración nazi de Bergen Belsen. Prácticamente sin asistencia médica y carencia de fármacos, salvo algunas aspirinas.

Aunque la gente de forma ingenua aportaba donaciones, los centros de acogida no eran instalaciones sanitarias. Los que acudían con esa falsa impresión, se llevaban un gran desengaño. Ella se negó a llevar a un adolescente a un Hospital, por ejemplo.

El tema central no es ofrecer tratamiento. La cuestión no es un alivio del dolor, sino la promulgación de un culto basado en el sufrimiento y la subyugación.

Ella sólo proclamaba ofrecer a los moribundos una muerte católica.

Tantos millones recaudados solo tenían un fin, la apertura de conventos en numerosos países. Todo en aras de una mayor gloria de su orden e instituciones religiosas dogmáticas.

La clave de esa mentalidad nos la revela el gran crítico del cristianismo en general y de la Iglesia en particular, Karlheinz Deschner:

Se pretende mantener la conciencia del dolor como fruto del pecado. Pues sólo entonces recibe a la persona contrita, dispuesta para la penitencia, necesitada de su consuelo y su absolución, sometida, en definitiva; una persona cuya conciencia no ha sido fortalecida, sino doblegada para sus intereses.


Algunas reflexiones de urgencia.


Viendo la reacción y condicionamiento del público en este caso, se hace necesario adoptar una posición más crítica en cuanto a:



Tanto en uno u otro caso, a penas se toma el trabajo en profundizar bajo el barniz superficial que acomoda convencionalismos al uso, quedando patente que esas “evidencias” no son más que manipulaciones tendenciosas de medias verdades, cuando no mentiras descaradas.


El no ejercitar un sentido crítico nos hace vulnerables a miles y sutiles adoctrinamientos que favorecen a quienes ostentan el poder. La prueba está en cómo ante pronunciamientos aparentemente ciertos, la gente acepta conclusiones derivados de los mismos. Se trata, pues, de cuestionar aquellos para no dejarse orientar interesadamente. Con ello logramos desobedecer a un Sistema que continuamente implanta automatismos. Dicho de otro modo, ser individuos soberanos y no dar poder a quien nos quiere parasitar.


THE MISSIONARY POSITION

Mother Teresa in Theory and Practice.

Christopher Hitchens.

Verso Books. www.versobooks.com

Envia esta noticia